La fiesta en el jardín (Libro)

La fiesta en el jardin
Información sobre la plantilla
‎(200 × 304 píxeles; tamaño de archivo: 24 KB; tipo MIME: image/jpeg)
Título original"The garden party and other stories"
Autor(a)(es)(as)Katherine Mansfield, (1888 - 1923)
Editorial:RBA
GéneroNarrativa
Edición2009
IlustracionesCarmen Bueno
ISBN9788498675603
PaísBandera de España España

La fiesta en el jardin. Quince cuentos costumbristas, con una prosa descriptiva y un lenguaje muy rico. Familias acomodadas, sentimientos ambiguos, soledades y pequeñas reflexiones entre los temas.

Resumen

Los Sheridan preparan una fiesta. Y Laura, la hija menor, se entera que ha muerto un vecino, un carretero apellidado Scott, y da por hecho que su madre anulará la fiesta por respeto al duelo. "¿Suspender la fiesta en el jardín? Laura, guapita, no digas ridiculeces. Nadie espera que la suspendamos. No seas extravagante". Es la respuesta que obtiene. Ante lo que Mansfield escribe: "Aquello sí que era grotesco".

Sobre el libro

Fiesta en el jardín es un relato ejemplar. En él se enfrenta la trivialidad de una fiesta preparada por una familia de clase alta con la muerte en una casa cercana de un vecino humilde. Una de las chicas burguesas plantea a su familia la idea de cancelar una fiesta que, a todas luces, molestará con su algarabía la luctuosa situación de su casa vecina. La artificialidad y las imposiciones sociales se impondrán a la triste y fastidiosa realidad de la muerte. La clave del relato estará en la delicadeza de su estilo, la ausencia de subrayados, la manera en que arma situaciones y personajes, siempre lejos de los estereotipos, tocados por algo que los hace singulares, irrepetibles.

Este cuento definen extraordinariamente a una de las autoras más transgresoras y modernas de la literatura anglosajona.

Relato sutil y prodigioso, el último que publicó en vida la magnífica autora neozelandesa considerada por muchos como una de las más importantes escritoras de relatos de todos los tiempos. La delicadeza que transfiere a los personajes de sus cuentos y su capacidad para condensar en gestos e imágenes una pluralidad de conciencias y sentimientos, todo ello entrelazado con meditaciones sobre las diferencias entre clases sociales, la vida y la muerte, la ilusión y la realidad.

Dedicada a su esposo Jhon Middleton Murry, y terminadas en otoño de 1921, estas breves novelas (LA FIESTA EN EL JARDÍN) le permitieron – al decir de la crítica – conquistar definitivamente el lugar de excepción que hoy ocupa en la literatura universal. Es, sin dudas, la escritora neozelandesa más leída por las generaciones de postguerra, quienes han sabido apreciar el raigal sentimiento humano que preside sus narraciones no exentas, algunas de ellas de trágico tono, aunque en las más predomine un sabor irónico salpicado de humorismo.

Tema principal del libro

Clases sociales, conciencia de la muerte, esencia de la vida, familia burguesa, ideales, inocencia, modernismo, sentimientos.

Frases

  • (...) Y tan increíblemente apuesto que parecía una escultura o una ilustración impecable de alguna novela americana, y no un hombre de carne y hueso.
  • A pesar de todo, querida -dijo inesperadamente-, ¡Lo mejor es la libertad! -Y soltó una risita dulce, gruesa, que parecía un ronroneo-. ¡Lo mejor es la libertad! -replicó.
  • ¡Ah! Era demasiado hermoso, le sobraba belleza; y esa había sido la causa de todos sus problemas. Ningún hombre tenía derecho a aquellos ojos, aquellas pestañas y aquellos labios; resultaba peligroso.
  • El agua estaba bastante caliente. Y era de un azul maravilloso, transparente, salpicado de plata, aunque la arena del fondo parecía dorada; cuando se movían los pies se levantaba una nubecilla de polvo dorado.
  • El corazón le latió con fuerza. ¿Quién era? ¿Quién podía ser? No podía tratarse de un ladrón, desde luego no era un ladrón, porque iba fumando y caminaba tranquilamente. (...) Tenía el corazón desbocado; Le pareció que le daba un brinco, y luego que se le paraba en seco. Le había reconocido.

Sobre el autor

Katherine Mansfield, Wellington, (1888-1923), escritora neozelandesa de origen británico, se instaló en Londres a los 18 años para estudiar música y comenzar su carrera como escritora. Sus relatos, de carácter poético, delicado e irónico, destilan una honda y sutil sensibilidad, capaz de captar con maestría los estados de ánimo de sus personajes. Con un estilo heredado de Chèjov, sus cuentos se sitúan en los albores de las nuevas formas literarias que habrían de nacer en el siglo XX. Aquejada de tuberculosis, Mansfield falleció a los 35 años de edad, tras pasar los últimos cinco años de su vida buscando un remedio para su enfermedad.

Fuentes

  • y duermevelas. Consultado el 11 de julio 2019
  • [1]. Consultado el 11 de julio 2019
  • [2]. Consultado el 11 de julio 2019
  • [3]. Consultado el 11 de julio 2019