Saltar a: navegación, buscar

Ciudad

Ciudad
Información sobre la plantilla
Ciudad. Área urbana que ostenta una alta densidad de población y en la cual predominan fundamentalmente los servicios y la industria, oponiéndose a las actividades de tipo agrícola que se realizan prominentemente en las regiones rurales. Las ciudades son las mayores creaciones geográficas del hombre y constituyen el elemento más notable del paisaje cultural.

Origen y desarrollo histórico de las ciudades

Las primeras aldeas, que llegarían con el tiempo a convertirse en ciudades, aparecieron en Mesopotamia, Egipto y la India hace varios millares de años, coincidiendo con el auge de la agricultura y el comienzo de la vida civilizada. De ahí que las palabras ciudad y civilización provengan de una misma palabra latina, civitas (ciudad).

Es probable que los primeros centros de población surgieran como mercados o lugares de comercio, en puertos accesibles, por su posición céntrica, a los miembros de distintas tribus que encontraban provecho al intercambiar sus productos. Estos lugares de reunión acabarían por hacerse permanentes y se convertirían en aldeas habitadas por comerciantes y artesanos. Los primeros datos históricos indican que algunas de estas aldeas crecieron y que los gobernantes llegaron a constituir ejércitos para atacar a los vecinos. Algunas ciudades se convirtieron así en capitales de imperios y crecieron rápidamente.

El inicio de los tiempos modernos, que coincide aproximadamente con el descubrimiento de América, dio nuevas fuerzas a las ciudades, en las que comenzaron a fomentarse industrias. A mediados del siglo XVIII se inició en Inglaterra la denominada revolución industrial, que consistió en el empleo de la fuerza hidráulica primero y el vapor de agua después, para mover las máquinas. Fue posible, entonces, aumentar la producción de artículos y dar empleo a gran número de personas. Como las fábricas estaban en las ciudades, muchos campesinos venían a vivir y a trabajar en ellas como obreros. Para alimentar a esta mayor población urbana fue necesario mejorar los métodos agrícolas. Los nuevos medios de transporte, el ferrocarril y el buque de vapor se sumaron a los rápidos cambios de la época, y comenzó a aparecer la gran ciudad industrial, típica de presente civilización.

Clasificación de las ciudades según sus funciones

Una ciudad moderna es el centro vital de una extensa región, a la cual sirven en formas muy variadas. Sin embargo, bien por su origen, o por el carácter de las funciones principales que realizan, se acostumbra a clasificar las ciudades en varios grandes grupos: Las ciudades más antiguas son las de origen comercial. Desde su origen las ciudades han sido los centros donde los habitantes de las áreas rurales se reúnen periódicamente para vender y comprar. Las ciudades que florecieron al finalizar la edad media en el mediterráneo y el báltico, fueron ciudades comerciales típicas, a pesar de realizar una gran variedad de funciones.

Muchas ciudades tuvieron su origen en la necesidad de defender las fronteras o pasos estratégicos. Durante la Edad Media europea estas ciudades fueron rodeadas de murallas. Algunas, por su situación favorable, han continuado creciendo, mientras otras se han mantenido estáticas al perder importancia estratégica.

Las funciones administrativas y de gobierno se han concentrado tradicionalmente en las ciudades donde viven los jefes de gobierno. Roma fue el centro administrativo del Imperio Romano, y a ello debió su esplendor. Las capitales de las naciones modernas son ciudades que concentran los principales órganos del gobierno.

Algunas ciudades se han desarrollado en torno a una universidad, como Heidelberg, en Alemania, y Oxford, en Inglaterra; otras deben su auge a la religión, como la Meca en Arabia Saudita y Compostela, en España.

La elevación del nivel de vida de la población en los países occidentales ha estimulado el fomento de ciudades de recreación en las inmediaciones de playas, de los manantiales, en montañas y en otros lugares atrayentes.

La situación geográfica de las ciudades

La situación geográfica de las ciudades en relación con la región en que se encuentran posee gran importancia. Hay ciudades situadas hacia el centro de una región, a la cual sirven de foco de comunicaciones. Otras ciudades sirven de vía de acceso a regiones interiores de los continentes. Una situación favorable para el desarrollo de las ciudades ocurre donde las vías de comunicación son interferidas por algún obstáculo natural, o por la necesidad de un cambio en el método de transporte.

Las primeras concentraciones de población, las aldeas primitivas, surgieron como centro de intercambio de productos, o sea, mercados. Las ciudades, en sentido general, han mantenido ese carácter, por lo cual, la facilidad de comunicaciones es un requisito básico para la existencia de las ciudades. La mayoría de las ciudades se encuentran en áreas que pueden ser consideradas focos de comunicaciones, como son aquellos lugares donde convergen las carreteras y ferrocarriles en el paso de un río, de una montaña o de un gran lago; en la desembocadura de un río, donde sea posible conectar la comunicación fluvial con la marítima, a través de un puerto, y en las encrucijadas de caminos o ferrocarriles.

El desarrollo de los ferrocarriles y las carreteras ha dado mucha importancia a las ciudades situadas hacia el interior de ciertas regiones, que antes se encontraban en posición desventajosa en relación a las ciudades marítimas.

Características de las grandes ciudades

Ninguna ciudad puede ser considerada como que realiza una o pocas funciones, aunque alguna de sus funciones resulte mucho más importante que otras. La gran ciudad moderna es un organismo cuya complejidad escapa a una clasificación simple. Las ciudades modernas se caracterizan, geográficamente, por un área nuclear dedicada al comercio y distritos de tiendas más dispersos, por un sistema definido de calles, dominado por una serie de avenidas principales que atraviesan la red de calles; una densidad creciente de población y una desaparición gradual de la tierra sin ocupar. Las casas de una sola planta tienden a desaparecer, sustituyéndolas por edificios de varias plantas; se desarrolla un sistema de transportes urbanos y aumentan los servicios públicos. Según la ciudad crece, se van diferenciando más y más los distritos funcionales, tales como los almacenes, tiendas, industrias, residencias, recreación y otros, con lo cual aumenta la complejidad de la organización urbana.

El urbanismo es una cualidad innata de las ciudades, donde se refleja en el entorno de muchas maneras cuando la persona:

  1. No se perturba ante el ir y venir de la gente.
  2. Siempre hace amistades y olvida las antiguas, por lo que la mayoría de sus relaciones interpersonales son superficiales.
  3. Se mueve sin preocuparse quién está a su lado y sin invitar al acercamiento de aquí la característica del anonimato.
  4. Es intolerante con la tradición si la considera un obstaculo para sus propósitos.
  5. Es generalmente leal con su familia inmediata, pero tiende a perder contacto con los demás familiares.

Fuente

  • Marrero, Leví. La tierra y sus recursos.
  • http: www.definicionabc.com/social.