Saltar a: navegación, buscar

Palacio de Luxemburgo

Palacio de Luxemburgo
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Palacio)
Palacio de Luxemburg.jpg
Descripción
Tipo:Palacio
Estilo:Arquitectura barroca francesa
Localización:Francia
Uso actual:Sede del Senado de Francia.
Datos de su construcción
Inicio:1615
Otros datos
Arquitecto(s):Salomon de Brosse, Jean Chalgrin, Alphonse de Gisors, Clément Métezeau

Palacio de Luxemburgo. Es un monumento de principios del siglo XVII. Fue encargado en 1615 por María de Médicis al arquitecto Salomón de Brosse. Actualmente es la sede del Senado de Francia. El Palacio de Luxemburgo servía más como residencia secundaria que como palacio oficial urbano. Su planta corresponde a la característica de los palacios franceses, como el de Verneuil en el que intervino Salomón Borsse. Tiene un patio cuadrado, la Corte de Honor, un salón de entrada coronado por una cúpula, la Cúpula Tournon y pabellones repetidos en el cuerpo de la vivienda. Fue habilitado en la década de 1720 para alojar a la Reina Viuda de España, Luisa Isabel de Orleáns, hija del regente Duque de Orleáns.

Historia

Tras el asesinato del rey Enrique IV, su viuda, María de Médicis, decidió alejarse de las intrigas de la corte que residía en los edificios donde se halla hoy el Museo del Louvre. Buscaba otro alojamiento más digno de su rango de Regente (el Louvre le parecía demasiado medieval) y que le recordara el palacio florentino de su niñez. Encuentra en este barrio campestre, frecuentado por italianos, lo que necesita: el hotel de su amigo, el duque de Luxemburgo, con ocho hectáreas de parque. Envía a un arquitecto a Florencia para hacer el plan exacto de su antiguo palacio luego cambia de parecer y contrata a Salomón de Brosse que le propone un proyecto muy ambicioso. Las obras empiezan en abril de 1615 y en 1624 aunque no esté acabado, la reina se instala. Desde 1622 había empezado a decorar la galería principal con obras del pintor Peter Paul Rubens

Rubens, siguiendo así la tradición familiar de mecenazgo de las artes. Estos cuadros se encuentran hoy en la sala Rubens del Museo del Louvre. En 1627, cedió o vendió el Petit Luxembourg al cardenal de Richelieu. La reina no vivió muchos años en su palacio; en 1631 fue obligada a exiliarse por orden de su hijo, el rey Luis XII tras el Día de los Engañados. A su muerte en 1642, María de Médicis deja el palacio en herencia a su hijo favorito, Gastón de Orleans.

El palacio fue ampliado varias veces, pero sin modificar mucho su aspecto exterior: se construyó en los patios interiores, y luego se amplió el palacio hacia el jardín haciendo una copia casi exacta de su antigua fachada. Sin embargo, para dar cabida al Senado en 1969 se necesitó construir oficinas individuales para cada senador y varias salas de reunión y locales administrativos además de adaptar al gusto del siglo XX las comodidades básicas. El espacio necesario se encontró en el subsuelo, en el que se excavaron dos niveles subterráneos que se prolongan por debajo del parque. No fue suficiente, y se hizo edificar al otro lado de la calle una extensión, conectada por un paso subterráneo.

En 1715 el palacio pasó al regente Felipe II de Orleans que alojó allí a sus hijas, duquesa de Berry y Luisa Isabel de Orleans, Reina Viuda de España, que falleció en el palacio en 1742. Fue posteriormente la residencia del conde de Provenza, futuro Luis XVIII, por lo que fue confiscado por la Revolución Francesa que lo declaró "propiedad nacional". Sirvió de prisión en el periodo revolucionario conocido como el Terror, fue la sede del Directorio en 1795, y albergó la Cámara de los Pares a partir de 1814. Desde esa fecha ha mantenido su vocación parlamentaria.

Tanto el palacio como los jardines sufrieron las vicisitudes de sus propietarios, y quedaron casi abandonados en varias ocasiones. Durante la Segunda Guerra Mundial, los alemanes lo utilizaron como cuartel y construyeron un búnker en el jardín.

Descripción

El Palacio de Luxemburgo servía más como residencia secundaria que como palacio oficial urbano. Su planta corresponde a la característica de los palacios franceses, como el de Verneuil en el que intervino Salomon de Brosse. Tiene un patio cuadrado, el Patio de Honor, un salón de entrada coronado por una cúpula, la Cúpula Tournon y pabellones repetidos en el cuerpo del edificio. Las novedades, como el cuerpo de la vivienda que tiene una gran amplitud en relación a las dos alas, y la parte central monumental, distinguen el palacio. El Palacio de Luxemburgo es el resultado de la libre inspiración tomada del Palacio Pitti, Florencia,Italia, solicitado por María de Médici que, aburriéndose en el Louvre, deseaba encontrar el espíritu florentino y la dulzura que le transmitía, especialmente a través del empleo del almohadillado de piedra en la arquitectura del edificio más que la mezcla de ladrillo y piedra, como la que se encuentra, por ejemplo, en el pabellón de caza del Palacio de Versalles.

La parte derecha del palacio estaba reservada para la Reina, y la de la izquierda para Luis XIII. Una serie de cuadros se había encargado a Rubens para cada uno de sus departamentos, pero sólo se. realizaron las 13 telas destinadas a María de Médici, que se pueden ver expuestas en una sala del Louvre.

Para albergar las asambleas del Directorio y a continuación el recién creado Senado, el arquitecto Jean-François-Thérèse Chalgrin remodeló el interior del edificio para adaptarlo a sus funciones legislativas, obras que terminaron en 1807.[1] Entre 1836 y 1842, el arquitecto Alphonse de Gisors, alumno de Chalgrin, desplazó la fachada del edificio que da a los jardines sobre 31 metros, para dar cabida a un nuevo hemiciclo. La sala fue reconstruida en 1859, también por Gisors, tras haber sufrido un incendio.

Jardines

Los amplios jardines son de estilo neoclásico, con calles dispuestas simétricamente alrededor de un estanque octogonal central. En sus orígenes ocupaban más espacio que en la actualidad, pero sucesivar reformas en las calles de la ciudad menguaron su extensión. Aun así, son 25 hectáreas de terreno, y el parque ofrece campos de tenis, lugares para jugar a la petanca y poneys para los niños, aparte de esos rincones donde sentarse a leer el periódico alejado del ruido del tránsito, con vistas al estanque, a los jardines o al palacio.

Desde el inicio del siglo XXI, el Senado francés organiza exposiciones en el jardín: esculturas modernas y fotografías principalmente. Excepto cuando hay nieve, el jardín se llena de flores de variedades diversas según la estación y se realizan conciertos gratuitos al aire libre. También hay quioscos y zonas ajardinadas dedicadas a la agricultura y la arboricultura, una rosaleda…

En ocasiones se pueden alquilar barquitos a control remoto para hacerlos navegar por el estanque. Un centenar de esculturas, paseantes románticos, lectores, estudiantes, deportistas… nos esperan en este encantador lugar parisino.

Del jardín inicial sólo queda un monumento, un rincón precioso de este parque: la fuente de María Médicis, que también fue amputada por una parte y ampliada por otra (imagen inferior). Vale la pena buscar este lugar, que no es de los más visibles.

Error al crear miniatura: Falta archivo
Jardines

Fuente