Saltar a: navegación, buscar

Martí y los niños

Martí y los niños
Información sobre la plantilla
Martí.jpeg

Martí y los niños. Muestra las grandes enseñanzas que proporcionan los cuentos y poesías de Martí en los niños.

Introducción

Lo que a continuación se narra son vivencias de una niña sanjuanera que ama a José Martí y que desde pequeña ha sabido mezclar y aprender de el todas las enseñanzas que ha proporcionado a través de su libro La Edad de Oro .

La necesidad imaginaria de escribirle a Martí

Querido Maestro:Tengo 11 años y en el poco tiempo que tengo dentro de todos mis sueños siempre e añorado tener una conversación imaginaria con usted decirle cuanto lo admiro y el placer que siento al oír a la maestra como nos narra pasajes de su vida, y quiero preguntarle:¿Cómo puede usted entregarnos tanto amor a los pequeños príncipes enanos de todo el mundo?. Leo su libro “La Edad de Oro”, sus poemas los recito en el matutino, me gustan mucho sus cuentos y siento predilección por Nené Traviesa, pues es una niña muy parecida a mí desde pequeña me gustaba mucho romper los libros y no siento pena en decírselo pues lo importante es que sepa que con su cuento he aprendido el valor que tienen las cosas no por lo lindas que fueran sino por la importancia que uno mismo les dé.

La historia del pelón

Le voy a contar también una historia que me ocurrió hace algún tiempo. Yo tenía un muñequito viejo, pelón y hasta estaba marcado por el tiempo, un día por la tarde me puse a jugar con él, en eso llegó mi mamá con una linda muñeca que me había comprado me fui a jugar con ella y dejé a mi pelón tirado en un rincón muy solito, ni mi hermanita Adi que es pequeña quería jugar con él, al otro día cuando llegué de la escuela me encontré a mi viejo muñequito abandonado en una esquina tirado, hay maestro que vergüenza sentí de mi misma me puse a llorar y abrasé a mi muñequito y lo cobijé con su pañito, desde ese día aprendí una bella lección, la importancia que tiene el amor por sobre todas las cosas e incluso por sobre la belleza.

Aprendo con los Zapaticos de Rosas

Maestro ¡que linda es su poesía de los Zapaticos de rosa, cuantos niños como yo la han disfrutado y como siempre, enseñándonos algo nuevo, le puedo comentar que en ella pude observar la diferencia de clases ,la madre, el padre de Pilar y hasta la misma Pilar, el Halla de la francesa ,de magdalena y que me dice de Alberto el militar, me puse muy triste cuando mi mama me leyó por primera vez la poesía, no le mentiría si le digo que a mis dos ojitos pequeños asomaron dos tristes lagrimas al mencionarme a la niña enferma y a su mama y al viejo que se echo a llorar. Para terminar le puedo decir como dijo la mariposa desde su rosal aquella que vio guardados en un cristal Los zapaticos de rosa, pero yo le diré que gracias maestro por darnos tanto amor y cariño y por siempre pensar en nosotros.

Poesía en honor a Martí

Pues no crea que yo también he pensado en usted y para demostrárselo le he escrito unos versos de mi propia inspiración

Desde muy pequeñita leo cuentos de Martí para mí son muy bonitos y todos me hacen feliz. Nené Traviesa entre otros a mi me gusta leer, por eso para nosotros disfrutarlos es un placer.

Fuente

  • La Edad de Oro
  • Vivencias de una niña sanjuanera