Saltar a: navegación, buscar

Miopía

Miopía
Información sobre la plantilla
Ojomiope1.jpg
Clasificación:Enfermedad crónica no transmisible

La Miopía es un defecto refractivo que consiste, en que el ojo es incapaz de enfocar objetos lejanos, haciendo que aparezcan borrosos. La mayoría de las miopias se consideran como una variación de la visión normal, más que una patología.

Introducción

Con miopía los ojos no enfocan correctamente, haciendo que los objetos distantes se vean borrosos.Con este trastorno, los objetos que están cerca pueden verse claramente, mientras que los que se encuentran a distancia se ven borrosos. Como resultado, la persona con miopía tiende a torcer la vista cuando observa objetos distantes y es la característica base de la palabra _miopía_ que proviene de dos palabras griegas: myein que significa cerrar y ops que significa ojo.

La Miopía

La miopía es un defecto refractivo. En un ojo miope la imagen se enfoca delante de la retina.

Otra definición de la Miopía

Error en el enfoque visual que causa dificultad de ver los objetos distantes.

Explicación Física

Ojo con visión normal
Ojo con Miopía

Los rayos de luz que penetran en el ojo son refractados por la córnea y el cristalino. Para que la visión sea nítida deben enfocarse exactamente sobre la retina. En el ojo miope, la luz se enfoca delante de la retina debido principalmente a dos posibles causas:

Causas y Tipos de Miopía

Puede estar causada porque el globo del ojo es excesivamente alargado o porque el cristalino (la lente que se encuentra en el ojo) tiene una distancia focal demasiado corta.

La miopía, generalmente, se desarrolla en la época escolar y se suele estabilizar hacia los 20 años. Hasta entonces puede desarrollarse muy rápidamente y requerir frecuentes cambios de graduación de las gafas o lentillas. Afecta por igual a los hombres y a las mujeres y hay una clara predisposición familiar. Puede asociarse a ciertos tipos de cataratas y también puede ser causada por el queratoconos, una enfermedad que reduce el espesor de la cornea aumentando su curvatura. Además existe la pseudomiopia, que se asocia a algunas drogas y a ciertas enfermedades como la diabetes tipo 2. La pseudomiopia suele desaparecer cuando cesan las causas.

El factor genético: La probabilidad de desarrollar una miopia se incrementa si existen antecedentes familiares.

El factor medioambiental: No se ha podido demostrar definitivamente la relación entre ciertos hábitos y la aparición de la miopia. Si bien podría ser que la realización de tareas que impliquen una visión cercana continuada durante las etapas de desarrollo del organismo tuvieran influencia en su aparición.

Cuanto antes aparezca la miopía más severa será cuando se estabilice.

Existen dos tipos de miopía:

  • Miopía simple: hasta 8 o 9 dioptrías. Se estabiliza en torno a los 20 años de edad.
  • Miopía magna: a partir de 9 dioptrías. Se estabiliza a una edad más avanzada que la simple.

La miopía simple, mucho más común, aparece durante la infancia y la juventud y no presenta ningún problema serio asociado.

La miopía magna va asociada a degeneraciones de la retina, del vítreo y de la coroides. Entre otros, se corre el riesgo de desprendimiento de retina, glaucoma y cataratas y en casos extremos ceguera. Se da más frecuentemente en mujeres.

Afectados con mayor frecuencia

Por lo general se desarrolla durante la niñez y adolescencia a medida que el ojo crece, haciéndolo de forma exagerada. Por lo general es en la edad escolar cuando se hace evidente la mala visión de lejos: no se ve bien el tablero, no se reconoce la cara de las personas a cierta distancia o no puede leerse los anuncios hasta que ya están muy cerca. Al detenerse el crecimiento en la adolescencia, se detiene también la progresión de la miopía.

Síntomas

  • Visión borrosa de los objetos distantes.
  • Bizqueo.
  • Dolor de cabeza.
  • Tensión ocular.

La persona miope tiene mala visión de lejos pero buena visión de cerca. La distancia a la que ve bien depende del grado de miopía. Mientras mayor sea la miopía, mas cerca deben estar los objetos para enfocarlos. La buena visión de cerca se debe a que los rayos de luz de un punto cercano vienen al ojo divergiendo, muy similar al efecto que tiene un lente divergente para corregir la miopía. Ya que al entrecerrar los ojos la visión de lejos mejora (conocido como efecto estenopeico), las personas miopes tienden a presentar mayor cantidad de arrugas faciales que quienes no tienen miopía.

