Saltar a: navegación, buscar

Wellington

Wellington
Información sobre la plantilla
Ciudad de Nueva Zelanda
<span/>
Bandera de Wellington
Bandera

Escudo de Wellington
Escudo

Ciudad de Wellington
Ciudad de Wellington
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda
Población (2006) 
 • Total• Total 179,446 hab, • Metropolitana 410,328 hab, hab.
Wellington 01.jpeg

Wellington. Denominada Te Whanganui-a-Tara por los maoríes es la capital de Nueva Zelanda. Se encuentra ubicada en el extremo sur de la Isla Norte en plena bahía Port Nicholson, rodeada de montañas Rimutaka. Es la segunda ciudad más grande de Nueva Zelanda, por detrás de Auckland.

Historia

La capital de Nueva Zelanda debe su nombre al primer Duque de Wellington, que salió victorioso de la Batalla de Waterloo contra las tropas napoleónicas. Su fundación se remonta al siglo X cuando el jefe Kupe de Hawaiki exploró la región y asentó a su pueblo. Los europeos llegaron en a mediados del siglo XIX, cuando los británicos desembarcaron del navío Tory en la desembocadura del río Hutt.

La capital más meridional del mundo es conocida por los neozelandeses como Windy Wellington por que los vientos son un fenómeno meteorológico muy habitual y en invierno alcanzan los calificativos de vendavales. Por otro lado, el hecho de que su puerto natural se encuentre en una falla geológica activa provoca que el terreno se eleve bruscamente y se formen numerosas colinas desde las que se pueden disfrutar de unas maravillosas vistas. En frente del puerto se encuentran tres islotes Matiu/Somes (la única habitada), Makaro/Ward y Mokopuna que se pueden visitar en ferry.

La actividad sísmica en la zona es muy alta ya que además de la falla principal que atraviesa la ciudad existen cientos de ellas más pequeñas por los alrededores. El gran terremoto de 1855 destruyó la mayoría de los edificios de la ciudad y desde entonces se ha optado por construir con madera para dotar de mayor flexibilidad ante posibles movimientos sísmicos.

El Primer Ministro Alfred Domett consideró necesario que debería trasladarse la capital "a algún lugar apropiado en el estrecho de Cook" debido a que en las zonas del sur del país se encontraban las minas de oro y existía el peligro de revueltas que llevaran a su independencia.

Clima

En el hemisferio sur las estaciones están invertidas, así que tenemos que tener en cuenta que durante los meses de junio, julio y agosto es invierno y el verano se desarrolla en diciembre, enero y febrero. Una vez conocido esto podemos advertir que el clima en oceánico con épocas de lluvia y viento y con temperaturas templadas. Durante el invierno las temperaturas pueden llegar hasta los - 12 ºC, aunque la media está en los 5 ºC en el mes más frío que suele ser julio. Son los meses que registran mayores precipitaciones pudiendo ser incluso de nieve, aunque no es frecuente en la ciudad. En verano el termómetro asciende hasta los 20-25ºC con numerosos días soleados con temperaturas suaves.

La propia orografía del terreno provoca que existan en pocos kilómetros cuadrados montañas de gran altitud y extensas planicies plagadas de vegetación.

Es un país ideal para los amantes de los deportes de aventura. Durante el invierno podemos disfrutar de deportes como el esquí, el snowboard... en estaciones de esquí con una gran actividad y con unas pistas para practicar deportes de invierno de gran calidad.

En verano se puede disfrutar del sol en sus maravillosas playas, aunque con cuidado porque las aguas en esta zona del mundo son muy bravas.

Educación

La región de Wellington tiene una fuerte tradición de excelencia en la educación y de cálido apoyo y bienvenida para los estudiantes de todas las culturas. Es la región de Nueva Zelandia que tiene más personas con título universitario per cápita.

Educación Wellington Internacional es un grupo de instituciones educativas acreditadas ante el gobierno (universidades, politécnico, instituto de tecnología, escuelas secundarias, academias de inglés y proveedores de formación particulares) comprometidas con la educación de alta calidad. Todas ellas adhieren al Código de Ética de Education Wellington International y han suscrito el Código de Práctica del gobierno, que asegura que ofrecen programas de elevada calidad y atención al bienestar de los estudiantes internacionales. Este compromiso con la calidad se aplica a todos los estudiantes, en todos los niveles educativos.

Alojamiento

Todas las opciones de alojamiento son seguras, limpias y accesibles. Las escuelas secundarias escogen con cuidado a familias que hospedarán a los estudiantes internacionales, pero muchos otros estudiantes internacionales que no asisten a la secundaria eligen vivir también en casas de familia. Esto les da la oportunidad de aprender sobre el estilo de vida de Nueva Zelandia y de practicar su inglés. También existe la posibilidad de que los estudiantes se alojen en albergues. Los estudiantes mayores de 18 años por lo general desean alojarse con otros estudiantes en apartamentos. La mayoría de los estudiantes vive cerca de la escuela o institución a la que asiste, habitualmente a no más de 30 minutos en autobús.

Instalaciones deportivas

Las escuelas e instituciones terciarias cuentan con excelentes instalaciones deportivas para los estudiantes o, si no cuentan con ellas, ofrecen acceso a ellas a través de otros proveedores. Muchas tienen un gimnasio, piscina, campo de deportes, cancha de tenis, squash, voleibol o bádminton.

Transporte

El Aeropuerto Internacional de Wellington ofrece conexiones de vuelos regulares a todas las ciudades más importantes del mundo. El aeropuerto está a 15 minutos del centro de la cuidad y a no más de 90 minutos de cualquier otra parte de la región. Hay servicios de taxi y taxibús disponibles a toda hora. Gracias a la ubicación central de Wellington, el acceso a otras partes de Nueva Zelandia también es fácil, a través de servicios de ferry, autobús, trenes y aerolíneas.

Los servicios de trenes y autobuses suburbanos que recorren la región se encuentran entre los mejores del país. En Wellington se puede ir a todos los lados a pie o fácilmente utilizando el transporte público.

Fuentes