Gigante

Gigante
Información sobre la plantilla
Gigante.jpg
Personaje fictíceo de la mitología.
Características

Gigante. Personaje imaginario extremadamente alto y fuerte. Los gigantes son una clase particular de monstruos que simbolizan fuerza y poder. Son comunes a la mayoría de los sistemas mitológicos, siendo, incluso para algunas culturas, los legendarios y malévolos primeros habitantes del mundo.

Características

Esta especie de homínidos de quienes se hace referencia en multitud de crónicas y leyendas Griegas, Nórdicas, Germánicas, Hindúes, Indoeuropeas, Mayas, Aztecas, Toltecas e Incas, se les menciona al igual en textos sagrados como en la Biblia. La figura del gigante se presenta en casi todas las culturas.

Mitologías

Mitología nórdica

Gigante de la mitología nórdica.

Por ejemplo, en la mitología nórdica los gigantes representan las fuerzas caóticas, salvajes o perturbadoras de la naturaleza y componen una raza dividida en varios grupos que responde a un solo rey. De enormes cuerpos, poseen incluso varias manos y cabezas. Sin embargo, como simbolizan las energías destructoras del mundo natural, tienen también su dimensión positiva, en tanto son los que atesoran la memoria, siendo los dueños del tiempo y de la inmortalidad. La ambivalencia de los gigantes nórdicos también reside en que de su capacidad de destrucción fue el origen del mundo.

Se dice que, en un principio, existía el frío y el calor. Al empezar la creación, en el mismo centro del espacio se abría Ginnunga, el terrible abismo sin fondo y sin luz; a su norte estaba la tierra de Niflheim, un mundo de agua, oscuridad y hielo perpetuo, que se abría alrededor de la eterna fuente de Hvergelmir, fuente en la que nacían los doce ríos del Elivagar, las doce corrientes que corrían hasta el borde de su mundo, antes de encontrarse con el muro de frío que helaba sus aguas, haciéndose caer también en el abismo central con un estrépito ensordecedor. Al sur de este caos estaba el calor, que era Muspell, el reino de fuego, luminoso y caliente. Allí vive Surtr, el fuego, que saldrá en el fin del mundo con su espada llameante a acabar con los dioses. Este gigante era quien lanzaba nubes de centellas al blandir su espada llameante, llenando de su fuego el cielo, pero este fuego a duras penas conseguía fundir los hielos del abismo, y el frío volvía a vencer de nuevo, haciendo que se elevase una columna de vapor que tampoco podía escapar del abismo, puesto que al volver a encontrarse con el mundo del hielo, se condensaban las grandes columnas de humedad, llenando de nubes el espacio central.

Mitología griega

Artículo Principal: Titanes

Atlas, uno de los gigantes de la mitología griega.

Para la mitología griega, los gigantes, eran seres crueles y además de enormes, tenían características como un número elvado de brazos, ojos, cuerpos, etc. En la tradición china, los gigantes pueden ser benéficos pero en general, no hacen sino perturbar la paz del universo.

Para la mitología griega, los gigantes protagonizaron el alba del mundo. Nacidos de Urano y Gea, el cielo y la tierra, se enfrentaron a su padre, librando una lucha con los dioses que aparece representada en los relieves del Partenón de Atenas (la Gigantomaquia). Seis fueron los titanes, entre los que se encontraba Cronos, que venció a su padre y gobernó el universo, y seis la titánidas, que representaban las fuerzas de la naturaleza. Entre los hijos de Urano y Gea, se contaban también los cíclopes, de terrible aspecto, y los hecatonquiros, dotados con cien brazos y cincuenta cabezas.

Otros gigantes nacieron de la sangre de Urano, derramada por su hijo Cronos, o de otras de aquellas fuerzas primigenias implicadas en la creación del mundo. Los inmensos cuerpos de Encelado y Polibotes se transformaron tras su muerte en las islas de Sicilia y Nisiros. Gerión fue un gigante andaluz que alimentaba a sus bueyes con carne humana. Herakles luchó con él para arrebatarle sus animales en uno de sus famosos trabajos. La leyenda cuenta que sus restos yacen bajo la Torre de Hércules, faro romano que aún se levanta en la ciudad de A Coruña. De Efialte y Otos se cuenta que, a los nueve años, superaban los nueve metros de altura. Argos tenía cien ojos y Talos era de bronce La Odisea narra el encuentro entre Ulises y Polifemo, el gigante devorador de hombres que ostentaba un único ojo en la frente y al que el héroe griego cegó para poder escapar de su isla.

