Saltar a: navegación, buscar

Meditación

Meditación
Información sobre la plantilla
Mujer meditando.JPG
Concepto:La meditación es el arte de estar relajado y alerta, un estado mental tranquilo; el cuerpo está relajado y la mente concentrada
Meditación. La meditación es el arte de estar relajado y alerta, un estado mental tranquilo; el cuerpo está relajado y la mente concentrada.Con la meditación se consigue un estado mental despejado, sirve para aclarar la mente y al mismo tiempo mantenerse alerta. Existen diferentes tipos de relajaciones, la mayoría son las semejantes, pero dependen mucho de la relajación y la respiración.

La meditación

Los pensamientos quedan a un lado y se siente en armonía con las sensaciones del momento. La relajación, en cambio, se da cuando la mente va de un lado a otro, entre el sueño, la fantasía y el pensamiento. Se puede estar medio despiertos y no saber lo que se esta pensando. Es un estado agradable, pero fuera de control.
Se tiene más posibilidades de sentirse relajados y alerta cuando uno se concentra en algo que gusta, como por ejemplo:
• Escuchar música
• Observar los pájaros en el jardín
• Practicar yoga, o cualquier ejercicio con conciencia
• Ducharse
• Hacer un ramo floral
• Estar acostado escuchando el viento y la lluvia También se puede sentir relajados y alerta estando sentados en una silla, notando como el cuerpo se expande y se contrae al respirar. Esto es, meditar con la respiración.
La meditación es un acto de equilibrio: se puede estar relajados pero no muy despiertos, o estar alerta pero físicamente en tensión.

Para qué meditar

Para alcanzar un estado personal en el que el cuerpo esté relajado, la mente tranquila y vivir las sensaciones del momento. Concentrar la mente es el secreto. La meditación es mucho más que una técnica de relajación; también sirve para aclarar la mente y mantenerse alerta. Se vuelven más sensibles hacia los sentimientos y los detalles del mundo que nos rodea. Si se medita unos minutos cada día, los resultados pueden ser profundos y tener larga duración. A medida que las personas se sienten más relajadas y conscientes, cada uno de los aspectos de la vida se puede beneficiar. Cuando se comprende la meditación, se convierte en algo sorprendentemente sencillo. Es como encontrar la luz después de ir a tientas en la oscuridad.

La concentración y sus instrucciones básicas:

Mantener la mente alerta, relajándose concentrándose en algo. Esto ayuda a mantenerse despierto e impide pensamientos que distraiga a la persona

Las instrucciones básicas para la mayoría de meditaciones son las mismas:

1. Relajarse.
2. Elegir algo para concentrarse y explorar.
3. Si la mente se distrae, traerla nuevamente a la concentración.
4. Dejar de lado todo lo demás.

Diferentes prácticas y sus efectos

Hay miles de diferentes meditaciones, pero las instrucciones para casi todas ellas son similares: relajarse, concentrarse en un objeto o actividad y dejar de lado todo lo demás. La diferencia principal entre las distintas meditaciones es el objeto sobre el que se decide concentrarse.

  • Las meditaciones más ampliamente usadas son:

1. Respiración y conciencia corporal.
2. Mantra y afirmaciones.
3. Visualización.
4. Objetos sensoriales (naturaleza, música, vela, sonido, etc.).
 

La postura

Para meditar se puede utilizar cualquier postura (sentados, de pie, caminando o acostados) o situación intermedia. Cada postura tiene un efecto mental diferente y no hay una postura concreta que sea «la mejor». Lo que importa no es la postura sino lo que hacemos en ella.
Su postura debe permitirle respirar con facilidad (nada de hombros caídos) y mantenerse despierto y alerta.

Ondas cerebrales alfa y beta

Cada vez que se relaje, es fácil de comprobar porque no pasen de una idea a otra con tanta rapidez. Es conveniente llamar «alfa» a este estado, dado que las ondas cerebrales alfa (entre 7 y 14 ciclos por segundo) son dominantes cuando nos relajamos. Las ondas cerebrales más rápidas (14 a 30 ciclos por segundo) se llaman «beta». Éste es generalmente el estado mental activo. Las ondas cerebrales del sueño se llaman theta y delta.

