Saltar a: navegación, buscar

Kid Gavilán

(Redirigido desde «Gerardo González»)
Kid Gavilán
Información sobre la plantilla
Kid Gavilan.JPG
Pugilista cubano
NombreKid Gavilán
Nacimiento6 de enero de 1926
Camagüey, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento14 de febrero de 2003
Miami, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Kid Gavilán (Gerardo González, 1926-2003). Pugilista cubano de excelentes cualidades físicas y depurado estilo, que en una significativa carrera de éxitos se enfrentó a grandes campeones internacionales.

Síntesis biográfica

Kid Gavilán nació en Camagüey el 6 de enero de 1926. Siendo apenas un adolescente, decidió en 1943 probar fortuna en La Habana. Consiguió en la capital una extensa cadena de catorce victorias contra los mejores boxeadores de Cuba, y viajó a la Ciudad de México, guiado por Fernando Balido.

Otros dos importantes triunfos frente a los mexicanos Julio César Jiménez y Pedro Ortega le brindaron la posibilidad de enfrentarse a Carlos Malacara, considerado el mejor welter-weight (67 kilogramos) del momento. Malacara consiguió quitar a Kid Gavilán el invicto, en apretada decisión a diez asaltos. Sin embargo, en combate revancha, el cubano pudo desquitarse por la misma vía.

En Nueva York

Esos resultados inclinaron a Kid Gavilán y a Fernando Balido a buscar mayores éxitos en la ciudad de Nueva York, entonces Meca del pugilismo profesional. Así, el 1o de noviembre de 1946 el novel cubano, en el Madison Square Garden, fulminó en cinco asaltos a Johnny Ryan. Se firmó un contrato a largo plazo, que ofrecía a Gavilán un rápido ascenso a planos estelares y todo tipo de protección por parte de los gánsteres controladores del boxeo. Cuando Ray Sugar Robinson conquistó el campeonato del mundo welter-weight, Kid Gavilán fue encaminado a convertirse en su primer retador.

La confrontación Robinson-Gavilán, a diez rounds, se realizó en el Madison Square Garden el 23 de septiembre de 1948, y aunque Robinson salió victorioso en las tarjetas de los jueces, la actuación del cubano recibió favorables comentarios. El 11 de julio de 1949 volvieron a encontrarse en el mismo escenario, y por segunda ocasión Robinson salió victorioso, en quince rounds, pues estaba en juego el título.

Camino despejado

A mediados de 1950 Robinson comenzó a presentar problemas para cumplir el límite de peso y, al entrar en la división mediana (73 kilogramos), el camino de Kid Gavilán quedaba despejado. La condición impuesta para abrirle el paso a la corona consistía en entregarle a la mafia que lo había contratado el 10 % de los ingresos que obtuviera en lo adelante. Gavilán ganó el título en quince asaltos a Johnny Bratton en el Madison Square Garden, el 18 de mayo de 1951, y lo defendió contra Charles Fusary, en Chicago.

Hasta ese momento, en apariencia, todo marchaba a la perfección, pero surgieron problemas con la mafia después de una segunda pelea frente a Gil Tunner, en Filadelfia. Balido y Gavilán decidieron abandonar Nueva York y marcharon a la Argentina para escapar a sus «socios», llevando con ellos 26 000 dólares que debían entregarles.

El periplo por el territorio argentino fue breve y, siéndoles imposible volver a Estados Unidos, firmaron contrato con Jim Norris, jerarca del International Boxing Club, y aceptaron realizar otro pleito titular en La Habana.

La fecha del 5 de octubre de 1952 y el denominado Nuevo Stadium del Cerro (hoy estadio Latinomericano) marcaron el final de la pareja Gavilán-Balido. Pocos días antes del combate llegaron a Cuba Norris, J. Carbo y Mike Coppola, encargados del ajuste de cuentas, en acuerdo secreto con Fernando Balido.

En el parque beisbolero, Balido anunció que abandonaba el boxeo por prescripción facultativa y renunciaba a su contrato con Kid Gavilán a favor de Ángel López. Finalizada en victoria su defensa ante el pugilista Billy Graham, el Kid pudo regresar a los rines estadounidenses, bajo condiciones que le harían pagar cara su anterior osadía.

14 combates

Entre 1953 y 1954 Gavilán fue obligado a celebrar catorce combates, uno de ellos contra el campeón mundial de los pesos medianos, Carl Bobo Olson, el 2 de abril de 1954, a quien debió dar cinco kilogramos de ventaja en el peso corporal. Prácticamente fue llevado al suicidio, y cobrado en parte el engaño, el siguiente paso consistió en enfrentarlo al mediocre Johnny Saxton, el 20 de octubre del mismo año, en Filadelfia, donde le arrebataron la decisión y con ella la faja mundial.

Nos quitaron la pelea

Pasado algún tiempo, el joyero de origen libanés Yamil Chade adquirió el contrato de Gavilán en unos cuantos dólares. Hasta 1958 Gavilán hizo intentos por regresar a planos estelares, pero solo fue empleado como escalón en la carrera de nuevas figuras del pugilismo rentado. A partir de ese momento, el dúo Gavilán-Chade apenas pudo tener éxitos y la frase «Nos quitaron la pelea» sirvió varias veces de excusa a las derrotas de un hombre que no podía volver a los primeros lugares porque ya no interesaba a los principales regentes del pugilismo.

El triunfo de la Revolución Cubana del 1o de enero de 1959 sorprendió en deplorable situación a Gavilán, que con la ayuda de las autoridades pudo pagar la hipoteca de su pequeña finca en el poblado habanero de Bejucal. Hacia 1960, en pésimas condiciones físicas y mentales, decidió abandonar el país y trasladarse a Estados Unidos, donde abandonado a su suerte falleció en la ciudad de Miami, el 14 de febrero de 2003.

Enlaces

Fuente