Saltar a: navegación, buscar

Los Palos (Nueva Paz)

(Redirigido desde «Los Palos»)
Los Palos
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaMayabeque
 • MunicipioNueva Paz
 • Fundación24 de enero de 1802
DSCF0085 (Small).JPG
Parque de Los Palos

Los Palos es un poblado ubicado en el municipio Nueva Paz, localizado al sur y extremo oriente de la provincia de Mayabeque (Cuba). Se caracteriza por un relieve llano y de tierras rojizas. La agricultura representa el renglón económico fundamental en esta zona.

Historia

La ciudad de Nueva Paz fue fundada por Joaquín de Santa Cruz, el 24 de enero de 1802. Posteriormente surgen otros asentamientos urbanos, los poblados de Los Palos y Vegas, dentro del mismo territorio municipal, y como consecuencia de dos paraderos de tren inaugurados el 26 de noviembre de 1848.

La existencia de numerosas construcciones de estilo ecléctico construidas en los comienzos de la república en el poblado de los Palos constituyen una unidad arquitectónica de la cual se desconocen sus potencialidades como centro histórico.

La principal problemáticas del Centro Histórico es el deterioro urbano, ya que se encuentra en áreas emblemáticas de gran potencialidad, aunque su larga trayectoria en el tiempo, las transformaciones sufridas, la estructura de la trama urbana, y el abandono, unido a una escasa o nula cultura de conservación provoca que en determinadas zonas exista un elevado nivel de deterioro arquitectónico, urbanístico y medioambiental.

Bajo los auspicios de la Junta de Fomento de La Habana y por iniciativa de su presidente, Claudio Martínez de Pinillos, fue inaugurado, en 1837, el primer ferrocarril cubano de La Habana a Bejucal. Al siguiente año el tramo de Bejucal a Guines.

El 26 de noviembre de 1848, pasa el primer tren por el paradero de Los Palos. La construcción de esta importante vía de comunicación es la cusa del origen del poblamiento de la zona y de la aparición de una nueva urbanización en el territorio.

Un elemento muy importante para el desarrollo urbanístico en el zona fue el hecho, que de 1902 a 1912 el central Gómez Mena, actual Héctor Molina, perteneció al municipio Nueva Paz, situación esta que produjo un aumento del poder económico en el territorio, fundamentalmente en las áreas vinculadas a las producciones cañeras.

Pocos años después, durante la Primera Guerra Mundial (1914-1918) el azúcar alcanzó altos precios, provocando esto la apertura de tres sucursales de banco en Los Palos, podrán imaginarse la riqueza que se manejaba en esos momentos con solo una población en ese pueblo de alrededor de 3000 habitantes y solo una minoría con cuenta abierta en ellos.

El censo de 1931 arrojó una disminución de la población en el casco urbano Nueva Paz y en el municipio en general al cerrarse los centrales Nueva Paz y Colono, cosa esta que no sucedió en el casco urbano de Los Palos en que comenzó a cultivarse el tomate y surgieron importantes envasaderos en Los Palos y en Vegas vinculados al ferrocarril.

Con el paso del tiempo fue vendido por el gobierno a una compañía privada, Compañía de Caminos de Hierro de La Habana, la cual construyó otros tramos, entre ellos el de Unión de Reyes. El primer tren entró en Unión de Reyes el 26 de noviembre de 1848.

El ingeniero de esta compañía había trazado un plano para que la vía férrea pasara por la ciudad de Nueva Paz, pero como no le ofrecieron los terrenos para la estación, ni quinientas onzas (Quince mil quinientos pesos) que solicitaba la empresa no se llevó a efecto la obra en ese lugar. Entonces el señor Pio Molina ofreció gratuitamente un cuarto de caballería de tierra, para que se construyera el paradero en los terrenos de su finca, distante a una legua al norte de la Ciudad y junto al camino real, oferta esta que aceptó la Compañía, la cual ordenó construir el paradero en el lugar donde hoy se halla y con el nombre que se conoce. La construcción del paradero por la compañía de Caminos de Hierro de La Habana, para comunicarse con la ciudad de Nueva Paz, dio origen al pueblo de Los Palos.

