Saltar a: navegación, buscar

La Comparsa

La comparsa
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Evoca las imágenes de una comparsa del carnaval habanero
Datos Generales
Autor(es):Ernesto Lecuona
Año:1933
Datos de la Obra Musical


La comparsa, una de las primeras creaciones musicales de Ernesto Lecuona reveladora del genio de su autor, de su condición de compositor nato y de los fundamentos de su pensamiento musical. En ella se desarrolla una sintaxis musical, donde se integran los factores de la tradición con la real inventiva e imaginación propia de sus extraordinarias facultades.

Breve descripción

La obra evoca las imágenes de una comparsa del carnaval habanero, a la vez que es percibida por el oyente, en su verdadero carácter de baile traslaticio; es decir, se escucha la comparsa, cómo surge desde la lejanía, se desplaza y acerca hasta el momento climático en que se encuentra justo a nuestro lado y continúa su paso para irse alejando en la distancia y desaparecer.

Es una obra simple, sin embargo goza de gran estimación. Esto se debe a que la obra responde a un programa brillantemente trazado por el autor, y que es su principal recurso de expresión semántica, ya que el diseño describe los parámetros dinámico y tímbrico en las coordenadas espacio-tiempo y su correlación con la forma binaria de la danza.

Letra

La Comparsa

Se escucha el rumor
se escucha el sonar
del seco tambor
de las maracas y el timbal
El triste cantar
de intensa emoción
que invita a soñar
al amoroso corazón.
Brillante y triunfal
ritmo armonioso soy sensual
que invade todo mi ser
haciéndolo estremecer
inspiran las contorsiones
que marca así el bailador.
Brillante y triunfal
y ensoñador
rítmico y sensual
como el amor

Autor

Ernesto Lecuona Nacido en 1895 en la villa habanera de Guanabacoa; una de las figuras cimeras de la cultura musical de Iberoamérica.

“Creo justo señalar que mis danzas negras inician lo afrocubano. Yo llevé por primera vez el tambor de la conga al pentagrama y al teclado (…)”
Ernesto Lecuona, 1947, revista Carteles

Sorprende conocer que apenas tenía 17 años y aún le faltaba un curso para graduarse de profesor de piano y solfeo, cuando Ernesto Lecuona compuso su famosa danza “La comparsa”, pequeña obra maestra, en la que incorpora por vez primera a la pianística cubana los elementos rítmicos de raíz africana.

Estrenada en diciembre de 1912 ―para algunos en el teatro Sauto de Matanzas, y para otros en la sala Espadero del Conservatorio Nacional Hubert de Blanck― “La comparsa” insiste todavía en seducir no solo a los profanos sino también a los entendidos y continúa siendo obra preferida por los pianistas.

Fuente

Enlaces externos