Saltar a: navegación, buscar

Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Sao Paulo

Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Sao Paulo.
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Edificio)
VilanocaCascaldi.jpg
Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Sao Paulo.
Descripción
Tipo:Edificio
Localización:Rua do Lago 876, Sao Paulo, Bandera de Brasil Brasil.
Datos de su construcción
Inicio:1961
Término:1968
Otros datos
Arquitecto(s):João Vilanova Artigas y Carlos Cascaldi.

Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Sao Paulo. Sus siglas son: FAU-USP, se encuentra situada en Rua do Lago 876, Sao Paulo, Brasil; es una obra de João Vilanova Artigas y Carlos Cascaldi, construida entre 1961 y 1968.

Descripción

El edificio se emplaza en un terreno entre dos calles de la Ciudad universitaria y está definido por un envoltorio rectangular de 66 m x 110 m, construido en hormigón armado, que tiene todas sus funciones distribuidas en ocho niveles intercalados entre sí, de los cuales dos fueron soterrados con respecto a la cota de acceso. Su cubierta está formada por un entramado de vigas ortogonales cerrada exclusivamente por un impluvium, la única forma de iluminación natural de la planta superior. Asimismo, la luz alcanza a las otras plantas por medio del generoso atrium central alrededor del cual se organiza el edificio.

El proyecto se basa en la idea de generar una continuidad espacial. Por esto, sus niveles están vinculados por un sistema de rampas que buscan dar la sensación de un solo plano y favorecen los recorridos continuos, aumentando el grado de convivencia e interacción entre los usuarios.

El espacio es abierto e integrado, evitando divisiones y haciendo del espacio un lugar funcional. Para esto fue proyectado como un gran espacio libre y central en torno a la cual se distribuyen todas las áreas funcionales.

La estructura debía expresar la gracia con la que los materiales dan forma al edificio, además de permitir luces amplias y formas simples que resaltan la imagen de levedad del edificio, a pesar del peso y la fuerza que este ejerce sobre su entorno, que lo hace asemejarse más a una arquitectura brutalista.

Los muros-vigas perimetrales que delimitan el edificio están articulados sobre cinco pilares en el lado largo y dos en el lado corto. De forma piramidal, girados 45 grados con respecto a todo el edificio, se funden con el plano triangular que baja desde el muro a medida que van ganando altura.

Bajo la cubierta la estructura está marcada por un entramado de 36 pilares distribuidos según dos módulos de 11 x 11 m y 11 x 22 m. La articulación espacial entre los ocho niveles distintos alrededor del patio central se resuelve por medio de las rampas, ubicadas en el mismo eje formado por uno de los módulos y que a su vez delimitan el acceso principal al edificio, marcando la continuidad entre el pavimento exterior y el interior al envoltorio.

Esta continuidad se reafirma en la significativa ausencia de muros y puertas, sólo utilizados en casos necesarios como en aulas teóricas, servicios, laboratorios o en los departamentos. Con esta actitud Artigas buscó entrelazar el proyecto arquitectónico con el proyecto pedagógico del curso, concebido también por él entre 1957 y 1962, pretendiendo disminuir el alejamiento entre las asignaturas expresado en la división vertical de los departamentos por medio de ateliers, integrados físicamente en la última planta, haciendo a la vez que la fruición espacial, visual y sonora implicase un necesario respeto entre los usuarios y un uso más democrático del espacio.

El propio Artigas en 1984 explicitó tales proposiciones en un concurso para profesor titular del departamento de Proyectos. Los arquitectos, fundadores de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Sao Paulo, adoptaron el hormigón armado como lenguaje plástico y constructivo que da lugar a volumetrías, sustentadas en complejas estructuras de grandes luces. Basándose en las posibilidades técnicas del material, sus proyectos y obras conllevan una voluntad de ser ejemplares para contribuir al desarrollo técnico y social del país, una ambición propia de la ciudad de Sao Paulo de ser el centro económico e industrial de Brasil.

El proyecto del edificio para la Facultad de Arquitetura y Urbanismo coincide con un período en el que Artigas proyectó un número significativo de escuelas para la provincia de San Paulo en un programa de construcción instaurado por el gobernador Carvalho Pinto a partir de 1958.

En estos proyectos ya se prefiguran elementos y formas de organización espacial comunes entre sí, pero que esencialmente pueden ser identificados en sus proyectos residenciales. En la FAU-USP encontramos la dramatización de estos elementos, determinando una doble relación con sus viviendas. La universidad era entendida como prolongamiento de la casa, y esta como lugar esencial de la formación.

Otras imágenes

Fuente