Documentos de la Revolución Cubana 1961 (Libro)

Documentos de la Revolución Cubana 1961
Información sobre la plantilla
Documentos de la revolución cubana 1961.jpg
La obra fue concebida con la intención de acoger la riqueza documental que ilustra el momento histórico por el que transitaba Cuba
Título originalDocumentos de la Revolución Cubana 1961
Autor(a)(es)(as)
Editorial:Ciencias Sociales
GéneroHistoria
ImprentaAlejo Carpentier
EdiciónOlga Lidia Machado Torres
Primera edición2008
ISBN978-959-06-0964-0
PaísBandera de Cuba Cuba

Documentos de la Revolución Cubana 1961. Libro publicado en el año 2008, de los autores José Bell Lara, Doctor en Ciencias Filosóficas, Delia Luisa López García, Doctora en Ciencias Económicas y Tania Caram León, Doctora en Ciencias de la Educación. Obra concebida con la intención de acoger la riqueza documental que ilustra el momento histórico por el que transitaba Cuba. Sin perder la dinámica que distingue a las obras que la preceden.

Sinopsis

El libro regala a quien no vivenció este período o a quien no conozca lo suficiente del tema, la oportunidad de entrar al interior del proceso revolucionario, para así conocer el modo en que Cuba dejó de ser un país dependiente y oprimido, para devenir en una nación independiente y soberana.

Leyes, decretos o regulaciones emitidas por el Consejo de Ministros, así como discursos, comparecencias televisivas, entrevistas y notas periodísticas, notas diplomáticas, y otros, echan luz sobre los acontecimientos de los primeros años de la Revolución. La obra es continuación del libro Documentos de la Revolución cubana 1960.

Antecedentes

El año 1961 significó para la obra revolucionaria en Cuba, un espacio para consolidar el cúmulo de medidas aprobadas durante la joven Revolución, sin dejar de continuar con el proceso de nuevas transformaciones que demandaba la construcción del nuevo edificio social. Significó además, un año de duros enfrentamientos, de alertas, de defensa constante, provocada por la agresividad de los Estados Unidos hacia la isla, lo cual resultó en victorias y en la reafirmación de las convicciones socialistas.

En el tercer año de Revolución, la educación constituyó uno de los espacios más priorizados y con más logros obtenidos, pues se logró nacionalizar este sector y se trabajó arduamente en la eliminación del analfabetismo, hasta lograr en el mes de diciembre que el Comandante Fidel Castro declarara a Cuba territorio libre de analfabetismo; sucesos como este condujeron a que 1961 fuese proclamado como el Año de la Educación.

Argumento

La obra fue concebida con la intención de acoger la riqueza documental que ilustra el momento histórico por el que transitaba Cuba. Sin perder la dinámica que distingue a las obras que la preceden.

El libro regala a quien no vivenció este período o a quien no conozca lo suficiente del tema, la oportunidad de entrar al interior del proceso revolucionario, para así conocer el modo en que Cuba dejó de ser un país dependiente y oprimido, para devenir en una nación independiente y soberana.

Sus autores lograron, a través del complejo proceso de rescate de los documentos históricos, mostrar como 1961 fue un año de grandes sucesos que marcarían el rumbo de la nueva Cuba.

La proclamación del carácter socialista de la Revolución por Fidel Castro el 16 de abril en el duelo de las víctimas de los bombardeos a los aeropuertos cubanos, la invasión mercenaria de Girón, organizada, financiada y equipada por el gobierno de los Estados Unidos, la cual fue derrotada en menos de 72 horas, el embargo total impuesto por el presidente Kennedy a las mercancías destinadas a Cuba, figuran entre los sucesos que inciden sobre la marcha revolucionaria.

Resumen

Durante 1961 los Estados Unidos proyectaron su agresividad hacia Cuba de manera interna, mediante el apoyo a los grupos contrarrevolucionarios existentes en Cuba, para realizar sabotajes y otras acciones desestabilizadoras, mientras de manera externa prepararon una fuerza militar mercenaria para actuar contra la Revolución. Crearon además, campañas ideológicas para tratar de aislar a Cuba de América Latina mediante la OEA. Ante los intentos desestabilizadores, el gobierno revolucionario y el pueblo cubano, lejos de vacilar en momento alguno, permanecieron en pie de lucha. Las Milicias Nacionales Revolucionarias de distintas provincias llegaron a interceptar 945 armas ligeras y pesadas enviadas por el Departamento de Estado Americano a los elementos contrarrevolucionarios. En la arena internacional, Raúl Roa denunció ante la Comisión Política y de Seguridad de la ONU, la agresión perpetrada por los Estados Unidos el día 15 de abril.

El año 1961 fue muy productivo desde lo educativo, pues además del impacto provocado por la campaña de alfabetización, donde se constató un alto nivel de participación popular y la cual costó la vida de jóvenes alfabetizadores, enfocó la necesidad de revolucionar la educación como motor del socialismo con vistas a hacer más productivo el trabajo, a organizarlo de una manera más científica y a instaurar una moral basada en la práctica del trabajo socialmente útil.

Se analizaron durante el año cuestiones educacionales tales como la carencia de recursos materiales para la solución de los problemas educativos, la dispersión de la población infantil en los campos, imposibilitando la concentración escolar, la carencia de personal docente, la necesidad de establecer una verdadera educación humanista y la democratización de la enseñanza a través de la dirección del Estado.

Como parte de la política cultural de la Revolución, se efectuó la creación del Consejo Nacional de Cultura con el fin de planificar, dirigir y orientar las actividades culturales desplegadas por las entidades. Fue creado además, el Conjunto Folklórico Nacional, las Escuelas de Instructores de Arte, con las que se inició la enseñanza gratuita de las artes, así como la Escuela Nacional de Arte.

Durante 1961 se avanzó decisivamente en la conformación del nuevo aparato estatal de la Revolución; se crearon nuevos organismos y se redefinieron otros, tal es el caso de la creación del Ministerio de Industrias, del Ministerio de Comercio Exterior, de la Junta Central de Planificación, del Ministerio de Comercio Interior y las Juntas de Coordinación, Ejecución e Inspección (JUCEI) por iniciativa del Comandante Raúl Castro.

En el ámbito económico se procedió al establecimiento de las bases de la economía socialista; se dio inicio al proceso de planificación económica y se elaboró el primer plan de la economía nacional para 1962. En otro aspecto, las organizaciones de masas, creadas en 1960, continuaron en crecimiento, tal es el caso de los CDR pues en un año se crearon 107 mil Comités de Defensa de la Revolución en toda Cuba; surgió la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) y Fidel en su discurso del 26 de julio analizó la concepción del Partido como un producto de la unión de todas las organizaciones revolucionarias.

El grupo de sucesos mencionados anteriormente, constituye un esbozo de los acontecimientos más importantes que desarrolla el libro, a través de los discursos y artículos escritos en publicaciones de la época, las leyes, decretos y resoluciones emitidas por el Consejo de Ministros y los Organismos de la Administración Central del Estado, haciéndose sentir en la voz del líder histórico de la revolución, Fidel Castro.

Datos de los autores

Los tres son autores de Documentos de la Revolución Cubana 1959, publicado por esta editorial en el año 2006, colaboran en múltiples publicaciones nacionales e internacionales.

Consultar además

Fuente