José Limón

José
Información sobre la plantilla
José Limón.jpeg
NombreJosé Limón
Nacimiento12 de enero de 1908
Culiacán, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento2 de diciembre de 1972
Nueva Jersey, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Causa de la muertecáncer
OcupaciónBailarín, coreógrafo y fundador de danza moderna

José Limón. Fue un bailarín, maestro de danza y coreógrafo mexicano-estadounidense.

Síntesis biográfica

Niñez y juventud

Nace el 12 de enero de 1908 en Culiacán, México. A los siete años se trasladó con su familia a los Estados Unidos. Desde muy joven, mostró capacidad para la música y la plástica. En 1928 viajó a Nueva York a cursar estudios universitarios en pintura pero el entusiasmo inicial se disipó ya que no le satisfizo el arte de ese tiempo, influenciado por los franceses y muy alejado de su ídolo El Greco. Sin embargo, ese mismo año descubrió su vocación, al concurrir a una función del bailarín alemán expresionista Harald Kreutzberg. Fue así que ingresó a la única escuela de danza que aceptaba varones, la de Doris Humphrey y Charles Weidman.

Comienzo a la fama

José Limón pertenece a la escuela norteamericana de danza moderna, descendiendo directamente de Humphrey-Weidman, a cuya protección se sumo, como lo hicieron otros varones de su generación. Retomó de su maestra la idea del cuerpo como “orquesta” que se mueve a partir del “arco entre dos muertes”. Ella y Weidman habían creado su propia forma de entrenamiento. El trabajo de ambos era complementario.Como consecuencia de su formación con Ted Shawn, Weidman diferenciaba los movimientos y cualidades “intrínsecos” de bailarines y bailarinas, y puso especial interés en desarrollar ejercicios “para las aptitudes y limitaciones propias del cuerpo masculino”, y una “gramática específica para los hombres”.

Así, Limón recuperó los elementos que le brindaron los dos varones que le antecedieron en la danza moderna de Estados Unidos, Shawn y Weidman y logró crear su propia compañía y escuela a partir de la técnica Humphrey-Weidman con Humphrey como directora artística.

Para Limón, la danza tenía un principio básico: El movimiento, para que tenga fuerza, elocuencia y belleza debe surgir del centro orgánico del cuerpo. Debe tener su fuente vital y su impulso en la respiración de sus pulmones, en los latidos del corazón. Debe ser intenso y completamente humano, pues de lo contrario serán movimientos gimnásticos, y la danza resultaría mecánica y vacía. Su aporte más valioso fue la revitalización de los varones en la danza moderna por medio de su presencia viril sobre el escenario.

El énfasis que José Limón puso para reivindicar el papel de los hombres en este último tipo de danza tiene una relación directa con los obstáculos culturales y sociales que se les presentaban. A pesar de la apertura que se registró en las décadas de los cuarenta y cincuenta en el siglo XX, los varones seguían y siguen enfrentando el rechazo familiar y social y chocan con la imagen predominante de masculinidad.

En 1948 Limón escribió su ensayo “La danza viril” y señaló que el hombre como bailarín puede verdaderamente revelarse a sí mismo a través de la danza, tanto en su grandeza como en los signos de su corrupción. Para él, como para Humphrey, el hombre baila lo que es él mismo y la sociedad a la que pertenece. En los años treinta, Limón era simpatizante de los partidos de izquierda y bailó como un revolucionario en sus Danzas mexicanas (1939). Al igual que Graham, su obra se fue modificando en el contexto del macarthismo y en función de sus necesidades expresivas hacia un nuevo tipo de producción.

En 1957, doce años antes de dejar su carrera como bailarín, José Limón recibió su segundo premio que se llamaba "Dance Magazine Award". En 1958, bajo el patrocinio de la Embajada de los Estados Unidos, se presentó con su Compañía de Danza Moderna en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México y recorrió América Latina. En 1968 fundó la organización “José Limón Dance Foundation.”

Muerte

Limón murió de cáncer el 2 de diciembre en 1972, dejando la leyenda de sus obras, las cuales cambiaron la cara de la coreografía completamente.

Fuentes