Saltar a: navegación, buscar

Constitución de Jimaguayú

Constitución de Jimaguayú
Información sobre la plantilla
1constitucionjimaguayu.jpg
Salvador Cisneros Betancourt lideró la Constitución de Jimaguayú, en Camagüey.
Fecha:16 de septiembre de 1895
Lugar:Jimaguayú, Camagüey
Descripción:
La Constitución de Jimaguayú quiso cerrar las contradicciones entre civiles y militares que había dejado abierta la Carta Magna de Guáimaro cuando depositó en la Cámara de Representantes toda la autoridad.
Resultado:
La Constitución refrendada, que regiría en Cuba durante dos años, establecía un gobierno centralizado como lo había planteado su antecesora de Guáimaro, pero a diferencia de ésta, unía en un sólo organismo los poderes legislativo y ejecutivo.
País(es) involucrado(s)
Cuba y España
Líderes:
Máximo Gómez
Ejecutores o responsables del hecho:
Salvador Cisneros Betancourt
Constitución de Jimaguayú. El 16 de septiembre de 1895 fue aprobada en los campos de la localidad de Jimaguayú, en la provincia de Camagüey, la Carta Magna de la República de Cuba en Armas, la cual dio forma jurídica al movimiento revolucionario generalizado en el centro y el oriente del archipiélago antillano. El documento fue inscrito en septiembre de 2015 en el Registro Nacional del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO.

Contexto histórico

La Constitución refrendada, que regiría en Cuba durante dos años, establecía un gobierno centralizado como lo había planteado su antecesora de Guáimaro, pero a diferencia de ésta, unía en un sólo organismo los poderes legislativo y ejecutivo.

Denominado Consejo de Gobierno, la nueva institución encabezada por un presidente, dictaría las disposiciones relativas a la vida civil y política de la Revolución.

La Constitución de Jimaguayú quiso cerrar las contradicciones entre civiles y militares que había dejado abierta la Carta Magna de Guáimaro cuando depositó en la Cámara de Representantes toda la autoridad.

Ahora el Consejo de Gobierno sólo intervendría en la dirección de las operaciones militares cuando fuera absolutamente necesario a los fines políticos.

Consolidada la guerra en Oriente, Camagüey y Las Villas, durante los días 13 y 16 de septiembre de 1895, se reunieron en Jimaguayú, histórico sitio de la demarcación camagüeyana, los representantes de los revolucionarios cubanos en armas para establecer las normas jurídicas por las que la pujante Revolución, continuaría su senda hasta la victoria.

Fue el Generalísimo Máximo Gómez quien escogió el lugar, donde en 1873 había caído en combate por la libertad, el Mayor General Ignacio Agramonte.

Allí el ilustre dominicano situó sus tropas para proteger a los que habían de reflexionar sobre la Carta Magna que habría de suceder a la Constitución de Guáimaro de 1869.

Resultados

Máximo Gómez fue designado General en Jefe del Ejército Libertador Cubano y Antonio Maceo, Lugarteniente General.

La última contienda bélica contra el colonialismo español por la independencia de Cuba, contó a partir de entonces con este trascendental cuerpo legal.

Todo quedó listo para que los patriotas elegidos integraran el revolucionario Parlamento en Jimaguayú, para cuyas sesiones sirvió dignamente un humilde bohío de yaguas y guano, bajo la presidencia del camagüeyano Salvador Cisneros Betancourt.

La Constitución de Jimaguayú estableció, como su antecesora de Guáimaro en 1869, un gobierno centralizado de la República, pero a diferencia de ella unió en un solo cuerpo los poderes legislativo y ejecutivo.

Ello permitió un órgano reducido de poder que agilizaba las decisiones sobre asuntos del Estado, lo cual era resultado de las experiencias de la Guerra de los 10 Años o Guerra Grande.

Aporte histórico

La Constitución de Jimaguayú cerró una brecha al choque entre civiles y militares que no pudo salvar la de Guáimaro.

La nueva Carta Magna nombró un Consejo de Gobierno, encabezado por Salvador Cisneros Betancourt, órgano que tenía como atribuciones dictar todas las disposiciones fundamentales relativas a la vida civil y política de la Revolución.

El documento señaló a su vez que el Consejo de Gobierno tan sólo intervendría en la dirección de las operaciones militares cuando a su juicio, sea absolutamente necesario a la realización de altos fines políticos.

En lo adelante, el Consejo de Gobierno realizó una extensa y fructífera obra legislativa para regular la vida civil y los servicios públicos del territorio denominado Cuba Libre.

De esta forma se cumplió uno de los postulados del Héroe Nacional José Martí, quien en el lugar conocido como La Mejorana, en histórico encuentro con Máximo Gómez y Antonio Maceo, logró la convocatoria a una asamblea de representantes de todos los grupos en armas.

La prematura muerte del Apóstol impidió que él personalmente organizara y presidiera la nueva República, como era la aspiración de todos los patriotas orientales, camagüeyanos y villareños, que ya combatían juntos desde mayo de ese año.

Registro de la Memoria del Mundo

El 15 de septiembre de 2015 le fue entregado a Martha Ferriol Marchena, directora general del Archivo Nacional de la República de Cuba, el Certificado de inscripción de la Constitución de Jimaguayú en el Registro Nacional del Programa Memoria del Mundo de la UNESCO[1].

Enlaces relacionados

Referencias

  1. Constitución de Jimaguayú inscrita en Programa de la Unesco. Disponible en:Diario Juventud Rebelde

Fuente

  • Constitución de Jimaguayú, en pos de la República libre y soberana, por Oscar González Vázquez. Disponible en Radio Cadena Agramonte
  • Constitución de Jimaguayú: nueva senda para la victoria mambisa, por Oscar González Vázquez. Disponible en Radio Cadena Agramonte