Estación de ferrocarril en sus inicios.

En las visibles fechas de algunas de las edificaciones del actual y bastante conservado casco urbano del consejo popular de Los Palos, se puede observar como durante los primeros treinta años del siglo XX, tuvo lugar un rápido desarrollo urbanístico,con un discurso artístico que delata la bonanza económica y el poder de los grupos sociales surgidos al calor de una explosión del comercio y, en sentido general, del capitalismo. Hago un alto al mencionar al capitalismo, para decir que fue en el poblado de Los Palos donde el capital tuvo mayores inversiones en la industria, el comercio y el transporte, recordemos que los propietarios de Nueva Paz no permitieron que por sus tierras pasara el ferrocarril, ni que la carretera circuito sur (Vegas-Palos), tuviera que pasar por el centro del pueblo de Nueva Paz como ocurre en Los Palos, elementos indispensables para el desarrollo; esta situación propició la aparición en este pueblo de prósperos hoteles, rentables comercios y diversos negocios que en poco tiempo trajeron, con las vacas gordas y un poco más allá, un desarrollo urbanístico que se destacaba del resto de los núcleos poblacionales que formaban el municipio.

Por la necesidad de imprimirle el sello de los nuevos tiempos a las edificaciones que se construían, se convierte en un buen negocio para muchas personas en el territorio, la producción, distribución, y consumo, no sólo de materiales de construcción, sino, además, de elementos de diseño. Muchas personas se encargan del negocio de contratar arquitectos y maestros de obras que pudieran encargarse de diseñar columnas de diferentes órdenes, capiteles, pretiles, molduras, columnas adosadas al muro y frontones que le imprimieran modernidad a las oficinas, comercios, sociedades de recreo, viviendas y conjuntos habitacionales como los que se pueden ver en el centro urbano del pueblo de los Palos y otras comunidades cubanas. De esta manera aparecen brigadas en el pueblo que se encargan de la construcción y del montaje de las diferentes partes que componen la obra, además, aparece el trabajo de herrería que se puede ver en las rejas que adornan las edificaciones de dicho casco urbano, tanto en interiores como exteriores. Estas constituyen reales obras de arte y un ejemplo del desarrollo tecnológico alcanzado por los artesanos que las construían.

Origen del nombre

Muchos piensan que este pueblo se llama así, por la existencia de mucha madera en bruto, porque le cayeron a palos a alguien, o por la excesiva virilidad de sus hombres; según el ilustre historiador neopacino Pedro Ponce de León el nombre de este pueblo se debe al primer nombre con que se identificaba al vecino poblado de Nueva Paz en los inicios de su fundación allá por el año 1802, por encontrarse ubicado en el Hato Laguna de Palos.

Durante el período colonial, como se ha dicho, se le puso el nombre de Príncipe Alfonso, pero solo se le conocía así en asuntos oficiales para todos los pobladores se le conocía vulgarmente como paradero de Los Palos. Debido a las ventajas de la vía férrea, los habitantes del caserío de Jagua trasladaron sus casas junto al paradero, levantándolas de nuevo a lo largo de lo que fue la antigua calle Céspedes y entrada de la carretera que va al actual central Manuel Isla, antiguo Josefina. Más tarde se construyeron varias casas a lo largo de lo que se conoce en la actualidad como calle real o principal del poblado.

Evolución

La única vía de comunicación entre el pueblo y el paradero era el camino real. Es lo que constituye actualmente la carretera Nueva Paz – Los Palos. La primera bodega, fonda y posada la estableció el señor Joaquín Arias, frente al paradero, en una casa de su propiedad.

Primera bodega, fonda establecida en el pueblo.

Después se abrió una tienda mixta en la calle real y en la casa del propio Arias se abrió la primera oficina de correos de la cual él fue uno de los primeros administradores.

El primer maestro del pueblo fue Teófilo Urueta y fue asesinado por un grupo de españoles por sus ideas separatistas. Entonces estaban los cubanos levantados contra España y el poblado contaba con un regimiento de nombrado Palos.

