Evitemos gazapos y gazapitos (libro)

Evitemos gazapos y gazapitos (libro)
Información sobre la plantilla
Evitemos Gazapos y gazapitos.jpg
Título originalEvitemos gazapos y gazapitos
Autor(a)(es)(as)José Zacarías Tallet
Editorial:Letras Cubanas
PaísCuba

Evitemos gazapos y gazapitos. Libro donde el intelectual cubano José Zacarías Tallet aborda diferentes errores al escribir o al hablar el idioma español en Cuba.

Sinopsis

Una recopilación depurada de los gazapitos y gazapos que durante muchos años han sido publicados en las secciones de igual nombre (la primera en el desaparecido periódico El Mundo, y la segunda en la revista Bohemia), conforman esta obra. En ella aparecen, si no todas, las dudas - simples o complejas - que con más frecuencia se les presentan a los estudiantes y a todos aquellos interesados en un cabal conocimiento de nuestra lengua española.

Datos del autor

José Zacarías Tallet (Matanzas el 18 de octubre de 1893). Poeta y periodista cubano, considerado una de las figuras trascendentes de la poesía contemporánea. Premio Nacional de Literatura (1984). Fundador de la Liga Antimperialista (1925) y del Grupo Minorista. Fue codirector, junto a Rubén Martínez Villena en Venezuela Libre, coeditor de la Revista de Avance, subdirector y editorialista del periódico Ahora (1933-1935), y jefe de la redacción de la revista Baraguá. Además integró la redacción de El Mundo (1926), donde fue sucesivamente traductor de cables, jefe de cables y director del magazine dominical. También trabajó en El Noticiero Mercantil (1935) y El País (1943). Fue redactor de la revista "El Bobo" (1941), dirigida por Eduardo Abela. Colaborador en las revistas Social, Chic y Carteles. Ocupó cargos de dirección en la Asociación de Repórters de La Habana. Tras el triunfo de la revolución trabajó como editorialista en El Mundo y durante muchos años fue en Bohemia el redactor de la sección Gazapos. Fue subdirector y profesor de la Escuela Profesional de Periodismo Manuel Márquez Sterling. Director de esa escuela de forma provisional en 1959.

Criterios sobre la obra

F. Vladimir Pérez Casal, periodista cubano:

" Un comunista culto como Villena presentaba a Tallet de este modo: “Su verso, hecho como al descuido, tiene la belleza difícil del pulimento mental; y su amargura descarga sobre el autor mismo en forma de sarcasmo cruel. Un renunciamiento total, un desconsuelo grave y verdadero, sin retoricismo ni encajes de ornamento y artificio, pero dulcemente resignado, es acaso la característica del nuevo poeta; diabólico y mal intencionado contra sí mismo, abúlico en su producción, Tallet ha demostrado últimamente que la inercia espiritual que se desprende de su poesía le ha dejado en el alma un lugar susceptible de indignación y actividad”.

Ataques recibió por supuesto, porque llevó “el lenguaje de la calle” al texto poético y “…rompió lanzas de manera creciente y galopante contra aquellas retóricas, y mostró su aprehensión al diario acontecer partiendo de una interacción participativa con su sociedad. No había más que salir a los solares de La Habana y compartir con los bailadores de rumba y guaguancó; bastaba ponerse en contacto con el ambiente de corrupción y desesperanza que se estaba expresando en cualquier lugar”.

Me pregunto entonces ¿es justa la fama? No. Porque no creo que Tallet haya pretendido ser famoso, no la buscó y quizás solo por momentos obtuvo reconocimientos, sin embargo; “…mantuvo su poética joven e ingeniosa, zumbona y aguda hasta los últimos años de su larga vida, quizás porque siempre tuvo el extra de un humor subterráneo, de varios colores, hasta llegar al sarcasmo por la cruel y mordaz ironía” ”

Fuentes