Reconocimiento de estados mentales más profundos

La meditación extiende las fronteras de la conciencia. Se comienza a familiarizarse con los alrededores de la conciencia, particularmente con los estados más cercanos al sueño. Esta progresión tiene una descripción clásica:

1. Ser consciente estando despierto.
2. Ser consciente estando relajado.
3. Ser consciente en estado de sueño.
4. Ser consciente en un estado sin sueños.

 En busca del éxtasis

Las personas que hacen meditación están «enganchadas al éxtasis» y sólo buscan las meditaciones «buenas». Son adictos a todo lo que rodea a la meditación: las personas, el entorno, el método y a menudo la filosofía que le sirve de base. El resultado es, lamentablemente, que sus meditaciones dependen de un lugar, un momento del día, un determinado estado emocional. Si cualquiera de estos elementos no es el ideal, la meditación no es buena. La concentración implica la supresión del funcionamiento mental ordinario, restringe la atención a un punto e induce estados de observación caracterizados por tranquilidad y deleite.


Instrucciones para la meditación dinámica

Primera etapa (10 minutos)

Respirar rápidamente, inhalando y exhalando por la nariz, concentrándose siempre en la exhalación. La respiración tiene que penetrar en los pulmones profundamente, y se tiene que expandir el pecho con cada inhalación. Respirar lo más rápido que posible, asegurándose que la respiración sea siempre profunda. Hace esto de la forma más total que puedas, sin tensar el cuerpo. Asegurar que el cuello y hombros se mantengan relajados. Seguir así hasta convertirse en la respiración, literalmente, dejando que esta sea caótica (eso quiere decir no en un tiempo regular, predecible). Una vez que empieza a moverse su energía, va a empezar a mover tu cuerpo. Deja que se den esos movimientos corporales y úsalos para que te ayuden a crear mucha más energía. Si mueves tus brazos y cuerpo en una forma natural, va a ayudar a elevar la energía. Siente cómo aumenta tu energía; no aflojes no te relajes en la primera parte y no disminuyas el ritmo.

Segunda etapa (10 minutos)

Sigue a tu cuerpo; dale libertad para que exprese todo lo que surja. Deja que tome el control tu cuerpo, ayuda a que salga todo lo que necesitas expulsar. Canta, grita, reí, llora, salta, sacudirte, patea y tirate al suelo. No reprimas nada; mantén todo el cuerpo en movimiento -un poco de actuación va ayudarte a empezar. Nunca dejes que interfiera tu mente con lo que está pasando.

Tercera etapa (10 minutos)

Relajando tus hombros y cuello, levanta los brazos lo más alto que puedas, sin trabar los codos. Con los brazos levantados, salta gritando el manta ‘¡JU!’ -¡JU! ¡JU! ¡JU!- , lo más profundo que puedas, haciendo que salga el sonido del fondo de tu vientre. Cada vez que caigas sobre las plantas de tus pies (asegúrate que tus talones toquen el suelo), hace que golpee el sonido profundamente en tu centro sexual; da todo lo que tengas, quédate totalmente exhausto.

Cuarta etapa(15 minutos)

A la voz de ‘¡STOP!’, quédate inmóvil donde estás, en cualquier posición que te encuentres. No acomodes tu cuerpo en ninguna forma. Una tos, un movimiento, cualquier cosa va a disipar el flujo de energía y se va a desperdiciar todo el esfuerzo. Presencia todo lo que te está sucediendo.

Quinta etapa (15 minutos)

¡Festeja! Con la música y la danza expresa cada cosa que encuentres. Llévate esta energía de vida por todo el día.

Ver También

Beneficios de la Meditación.

Fuentes

Libro Digitalizado – Revisión y Edición Electrónica de Nascav (España) 07 de Enero 2004
http://www.granma.cu/espanol/2005/diciembre/juev15/51club.html
http://scielo.sld.cu/scielo.php?pid=S0864-21251998000200012&script=sci_arttext