El primer médico residente en la localidad fue el doctor Tomás Hernández, traído por varios vecinos pudientes de la localidad, dando cada uno una cantidad mensual para tenerlo en el pueblo.

La primera farmacia en muchos años hasta que se abrieron otras fue del señor José López Pereda.

El Hotel era una casa de vivienda de Pablo Ruíz en los altos, y debajo una fonda, después el alquiló todo el local a Ricardo Castro y este puso el hotel.

Para la construcción de la Iglesia católica las señoras pudientes de la localidad, viudas de los hombres que habían empezado el desarrollo del pueblo reunieron fondos y donaron terrenos para la construcción de una capilla dedicada al culto católico, fabricada de mampostería y sin torre.

En 1909, se construyó la torre con auspicio de miembros del comercio local auxiliados por las damas de la Asociación La Caridad. Se celebró la bendición de la torre junto al parque que desde 1910 se le nombró Herminio Rivera. Esta iglesia pertenece a la parroquia de Nueva Paz.

El gobierno interventor estadounidense creó a nivel nacional varias escuelas, producto de esto se instalaron 2 escuelas con 3 aulas cada una separada por sexo, pero en en el año 1910 fueron instaladas ambas escuelas en un solo local llamado Luz Caballero.

En este centro escolar se instaló el primer kindergarten en el distrito de Nueva Paz, además se abrieron otras escuelas públicas y privadas.

El cementerio se hizo por suscripción popular en 1903 por iniciativa de varios señores pudientes y se entregó al ayuntamiento para su administración.

Desarrollo local

En 1908 se instaló el telégrafo en la oficina de correos. Se elevó su categoría a primera clase y contaba con cuatro. Al poco tiempo se estableció en ella la caja de ahorro.

En las principales calles existían faroles para el alumbrado público. En el parque fue el único lugar público que se usó el gas acetileno, los demás eran de aceite de carbón y luz brillante.

Se construyeron aceras, se pavimentaron calles y reconstruyeron buenos edificios. En 1903 se público el primer periódico local llamado El Oasis y en 1907 se publicó El Hogar que contribuyó al desarrollo de la cultura local.

En 1908 se organizó el Club de Foot-Ball llamado Club Palense compuesto por dos bandos y estaba integrado por los mejores jóvenes de la sociedad.

El Foot-Ball se jugó por primera vez en Cuba en este pueblo, fue introducido por un joven catalán llamado Abelardo Fontanet que trajo su reglamento.

El día 17 de noviembre de 1917 se fundó la logia Reivindicación.

En 1943 se construyó el Club de Leones, los cuales pavimentaron la calle que va para la estación del ferrocarril.

Con el paso del tiempo, el pueblo de Los Palos debido al comercio fue obteniendo más desarrollo hasta llegar a lo que hay actualmente. La estación de ferrocarriles dotada de finales del siglo XIX y en 1930 se reconstruyó con la estructura que tiene en la actualidad.

El poblado cuenta con un bar cabaret, El Trece de Marzo, donde hace un tiempo atrás fue el Club Atlético de Palos inicialmente como Club de Basketball. Escuela primaria José de La Luz y Caballeros.

Tipos de construcciones que conforman el Centro Histórico Urbano de los Palos

  • Construcciones domésticas: 26 casas de viviendas.
  • Construcciones civiles: 19 bodegas, estación de ferrocarril, policlínico, farmacia, centros culturales y sociales, correo.
  • Construcciones religiosas: 2 iglesias.
  • Construcciones industriales: 1 fábrica de cloches.
  • Construcciones militares: 1 comandancia del Ejército Libertador.
  • Construcciones conmemorativas: 3 bustos, y tarjas.

Dentro del centro histórico urbano de Los Palos se ubican inmuebles de gran importancia por sus características especiales y su historia. El Centro de Artesanos, construcción más antigua, que tuvo como objetivo la instrucción y la recreación para la raza blanca.

