Saltar a: navegación, buscar

Dolores Veintimilla

Dolores Veintimilla
Información sobre la plantilla
220px-Veintemilla.jpg
NombreDolores Veintimilla de Galindo
Nacimiento12 de julio de 1829
Quito, Ecuador
Fallecimiento23 de mayo de 1857
Cuenca, Ecuador
Causa de la muerteSuicidio
NacionalidadEcuatoriana
OcupaciónEscritora
CónyugeSixto A. Galindo

Dolores Veintimilla fue una poetisa de origen ecuatoriano. En su corta vida fue creadora de inspirados poemas y trabajos literarios, el poema que más se le conoce es Quejas.

Biografía

Nació en Quito en 1829, hija de don José Veintimilla y de doña Jerónima Carrión. Pertenecía a una familia aristócrata y recibió una esmerada educación, estudió en el Colegio Santa María del Socorro y más tarde en el Convento de Santa Catalina de Siena. Dolores estudió música, sabía tocar el piano y la vihuela; recibió clases de dibujo y pintura. De gran inteligencia y sensibilidad, leía con avidez cuánto libro llegara a sus manos, logrando una sólida y variada ilustración, difícil de encontrar en las mujeres de esa época. Empezó a escribir poesías desde muy joven.

Al cumplir sus 18 años contrajo matrimonio en Quito con el Dr. Sixto Antonio Galindo y Oroña, médico de Nueva Granada, residente en el Ecuador a causa de las persecuciones políticas. Sixto se encargó de hacerle continuar a Dolores de Veintimilla su educación literaria. El matrimonio se trasladó a Guayaquil y luego en 1854, a Cuenca con su pequeño hijo, luego su esposo viajó a Centroamérica, con la ilusión de mejorar en el desempeño de su profesión de médico, dejándola sola y entre gente extraña. Dolores frecuentaba los mejores círculos sociales y en su casa organizaba tertulias literarias, donde exponía su poesía. Pero la indiferencia y largas ausencias de su esposo, la sumieron en una profunda tristeza; abandonada finalmente por éste, volcó su dolor y humillación en la pintura, la música y sobre todo en la poesía. Sus poemas son una confidencia lírica, de estilo pulcro y delicado, donde plasmó sus frustraciones, su tristeza, el amor y el dolor como un solo sentimiento: "Desencanto", "Anhelo", "Sufrimiento", "La noche y mi dolor", "Quejas", "A mis enemigos", "A mi madre".

Pero no hubo compasión para ella en la sociedad en que se movía: sus tertulias fueron motivo de rumores y calumnias. La situación se agravó cuando en abril de 1857, Dolores publicó por medio de una hoja volante "Necrología", defendiendo a un indígena condenado a muerte, bajo la acusación de parricidio: "... Vierto mis lágrimas sobre la tumba de un hombre, de un padre de cinco hijos que no tenía para éstos más patrimonio que el trabajo de sus brazos...". Era el primer alegato contra la pena de muerte en Ecuador y en defensa de la clase indígena.

Muerte

Las calumnias y los agravios se multiplicaron, Dolores fue señalada como inmoral y atea. Sola y angustiada, no pudo superar el oprobio y decidió morir, tomando cianuro, el 23 de mayo de 1857; tenía 28 años de edad. Dejó una nota a su madre pidiéndole perdón y que cuidara a su hijo.

En 1908, el periodista y escritor Celiano Monge (1857-1940), publicó en Quito, las poesías y escritos en prosa de Dolores Veintimilla, considerada una de las mejores poetisas de Ecuador, salvándolas del olvido.

Obra literaria

Dolores Veintimilla dejó pocas obras, las cuales fueron publicadas en conjunto por Celiano Monge en Quito después de la muerte de la poetisa. Entre la prosa sobresalen Fantasía y Recuerdos. Son obras en las que dialoga con el pasado y en las que culpa al tiempo por haber dado una temprana muerte a sus ilusiones. En el verso es donde mejor logra plasmar su dolor. Con Aspiración, Desencanto, Anhelo, Sufrimiento, La noche y mi dolor, Quejas, A mis enemigos, A un Reloj y A mi madre. Cómo característica de estilo prefirió el verso rimado y musical, y que casi no se valió de metáforas u otras imágenes literarias para plasmar su dolor en sus escritos.

Fuentes