Saltar a: navegación, buscar

Luis Pérez

Este artículo trata sobre Luis Pérez Rodríguez. Para otros usos de este término, véase Luis Pérez (desambiguación).
Luis Pérez Rodríguez
Información sobre la plantilla
Perez-rodrigu copia.jpg
NombreLuis Pérez Rodríguez
NacimientoGalafre, San Juan y Martínez, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento14 de febrero de 1916
San Juan y Martínez, Bandera de Cuba Cuba

Luis Pérez Rodríguez. Coronel del Ejército Libertador, combatió con decidido valor a las órdenes del General Antonio Maceo Grajales.

Biografía

Nació en Galafre el 14 de noviembre de 1854. Distinguido Coronel del Ejército Libertador, combatió con decidido valor a las órdenes del General Antonio Maceo Grajales durante la campaña de invasión a la provincia de Pinar del Río, en el Regimiento del Coronel Manuel Lazo en el que dirigía un batallón.

Más tarde dirigió a la segunda División del quinto Cuerpo Del Ejército Libertador. Se fue a la lucha con parte de la juventud sanjuanera.

Síntesis

Fue calificado por sus superiores de muy valiente, entusiasta e inteligente. En la paz de la república mediatizada ocupó los cargos de Primer Gobernador de la Provincia de Pinar del Río y más tarde Subsecretario de la Agricultura. Al llegar a las puertas de la Villa, junto al General Roberto Bermúdez y el Comandante Antonio de Varona participó en el Incendio de San Juan y Martínez el 21 de febrero de 1896.

Después de ocupar cargos durante los primeros años de la república, se retiró para Las Delicias dedicándose al cultivo del tabaco, y aunque era el mayor enemigo que el Gobierno del Presidente Tomás Estrada Palma tenía en San Juan y Martínez, no pensó rebelarse en amas contra el mismo, según sus propias palabras.

Palabras del patriota

Decía este insigne patriota:

"Tanto sentimiento me ha dado la conducta del Gobierno, que he llegado a considerarme extranjero en mi propia tierra y esto me obliga a no mezclarme en ninguna lucha política".
Rodeado de sus familiares y amigos más íntimos murió en San Juan y Martínez el 14 de febrero de 1916, así dejaba la vida este inmenso luchador incorruptible, amante de su patria, de los principios que le arrojaron a la manigua redentora, y al cual el entreguismo de los gobernantes de la seudo república, le hicieran proferir valientes frases contra la ignominia de los que cambiaban la gloria de los caídos por cargos administrativos y políticos.
Sus restos reposan en el suelo que tanto amó y por el cual tanto luchó y hoy las nuevas generaciones le rinden el merecido y diario homenaje a tan ilustre y distinguido patriota sanjuanero.Sin sus palabras y sentimientos no hubiese logrado tan alta condecoración en el gobierno revolucionario, por lo que expresó antes de morir: "Todavía estoy en deuda con mi gobierno''".

Fuentes