Algunas manifestaciones de predisposición miópica

  • Un signo revelador, aunque no específico de la miopía, es el acercamiento excesivo del niño a lo que lee o escribe. Otro, el del niño que vuelve a ponerse cerca del televisor al poco rato de haberle mandado que se pusiera más lejos. También el niño que se sumerge con gusto en la lectura de un libro, olvidando la hora de merendar, sin notar la falta de luz y prosiguiendo la lectura en la penumbra, a menudo boca abajo, con la nariz casi en el libro. Todos éllos prefieren por lo común las actividades en el interior o los juegos tranquilos a los esfuerzos físicos o a las carreras al aire libre. Están por así decirlo, predispuestos a la miopía.
  • La posición del niño para leer o estudiar debe ser similar a lo que indica el dibujo de arriba. Sentado (no permitirle leer tumbado o acostado), con las piernas llegando al suelo. Una buena iluminación directa (un flexo, por ejemplo), pero con la luz de la habitación encendida. La lectura en un plano ligeramente inclinado, a unos 40 cm. de distancia.
  • En caso de tener que leer o estudiar mucho tiempo seguido, se deben hacer pausas relativamente frecuentes, aprovechando y dándose un paseíto por la casa y estirándose todo lo posible.
  • No leer tumbado o acostado, ni con mala luz.
  • Es muy bueno hacer deporte y ejercicios al aire libre.
  • La alimentación también juega un papel importante, debiendo cuidarla al máximo.
  • Un examen visual periódico a cargo de un profesional apropiado se hace absolutamente imprescindible.

Medir la severidad de la miopía

Análisis y Test
Un examen general del ojo, o examen oftalmológico incluye:

  • Prueba de agudeza visual.
  • Prueba de la refracción.
  • Prueba de visión del color.
  • Pruebas de los músculos del ojo.
  • Examen con lámpara de hendidura.
  • Examen de la retina.

El grado de miopía se mide en dioptrías. La dioptría es una unidad que mide el poder de un lente (qué tanto desvía la luz). De esta forma, si al colocar un lente divergente de 2 dioptrías frente al ojo se enfocan los rayos de luz adecuadamente sobre la retina, sabemos que ese ojo tiene una miopía de 2 dioptrías. Lo mismo sería aplicable para lentes de otros poderes. El examen optométrico es el que determina qué poder de lente se requiere para enfocar la imagen sobre la retina.

De lo anterior se concluye que en la mayoría de los casos la severidad de la miopía depende principalmente de la longitud del ojo. Si el ojo es mas largo, se necesitará un lente de mayor poder divergente para enfocar los rayos de luz sobre la retina.

Es de notar que la severidad de la miopía no tiene nada que ver con la cantidad de visión que alcanza una persona (agudeza visual). Esto explica el hecho que una persona con 6 dioptrías de miopía pueda alcanzar la misma visión que una persona con 2 dioptrías (con anteojos). Si la imagen está adecuadamente enfocada sobre la retina y no hay otras enfermedades asociadas, se obtendrá una buena visión en ambos casos.

Corrigiendo la miopía

Miopía

Se han diseñado varias formas de corregirla. Entre estas se cuentan los anteojos, lentes de contacto y la cirugía refractiva. En todos los casos lo que se logra es desviar el trayecto de los rayos de luz para que la imagen se enfoquen adecuadamente sobre la retina.

Los anteojos permiten buena visión mientras se estén utilizando. Tienen la limitación de que a medida que la miopía es mayor los cristales se hacen mas pesados, mas gruesos y distorsionan la imagen. Los anteojos no cubren todo el campo visual (por fuera del marco de la montura hay visión borrosa) y para algunas personas son estéticamente indeseables. Son una buena forma de corregir la miopía leve.

Los lentes de contacto permiten corregir la visión en todo el campo visual. Requieren disciplina y dedicación por parte del usuario ya que deben ser limpiados y adecuadamente almacenados diariamente. Pueden producir sensación de basura en los ojos o irritación e incrementan el riesgo de infecciones de la cornea. Permiten la corrección de la miopía moderada y alta sin ser tan notorios como los anteojos.

La cirugía refractiva permite corregir la visión en todo el campo visual sin necesidad de colocar objetos extraños sobre la cornea. Una vez se realiza no se depende de anteojos o lentes de contacto para tener una visión adecuada. No es un procedimiento obligatorio en casi ningún caso sino mas bien una alternativa para la corrección definitiva de la miopía en personas que no desean utilizar anteojos ni lentes de contacto. Permite la corrección de la miopía leve, moderada y alta sin ser notoria en absoluto.

Seguimiento a pacientes sometidos a la cirugía refractiva con excímer láser

El tratamiento de los problemas refractivos es objeto de estudios con diferentes resultados a fin de conseguir un método eficaz, predecible y estable.

En 1950 cuando el profesor JI Barraquer reflexionó acerca de la idea de modificar la forma normal de la córnea. En 1990 Pallikaris y en 1992 Buratto introdujeron dos variantes de la técnica de queratomileusis in situ descrita por Barraquer en 1964, en las que el segundo corte (refractivo) se realizaba con un láser excímer, técnica que hoy se conoce como LASIK (queratomileusis in situ asistida por láser) y que aparece como una técnica eficaz para el tratamiento de los errores de refracción. Sin embargo, cuando se aplica en los casos de alta miopía aparecen algunos factores de consideración como el grosor corneal central reducido, la curvatura corneal límite y la posibilidad de ablación excesiva que pueda condicionar ectasias,2,3 aspectos que de no tenerse en cuenta compiten con un resultado quirúrgico satisfactorio.