También tropezó Ulises con los lestrigones, gigantes antropófagos que habitaban Sicilia, y nos cuenta como su rey, Antifastés, devoró a uno de sus hombres.

Gigantes famosos de la mitología

Mitología griega

Atlas
Encélado
Polipotes
Aegeón y sus hermanos Giges y Ortus.
Albión y su hermano Bergión
Alcióneo

Polifemo, gigante de un solo ojo de la mitología griega

Anodinos

Caco
Gerión
Alemón
Damastor
Euritos
Eurimedonte
Porfirión
Ticio
Los Aloades (Efialte y Otos)
Alpos
Athos
Argos
Orión
Sosthenés
Talos
Toon
Perifetes, apodado Corunetes
Polifemo

Mitología escandinava y nórdica

Hunen
Joten
Dofri
Hrinthurs

Mitología germana

Belgermir
Angurdoba
Gunleuda, hija del gigante Sutung
Mimir (hermano de Sutung)

Mitología africana

Maka

Mitología hindú

Ravana, gigante de la mitología hindú.

Gadjamutcha

Viradha
Vrutarrssurer
Ravana

Mitología rusa

Velyety o Voloty

Mitología fenicia

Antilíbano

Mitología persa

Argenk

Pueblo hebreo

Og

Otros

Entre otros tipos de gigantes se encuentran también los cíclopes y los trolls.

Cíclopes

Cíclope, otra especie de gigante de la mitología.

Los Cíclopes son una raza de gigantes, cuya característica principal es poseer un solo ojo en la frente; el más famoso de todos es Polifemo, hijo de Poseidón (Neptuno) y Toosa (ninfa marina, hija de los monstruos marinos Forci y Cetus). Se cuenta que el cíclope fue cegado por Odiseo (Ulises). Otra historia narra su boda con la ninfa Galatea (obra del mismo nombre escrita por de Miguel de Cervantes), quien lo traiciona con el pastor Acis, muerto éste por el cíclope celoso, Galatea transformó a su amante en un río.

Los tres cíclopes originales eran, por otro lado, tres hijos de la Tierra (Gea, Gaya) y el cielo (Cosmo, Urano), sus nombres eran Brontes, Estérontes y Arges, que significan trueno, rayo y relámpago. Estuvieron del lado de Zeus (Jupiter) y le entregaron esas armas para poder vencer a los titanes y gigantes. Estuvieron luego al servicio de Hefesto (Vulcano) en su fragua fabricando armas para dioses y héroes; fueron asesinados por Apolo, en venganza por contra Zeus, su padre; quien había matado a Asclepio (dios de la medicina), su hijo.

El último de estos cíclopes famosos es Balor, rey de los Fomorianos, su único ojo al abrirse fulminaba igual que los rayos de los cíclopes helénicos; fue vencido por su nieto Lugh, quien cual David contra Goliat uso una honda para vencer al terrible dios de la oscuridad y la tormenta de los mitos de mundo celta.

Troll, especie de gigente.

Trolls

Los Trolls son gigantes degenerados en forma física, descendientes de los antiguos gigantes del hielo contra los que luchó el poderoso Odín. Suelen tener la piel gris, una altura que ronda entre los tres y cinco metros, un número incompleto de dedos (tres o cuatro) en las manos y pies; el número de ojos puede variar entre uno (un tipo de cíclope) hasta tres, eso según las razas; tiene muy poca inteligencia, mucha fuerza bruta y al igual que muchos de sus compañeros no puede ver la luz del sol, sino se transforman en piedra para siempre; posiblemente los pobladores rurales asocian a los menhires y dólmenes megalíticos que recorren Europa con Trolls transformados en piedra.

Fuentes