Saltar a: navegación, buscar

Luís Carlos Prestes

Luís Carlos Prestes
Información sobre la plantilla
Prestes.jpg
Nacimiento3 de enero de 1898
Porto Alegre, estado de Río Grande do Sul, Bandera de Brasil Brasil
Fallecimiento1990
NacionalidadBrasileña
OcupaciónPolítico

Luís Carlos Prestes (1898-1990) fue un político revolucionario, su paso por la historia dejó un gran ejemplo. El llamado Caballero de la Esperanza sigue recorriendo nuestras tierras convocándonos a la lucha por la libertad, en contra del inhumano sistema capitalista y del imperialismo, que nos pisotea haciéndonos creer que la servidumbre es nuestro destino natural.

Sus inicios

Luís Carlos Prestes nació en Porto Alegre, estado de Río Grande do Sul, el 3 de enero de 1898. Hijo de Antônio Pereira Prestes, oficial del Ejército y de Leocádia Felizardo Prestes, profesora de primaria. Su familia se transfirió, para el entonces Distrito Federal, Río de Janeiro, donde su padre falleció, dejándoles en dificultades financieras.

En 1909, ingresó en el Colegio Militar, con el propósito de seguir la carrera de las armas. En febrero de 1916 entra en la Escuela Militar de Realengo, también en Río, donde tendría como compañeros Juarez Távora, Antônio de Siqueira Campos, Carlos da Costa Leite, Eduardo Gomes, Osvaldo Cordeiro de Farias, Newton Prado y Landerico de Albuquerque Lima, todos integrantes de la generación que inició las revueltas tenentistas de la década de 1920. En 1919 terminó el curso de ingeniería. En enero de 1920, obtuvo el diploma de ciencias físicas y matemáticas.

En este período estaba en vigor la llamada “Política del Café con Leche”, alianza por medio de la cual las oligarquías de São Paulo y Minas Gerais se alternaban en la presidencia del país. Este sistema financiaba la producción y exportación de café a través de una contención de recursos que impedía el desarrollo de los otros sectores productivos y de la naciente industrialización. En términos sociales, esa política se tradujo en una vida miserable para muchos brasileños.

Labor política

A partir de 1922, empieza una serie de insurrecciones armadas que da inicio al movimiento tenentista, primera contestación abierta a la Re¬pública Oligárquica. Prestes, después de haber concluido el curso, fue transferido para Río Grande do Sul, donde, en 1924, empezó su actuación política organizando un levantamiento en apoyo a la rebelión de São Paulo contra el gobierno oligárquico presidido por Artur Bernardes. De este levantamiento comenzó la formación de la llamada Columna Prestes, movimiento militar que recorrió 25 mil Km. durante dos años y cinco meses de confrontación (guerra de movimientos) con las fuerzas legalistas.

Este fue el punto culminante de las revueltas tenentistas. Mientras los movimientos anteriores habían sido rápidamente sofocados, la epopeya de Prestes recorrió Brasil, y derrotó los principales comandantes del ejército nacional. La Columna constituyó un ejército popular, que tenía como objetivo atraer al pueblo a sus filas. "Marchando engrosaremos la Columna", decía Prestes.

En octubre de 1926, se decidió poner fin a la marcha. La decisión fue tomada por varias razones, una de las cuales ligada al fin del gobierno de Artur Bernardes, que sería substituido en noviembre por Washington Luís. Además de eso, según Prestes, sobre esta resolución expreso: la inutilidad de nuestros esfuerzos (...) empezamos a darnos cuenta de que las consecuencias de que la lucha que sosteníamos golpeaban la parte más pobre de la población, pues detrás de la columna venían las fuerzas del gobierno, capaces de todas las violencias y arbitrariedades (...) Además de eso, por falta de un objetivo político claro, en el seno de la columna empezaron a aparecer síntomas de degeneración, lo que podría conducir muchos de sus componentes al bandidaje..

En 1927, junto con sus combatientes, se exilia en Bolivia y conoce dirigentes de los partidos comunistas de Argentina, Uruguay y Brasil; es en este período que entra en contacto con la ideología socialista y pasa a pensar la realidad brasileña con otra visión. En 1931 viaja a la Unión Soviética e ingresa en el partido comunista.

Regresa a Brasil en 1934 y funda la Alianza Nacional Libertadora, movimiento creado para difundir los ideales de la revuelta armada contra el gobierno popular de Getúlio Vargas. La Revolución dirigida por este presidente acabó con el pacto “Café con Leche”, impulsó la industrialización y el desarrollo económico del país y promovió profundas reformas sociales que dispensaban protección social y mejores condiciones de vida al pueblo. Prestes, en aquél momento de eclosión de los ideales socialistas soviéticos, no comprendía el carácter nacionalista y progresista del gobierno de Getúlio. El alineamiento sistemático a la política de la Unión Soviética, en muchos países latinoamericanos, distorsionó la comprensión de la propia realidad y de los objetivos tácticos y estratégicos de la lucha nacional.

De la Intentona Comunista a la dictadura militar

Así que, en 1935, lidera la llamada Intentona Comunista, insurrección armada que tenía por objetivo derrocar a Getúlio Vargas del poder. El gobierno logró sofocar la rebelión y Prestes fue llevado preso. Su esposa, Olga Benário, alemana que también participó de la insurrección, fue detenida y extraditada para su país, donde años más tarde fue asesinada en un campo de concentración.

En 1945, después de cumplir la pena de nueve años de prisión (que contrajo bajo la acusación de participación en la muerte de una presunta delatora del movimiento armado), en un acto de gran nobleza, apoya la candidatura de Getúlio Vargas, aliándose con él tácitamente contra un posible golpe pro-yanqui. Asume la dirección del Partido Comunista y es electo senador por el Distrito Federal. Su mandato es anulado y entra a la clandestinidad nuevamente en el gobierno de Gaspar Dutra, cuando fue decretada la ilegalidad del Partido Comunista de Brasil (PCB). En 1957 vuelve a la legalidad.

En 1964, después del golpe de estado contra João Goulart, por medio del cual se instauró la dictadura militar, retorna a la clandestinidad.

Del exilio a su muerte

En 1971 se exilia en Francia. En 1978, por divergencias ideológicas, es alejado de la secretaria-general del PCB y, después, del propio partido. Amnistiado en 1979, regresa a la vida pública y participa activamente de la Campaña de las Directas-Ya, en pos de la salida democrática mediante elecciones directas, en 1984. Muere en 1990.

Fuentes