El estudio descriptivo transversal de los pacientes miopes intervenidos mediante Cirugía, arrojó el resultado de que todas las intervenciones realizadas con el modelo de láser Esiris de Schwind E624 (diámetro del spot de 0,8 mm, con perfil de ablación gaussiano) dio una tasa de repetición de 220 Hz, eyetracking de 29,5 cm y un tubo láser cerámico. Se cuantificó la cirugía con el normograma de Escobar-Varas, versión 096 para Excel. Se debe realizar un estudio preoperatorio completo para el estudio de la refracción y después de la cirugía. Se utilizaríá el equivalente esférico (EE) el cual se calcula según la fórmula: EE= miopía + astigmatismo

La Cirugía refractiva tiene una serie de connotaciones especiales, no solo Oftalmológicas, sino también Psicológicas, las cuales no están suficientemente valoradas. Como cualquier otra técnica refractiva se realiza sobre un ojo sano. Por ello, hay que valorar las motivaciones reales del paciente para poder responder a sus expectativas.

La introducción de la técnica LASIK se ha visto favorecida porque tiene una recuperación más rápida y menos dolorosa que las otras técnicas, y esto hace que los pacientes la prefieran. Tanto LASIK como PRKconsiguen una corrección satisfactoria de la miopía baja a moderada (-2,5 a -8,00 D), al año y a los dos años de la intervención. Sin embargo, LASIK consigue un mayor porcentaje que la PRK de ojos con una agudeza visual no corregida de 20/20, una mejor topografía corneal posoperatoria, y una recuperación más rápida de la agudeza visual corregida.

Referencias bibliográficas

  1. . Roberts C. Biomechanics of the cornea and wavefront guided laser refractive surgery. J Refract Surg. 2002;18:589-92.
  2. . Benítez Merino María del Carmen, Machado Fernández Enrique J. LASEK: Resultado en 2 años. Rev Cubana Oftalmol. [serie en la Internet]. 2006 Jun [acceso: 26 noviembre 2007];19(1). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21762006000100004&lng=es&nrm=iso.
  3. . Machado Enrique J. Revisión y actualización en Cirugía Refractiva Corneal. Rev Cubana de Oftalmol. 1999;12(2):146-55
  4. . Trokel SL, Srinivasan R, Braren B. Excimer laser surgery of the cornea. Am J Ophthalmol. 1983;96:710-5.
  5. . Stephen CK, Dmitri Y, Maitchouk MD, Auguste GY, Chiou MD, Roger W, et al. Interface inflammation after laser in situ keratomileusis sands of the Sahara syndrome. J Cataract Refract Surg. 1998;24:1589-93.
  6. . Esquenazi S, Mendoza A. Two years follow-up of laser in situ keratomileusis for hyperopia. J Refract Surg. 1999;15:648-52.
  7. . Zaldivar R, Davidif JM, Oscherow S. Laser in situ Keratomileumyopia from -5.50 to -11.50 diopters with astigmatism. J Refrac Surg. 1998;14:19-25.
  8. . Martínez-Costa R, Navea A, Roig V, Cisneros A, Menezo JL. Resultados de la queratectomía fotorrefractiva en miopías muy elevadas, seguimiento de un año. Arch Soc Esp Oftalmol. 1995;69:571-8.
  9. . Heitzmann J, Binder PS, Kassar BS, Nordan LT. The correction of high myopia using the Excimer laser. Arch Ophthalmol. 1993;111:1.627-34.
  10. . Pazos B, Sánchez M, Díez Feijóo E, Rodríguez T, Lema I, Gallego G. Corrección de la alta miopía mediante queratectomía fotorrefractiva. Arch Soc Esp Oftalmol. 1995;69:459-66.
  11. . Pita-Salorio D, Costa-Vila J, Fontela J, Larena C, Mauricio J. Fotoqueratectomía refractiva mediante láseres Excimer en la alta miopía. Arch Soc Esp Oftalmol. 1995;69:367-74.
  12. . Applegate RA. Limits to vision. Can we do better than nature? J Refract Surg. 2000;16:547-1.  13. Ditzen K, Hushka H, Pieger S. Laser in situ keratomieleusis for myopia. J Refracti Surg. 1998;24:42-7.
  13. . Ibrahim O. Laser in situ keratomileusis for hyperopia and hyperopic astigmatism. J Refract Surg. 1998;14:179-82.
  14. . Rosa DS, Febbraro JL. Laser in situ for hyperopia. J Refract Surg. 1999;15:212-5.
  15. . http://revistademedicinaw001.wikispaces.com/Diana+D%C3%ADaz

Fuentes