Saltar a: navegación, buscar

Ovidio

Ovidio
Información sobre la plantilla
Poeta.jpg
Poeta romano cuyo talento narrativo le aseguró una enorme popularidad desde su época hasta la actualidad.
NombreOvidio Nasón
Nacimiento20 de marzo del año 43 a.n.e.
Sulmona, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento17 de marzo del año 17
Tomis, Bandera de Italia Italia
NacionalidadItaliana
OcupaciónPoeta

Ovidio (43 a.n.e. - 17). Poeta romano cuyo talento narrativo, ingenio, inteligencia y alegría le han asegurado una enorme popularidad desde su época hasta la actualidad.

Historia

Nació en Sulmona, cerca de la ciudad de Roma. Desde muy joven fue educado para seguir una carrera política, destacándose en el arte de la retórica, pero su verdadera vocación era esencialmente poética, por lo que dedicó la mayor parte de su tiempo a escribir poesía.

Tras heredar la propiedad de su padre, Ovidio se trasladó a Atenas para completar su educación. Posteriormente viajó por Asia y visitó Sicilia. A la edad de treinta años, Ovidio se había casado tres veces y divorciado dos. Se le atribuyen numerosas amantes. Los detalles de sus romances se relatan en Amores, una serie de poemas que hablan de las diversas fases por las que pasaron sus relaciones con una mujer llamada Corina . Su vida privada fue la de un hombre de letras libre de preocupaciones, adinerado y en cierto modo libertino. En Roma, donde residió hasta cumplir los cincuenta años, se relacionó con la sociedad más distinguida de la ciudad, incluido el propio Emperador Augusto. Sin embargo, en el año 8 d.C. Ovidio fue desterrado a Tomis.

Uno de los motivos de su destierro fue la publicación del Ars amatoria, según su propia declaración, era de un poema sobre las artes amatorias demasiado exaltado para el gusto del emperador, que se proponía emprender diversas reformas morales. Pero probablemente esto no fue más que un pretexto, puesto que el poema llevaba ya diez años en circulación. Pese a todo, Ovidio no perdió su ciudadanía y nunca abandonó la esperanza de ser repatriado.

Trayectoria poética

La poesía de Ovidio puede dividirse en sus obras de juventud, sus obras de madurez, y el periodo del exilio en Tomis. Durante su primera época, Ovidio continuó la tradición elegíaca de los poetas Sexto Propercio y Albio Tibulo, a quienes conoció personalmente y admiró. Los Amores son poemas eróticos centrados en el romance con una mujer llamada Corina, que contienen escasos sentimientos auténticos y se caracterizan por su ingenio y su deliberada artificiosidad. También compuso poemas didácticos, entre los que cabe destacar Medicamina faciei, Femineae, un fragmento sobre cosmética, y una retractación en tono burlesco del Arte Amatoria, Remedios de amor. Medea, una tragedia muy alabada por los críticos antiguos, se ha perdido casi por completo, y sólo se conservan unas líneas. El interés de Ovidio por la mitología se refleja en sus Heroidas o Epistuale Heroidum, veintiuna cartas de amor ficticias, dirigidas por heroínas mitológicas a sus amantes.

Ovidio escribió las Metamorfosis, un largo poema en quince volúmenes que recoge diversas historias y leyendas mitológicas sobre el tema de la metamorfosis o transformación. El poema comienza con la primera gran metamorfosis, la creación del universo, y concluye con la muerte y la deificación de Julio César. Muchas de las historias muestran la relación entre los mortales y los dioses, las consecuencias de la obediencia o la desobediencia, y su posterior recompensa o castigo en una transformación final.

Es en esta obra donde los temas presentes en la poesía anterior de Ovidio, el amor y el erotismo, se abordan mucha profundidad, el poeta deseaba explorar las diversas emociones humanas, su talento narrativo y descriptivo brilla con más fuerza que nunca, este ejemplar llegó a convertirse en un manual de mitología griega. La otra gran obra de este periodo intermedio es los Fastos, un calendario poético que describe las diversas fiestas romanas y las leyendas relacionadas con cada una de ellas. De los doce libros que configuraban el proyecto original, uno por cada mes del año, sólo se conservan los seis primeros.

Muerte

Ovidio murió en Tomis, tras ser nombrado ciudadano de honor de esta localidad.

La popularidad de Ovidio continuó después de su muerte, a pesar de que Augusto retirara sus obras de las bibliotecas públicas. La fama de Ovidio creció durante el renacimiento. Francisco Sánchez de las Brozas, el humanista español del siglo XVII, lo tradujo al castellano, aunque Juan Ruiz, ya había recogido alguno de sus cuentos en el Libro de Buen Amor, que Menéndez Pelayo ha visto como una pieza del Arte amatoria. También Ludovico Ariosto y Giovanni Boccaccio, en Italia, y Geoffrey Chaucer y John Gower en Inglaterra, basaron en los relatos mitológicos de Ovidio gran parte de sus cuentos románticos.

Obras escritas en el exilio

Las obras que escribió Ovisio en el exilio estaban llenas de melancolía, entre las que se encuentran:

  • Los Tristes: Cinco libros de elegías que relatan su infeliz existencia en Tomis
  • Las Pónticas: Cartas poéticas de tono similar a las anteriores.
  • Ibis: Contenía una serie de maldiciones para destruir a un enemigo personal.
  • Haliéutica: Un poema del que sólo se conservan algunos fragmentos.
  • Metamorfosis y Haliéutica: Ambas escritas en hexámetrodactílico, toda su poesía está compuesta en pareados elegíacos, untipo de verso que alcanzó con Ovidio la máxima perfección formal.

Referencias Bibliográficas

Ovidio, Microsoft Encarta 2008. 1993-2007

Fuentes