La fábrica de cloches, construcción industrial la única de su tipo en el municipio fundada en 1948 con el nombre de Quin Barleban Auto Parken con el objetivo de revestir bandas de equipos pesados y ligeros siendo funcionable hasta la actualidad, llevando el nombre de José María Pérez.

El Busto de Herminio Rivera Núñez, Construcción conmemorativa fundada el 8 de septiembre de 1945 para reconocer la labor desplegada por el mártir en la guerra de independencia y específicamente dentro del Municipio, siendo hoy el patriota insigne del Municipio.

Hotel El Louvre es la construcción civil de más significación y la única de dos plantas dentro del conjunto, en el año 1918 se construye como fonda y cafetería convirtiéndose en hotel en1924, destinada ha brindar servicios de hospedaje y gastronomía en moneda nacional, situado en la calle 35 de los Palos, realizándole constantes trabajos de conservación con el fin que perdure a pesar de sus tantos años de existencia.

Estado de conservación de los inmuebles

En cuanto al estado de conservación del Centro Histórico Urbano de los Palos se puede señalar que se encuentra deteriorado por el paso del tiempo y el desinterés del capital humano.

Las construcciones domésticas presentan en su totalidad alteraciones en los interiores, filtraciones en las cubiertas, descolchamiento de las paredes, deterioro en la madera y en la herrería utilizada en ventanas y barandas, destacando entre ellas por uso original el policlínico Humberto Castelló que sufrió modificaciones en la fachada e interiores.

Dentro de las construcciones civiles se encuentra la farmacia, la estación del ferrocarril y el Hotel El Louvre los cuales han sido sometida a varios trabajo de conservación y restauración por lo que su estado es regular, no pasando esto con las bodegas y tiendas que su estado de conservación es malo porque existen afectaciones de filtración en las cubiertas y las paredes, otros inmuebles muy afectados dentro de esta clasificación son El Centro de Documentación y la Librería instituciones que por sus servicios sociales y culturales, atesoran una gran riqueza en cuanto a información y documentación, peligrando esta producto a un estado constructivo crítico de conservación.

Dentro del conjunto las construcciones relacionadas con la recaudación de divisa y las de carácter religioso se someten a trabajos de conservación constante por lo que se su estado es bueno, al igual que las construcciones conmemorativas que mantienen íntegramente sus valores., hallándose entre ellas el busto de Herminio Rivera Núñez y el de José Martí, siendo el primero la única pieza relacionada con el mártir existente en el municipio.

El Centro Histórico del Consejo Popular de Los Palos con una acentuada arquitectura ecléctica se distingue entre las demás construcciones del municipio, y a la vez se desvanece en la medida que no seamos capaces de reconocerlo y protegerlo.

Fuentes

  • Arjona Pérez, M. (2003): Patrimonio cultural e identidad. La Habana: ediciones Boloña, 2003.
  • Archivos del Museo Municipal de Nueva Paz.
  • Diplomado en Desarrollo Comunitario. La Habana 2000. Centro de Superación para la Cultura.
  • García Santana Alicia (2004). Contrapunteo Cubano del Arco y el Horcón. Editora Lida.
  • García Santana Alicia (2004). Trinidad de Cuba, Ciudad Plazas Trinidad de Cuba, Ciudad Plazas y Valles.
  • García Sierra, P. Diccionario Filosófico. Biblioteca Filosófica en Español
  • Gonzáles Díaz, Juan Francisco. La colonia en Nueva Paz: Documento del Museo Municipal, s.a.-Soporte Digital.
  • Linares, J. (1994): Museo, arquitectura y museografía.
  • Ponce de León, Pedro (1946). Historia del término municipal de Nueva Paz.
  • González Ramos, Luis Miguel: La arquitectura ecléctica neopasina, una huella de su evolución socioeconómica
  • Investigaciones realizadas por el Joven Club de Computación y Electrónica Nueva Paz II.
  • Colaboración del historiador José López, del municipio Nueva Paz.
  • Colaboración del CITMA municipal.
  • Museo Municipal de Nueva Paz.