Saltar a: navegación, buscar

Labor del Partido Pupular en los años 40

Labor del Partido Pupular en los años 40
Información sobre la plantilla
Institución

Inicios, Creación y Estructura del Partido Socialista Popular en Pilón.

Se organiza en Pilón a principios de la década del 40 por la acción de Carlos Rodríguez y Manuela Duany militantes Manzanillero y Guantanamero respectivamente, por indicaciones recibidas desde Manzanillo.
Su estructura descansaba en una célula conformada por un presidente, un secretario, un financiero y varios miembros. Su radio de acción se limitaba a la localidad cabecera, por lo reducida que era su membresía, siendo el factor determinante de de esta situación el clima de vigilancia y persecución en el marco de la “Guerra Fría” que se desató desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Influencia del Partido Socialista Popular en el Movimiento Sindical.

El asesoramiento, orientaciones y control de la actividad partidista se recibían desde Manzanillo. En la década del 50 esta tarea la cumplieron Vitaliano Escalona de Niquero y Pablo Abreu de Manzanillo.
El Partido Socialista Popular ejerció su influencia en la dirección de los sindicatos, designando para ello algunos de sus cuadros como Robustiano Carracedo y otros. Diversas demandas de los obreros y las huelgas periódicas de esta etapa fundamentalmente en el central estuvieron dirigidas por este partido.
A partir de 1952 cuando elementos extraños al movimiento obrero, los mujalistas, se apoderan de la dirección de los sindicatos, el Partido Socialista Popular ve reducida su labor de propaganda y limitaciones en su acción.
Un hecho significativo en el período fue la visita el 20 de mayo de 1948 del líder ortodoxo Eduardo René Chibás al Dr. Manuel Sánchez Silveira, en su casa. Desde el portal de la misma se dirigió en un mitin a sus simpatizantes.

Actividades del Partido Socialista Popular en Pilón.

Antes del desembarco del Granma y hasta el Pleno del Comité Nacional del Partido Socialista Popular de 1957 existieron contradicciones entre este partido y el M-26-7, debido por una parte a la heterogénea ideología de los miembros de las células del M.-26-7, que impedía asimilar y hacer causa común con los comunistas y por otro lado, el Partido Socialista Popular difería en los métodos de lucha. “Para nosotros la lucha debía realizarse a través de la huelga, manifestaciones y vía electoral”.
No obstante, Carta Semanal del 12 de diciembre de 1956 expresaba: “Los partidarios del M-26-7, se han lanzado a una acción cuyo objetivo -derrocar al gobierno de Batista- es justo, y el gobierno los persigue y trata de aniquilar con la ferocidad característica de los regímenes despóticos. Hay que detener la mano sanguinaria de la tiranía. Hay que impedir que extermine a los alzados (…).
De esta forma el Partido Socialista Popular en Pilón se transformó en colaborador decidido junto a las células del M.-26-7 en el socorro a los sobrevivientes del desembarco del Granma. La ayuda abarcó ropas, medicinas, alimentos, etc. Es necesario consignar que esta colaboración no respondía a una alianza, cada una de las organizaciones mencionadas actuaba por su cuenta.
Después de la reorganización de la guerrilla a finales de 1956 en Purial de Vicana, el Partido Socialista Popular se dio la tarea de reclutar soldados de fila para el naciente Ejército Rebelde manteniendo al mismo tiempo la ayuda material antes mencionada.
Posteriormente en 1957, después del Pleno del Comité Nacional del Partido Socialista Popular que se celebró a mediados de diciembre, en el que quedó superada la “línea de agosto”, algunos militantes de la célula de este partido en la localidad, se incorporaron a la guerrilla como Porfirio Alarcón que combatió en la columna del Che y que alcanzaría los grados de teniente. Sin embargo, la labor desplegada en este sentido no tuvo el alcance que las circunstancias del momento propiciaban y exigían, pues por razones diversas, más de la mitad de la militancia tuvo que emigrar hacia otros lugares, fundamentalmente La Habana, alejándose del teatro de operaciones y regresando la mayoría de ellos al triunfar la Revolución.
Durante la huelga del 9 de abril de 1958 los militantes socialistas que quedaron en el área colaboraron con los obreros en el cierre de comercios, labores de propaganda y quema de campos de caña, desafiando la represión de Laurent y su jauría de matones.

Disolución del Partido Socialista Popular en Pilón.

En las acciones finales de la lucha insurreccional la labor del Partido Socialista Popular en Pilón no fue significativa pues dicho partido virtualmente se desintegró, debido a que varios de sus militantes renunciaron a esta condición, presionados por la administración del central. Veamos lo que plantea al respecto un militante socialista: “renunciaron al Partido Socialista Popular por temor a perder sus puestos de trabajo, Roberto Pérez Márquez, sereno, Juancito Vázquez, puntista; Lulú, corredor de guarapo y Pedro Aguilar”.

En sentido general el Partido Socialista Popular en Pilón no contó con una figura de connotación popular que lo liderara como el M.-26-7. Por otra parte, lo reducido de la militancia, las contradicciones, el éxodo de muchos de sus militantes, la persecución, la renuncia de otros por intereses nada patrióticos, permite afirmar que el Partido Socialista Popular en Pilón no jugó un papel decisivo en la recta final de la lucha insurreccional de nuestra última gesta.

Fuente

Monografía hostorica de la localidad.