Saltar a: navegación, buscar

Cuartel Militar Columbia

(Redirigido desde «Cuartel Columbia»)
Ciudad Militar Columbia
Información  sobre la plantilla
Columbia aerea.jpg
Vista aérea de las instalaciones de la antigua Ciudad Militar de Columbia
TipoCampamento militar
UbicaciónMarianao, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Época de construcción1899 - 1959
Uso actualCiudad escolar
PropietarioEstado cubano
Abierto al público
AdministraciónMINED

Ciudad Militar Columbia, Campamento de Columbia, o simplemente Columbia. Fue la principal fortaleza militar de Cuba desde la primera intervención norteamericana hasta su conversión en escuela en septiembre de 1959.

Aunque la unidad militar se estableció en 1899, no fue hasta 1933, en que, tras el golpe militar contra el presidente Carlos Manuel de Céspedes, el nuevo jefe del ejército cubano, coronel Fulgencio Batista, se propuso convertirla en una gran ciudad, provista de todas las comodidades para sus ocupantes. Desde ese momento se convirtió desde entonces en el principal símbolo del poder castrense en Cuba.

En 1959 el Primer Ministro Fidel Castro hizo entrega de sus instalaciones al Ministerio de Educación y a partir de ese momento se transformó en un complejo escolar con el nombre de Ciudad Escolar Libertad.

Historia

Al producirse la primera intervención norteamericana, el ejército de ocupación de Estados Unidos estableció el "Columbia Camp", en las inmediaciones del barrio de Los Quemados, en Marianao. Allí se asentó el mando del mayor general Fitz Hugo Lee, designado gobernador de la provincia de La Habana por el gobierno interventor.

Un regimiento de voluntarios de infantería fue el primero en acampar en el lugar. El mismo tenía su sede original en Columbia, Carolina del Sur (Estados Unidos), lo que podría probablemente explicar el origen del nombre del asentamiento. En 1900 se estableció un terreno abierto detrás del Cuartel General para realizar experimentos científico-médicos con vistas a probar la teoría sobre el agente transmisor de la fiebre amarilla, propuesta por el doctor Carlos J. Finlay.

Tras el golpe de Estado perpetrado por los sargentos y soldados el 4 de septiembre de 1933 se comenzó a construir la Ciudad Militar en el Campamento Columbia. En ese momento el jefe del Ejército Constitucional era el coronel Fulgencio Batista, quien necesitaba agrupar en un lugar adecuado y con condiciones óptimas de protección a sus subordinados. Por esa razón decidió reemplazar las viejas construcciones de madera del campamento por otras nuevas de mampostería, que conformaron la Ciudad Militar.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana el 14 de septiembre de 1959, el Primer Ministro Fidel Castro hizo entrega al Ministerio de Educación de la Ciudad Militar, que a partir de ese momento se transformó en escuela con el nombre de Ciudad Escolar Libertad[1]. Desde entonces funcionan allí escuelas primarias, secundarias, politécnicas, especiales, de música y de artes plásticas, y el Instituto Superior Pedagógico Enrique José Varona. Durante varios años, el Ministerio de Educación tuvo su sede en dependencias de la nueva Ciudad. Ciudad Escolar Libertad fue declarada Monumento Nacional el 28 de enero de 2010.

Instalaciones

A la Ciudad Militar se accedía por una puerta principal, pues el recinto estaba fuertemente protegido por una muralla que tenía de trecho en trecho torres de vigilancia en donde se hacía guardia permanente. Partiendo de la puerta principal, a la derecha se alzaban las casas de vivienda para oficiales, seguidas por un parque infantil -que ocupaba una manzana (100 x 100 m)-, el cual tenía, además de columpios, canales y hamacas, una fuente luminosa.

A continuación se encontraba el Círculo Militar y Naval; junto a él, la residencia del jefe del Ejército Constitucional, y frente a ella, una glorieta conmemorativa de la fecha del golpe de Estado del 4 de septiembre. Separado de la residencia del jefe del ejército estaba emplazado el edificio del Negociado de Prensa y Radio. Continuaba una serie de viviendas, entre las cuales se destacaba la del jefe del Regimiento No. 6. Al término de este conjunto de edificaciones se hallaba el Cuartel General y detrás de él, las casas de los alistados jubilados.

A la izquierda de la portada principal, se levantaban los edificios destinados a cuarteles, para el alojamiento de las tropas correspondientes a los batallones de Infantería, Tercio Táctico (Caballería), Cuerpo de Señales y una Batería de Artillería.Cada uno de los cuarteles tenía salón dormitorio para 110 hombres, servicios sanitarios con ocho duchas, dos urinarios, seis inodoros, ocho lavamanos, un lavadero y un vertedero, cocina, comedor para 60 hombres, barbería, club con radio, teléfono, una pequeña biblioteca y salón de lectura.

En el centro de la Ciudad se encontraba el polígono para las maniobras militares, de dos kilómetros de largo por 100 metros de ancho. A ambos lados del polígono corrían dos avenidas, que terminaban en el Cuartel General. La Ciudad también contaba con un edificio para la administración de Correos y Telégrafos, el Centro Educacional Flor Martiana, con capacidad para 1 000 niños; otro edificio para la banda de música, una imprenta, una planta eléctrica con capacidad para la instalación completa y los talleres, garajes, depósitos de gasolina, alcantarillado, redes eléctricas soterradas y campos deportivos.

Anexos a la Ciudad Militar y formando parte de ella estaban los edificios del Consejo Corporativo de Educación, Sanidad y Beneficencia y del Tribunal Superior de la Jurisdicción de Guerra, con planta de radio del Cuerpo de Cultura del Ejército. Entre estos dos últimos edificios se construyó el Hospital de Maternidad Obrera de estilo art decó, diseñado por el arquitecto Emilio de Soto. Al final de estos edificios se levantaban las casas de los sargentos. Cerrando el área, se construyó el Hospital Militar Dr. Arístides Agramonte (hoy, Carlos J. Finlay), obra del arquitecto José Pérez Benitoa. Junto a él se encontraba la Clínica 4 de Septiembre, para familiares de miembros del ejército, la policía y la marina. En esta zona existía también una clínica veterinaria. Finalmente en las proximidades se construyó una rotonda, en cuyo centro se levantó un obelisco, en conmemoración del golpe militar del 4 de septiembre. La imponente obra, de 40 metros de altura, se levanta en la intersección de las calles 31 y 100, en el municipio de Marianao.

Cerca de la costa se encontraba el Campo de Aviación, y para guía y seguridad de los aviones se empleaba el faro que remataba el obelisco. La Ciudad Militar, a pesar de las comodidades que brindaba a sus usuarios y lo completo de sus instalaciones, no poseía riqueza arquitectónica ni urbanística alguna. La rigidez de sus construcciones respondía solamente a las funciones militares para las que estaban destinadas.

Referencias

Fuentes