Eladio Rivadulla: Carteles de cine (1943-1963)

Eladio Rivadulla: Carteles de cine (1943-1963)
Información sobre la plantilla
Eladio Rivadulla. Carteles de cine (1943-1963).jpg
Título originalEladio Rivadulla: Carteles de cine (1943-1963)
Autor(a)(es)(as)Jorge R. Bermúdez
Editorial:Ediciones La Memoria
PaísCuba

Eladio Rivadulla: Carteles de cine (1943-1963) es un libro donde aparecen las imágenes de 175 carteles cinematográficos diseñados por el cubano Eladio Rivadulla Martínez, serígrafo, diseñador y pintor que obtuvo el Premio Nacional de Diseño en el 2009, esta obra fue presentada por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau en el marco del trigésimo quinto Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Sinopsis

Eladio Rivadulla a partir del año 1943 comenzó a promover la producción cinematográfica cubana en carteles. En aquella época nadie prestaba mucha atención a su trabajo, pero hoy estos trabajos nos ayudan a contar la historia de nuestro cine nacional, pero además cada cartel recalca la presencia del cine latinoamericano, norteamericano y europeo en Cuba a mediados del Siglo XX etapa en que las propuestas del artista alcanzaron notables niveles estéticos, anticipadoras de ciertos códigos visuales en las artes plásticas del país y el extranjero.

Este volumen de Jorge Bermúdez deviene además estudio fundamental de ese medio de comunicación gráfica entre la décadas de 1940 y 1960, al tiempo que permite esclarecer ciertos aspectos técnicos, estéticos y conceptuales de una manifestación emblemática de la plástica cubana, dado a que el libro recoge una visión objetiva sobre el Cartel en Cuba y su incorporación a la concepción inicial de esa manifestación artística.

Datos del autor

Jorge R. Bermúdez (Ranchuelo, Villa Clara 1944) Crítico de arte, profesor, ensayista y poeta. Sus aportes culturales han aparecido en importantes revistas. Es autor de imprescindibles títulos: De Gutenberg a Landaluze (1990), Gráfica e identidad nacional (1994), La imagen constante. El cartel cubano del siglo XX (2000), Chac Mol en Martí (2006), Massaguer. República y vanguardia (2011). También de las antologías visuales sobre José Martí, Ernesto Che Guevara y José Lezama Lima (2004, 2006 y 2010, respectivamente). Fue jurado en varios Salones de Arte Digital organizados por el Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau.

Criterios sobre la obra

Lianet Leandro López, periodista cubana :

" La figura de uno de los más importantes creadores de carteles para películas antes y después del Triunfo de la Revolución cubana, en 1959, es el tema de Eladio Rivadulla: Carteles de cine (1943-1963), de Jorge Bermúdez, quien señaló al artista como un referente en la cultura audiovisual del país. Uno de los mayores atractivos del volumen es la presencia de fotografías a color de las obras de Rivadulla, uno de los artífices de la concepción del nuevo cartel en el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, según consideró el escritor durante la presentación en el Hotel Nacional.…”

Carina Pino Santos, Editora y crítica de arte cubano :

" La cartelística cubana de cine es, sin duda, una de las más buscadas por los coleccionistas de arte y siempre exitosa en la recepción por un amplio público que la aprecia casi con el mismo entusiasmo con el que disfruta del séptimo arte.

La historia de la gráfica toda se halla indisolublemente vinculada al origen del cine mismo, algo que recordamos al evocar aquel cartel de Auzolle, con el que se anunciaba la primera muestra de un filme en el Boulevard des Capucines de París, un día de invierno de 1895. Autor del primer cartel político de la Revolución cubana que imprimió en serigrafía, de súbito, al enterarse de la entrada invicta de Fidel en La Habana el 1ro de enero de 1959, Rivadulla es recordado con justeza en esta edición del Centro Pablo; donde se rememora con excelencia, gracias a la labor del prestigioso investigador que es Bermúdez, a quien fuera Premio Nacional de Diseño Raúl Martínez (l998) y Premio Nacional de Diseño ONDI (2009).

A Rivadulla lo recordamos, además, por su proverbial cordialidad, su formidable saber en el campo de las artes gráficas e inolvidable elegancia, cualidades que persistirán entre nosotros, no menos que su indiscutible contribución a la historia del diseño gráfico cubano.…”

Fuentes