Parque natural de la sierra de Cardeña y Montoro (España)

Parque Natural de la sierra de cardeña y montoro
Información sobre la plantilla
Sierra cardena montoro.jpg
Localización
País(es)Bandera de España España
Provincia(s)Provincia de Córdoba, se sitúa el Parque Natural de Cardeña y Montoro.
Características
Superficie38.449 ha

Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro se sitúa en el extremo nororiental de la provincia de Córdoba (limitando con Jaén y Ciudad Real) y tiene 38.449 hectáreas de dos municipios: Cardeña y Montoro.Presenta un relieve suave y alomado, que va haciéndose más abrupto en el límite oriental cuenca del río de las Yeguas.


Lindando con su vecino parque Natural Sierra de Andújar y con la provincia de Ciudad Real, este espacio se encuentra muy marcado por el Valle de los Pedroches. La serenidad del entorno se refleja incluso en el paisaje, de formas redondeadas y suaves lomas, resultantes de la lenta erosión del granito. Sólo se exceptúan los cursos de los ríos Yeguas y Arenoso, por los que campa la nutria, donde el paisaje se hace abrupto.

Vegetación

La vegetación que lo cubre está compuesta, casi a partes iguales, por dehesas, pinar de repoblación y monte mediterráneo, constituyendo un lugar ideal para la caza, mayor y menor. Por su parte, en los pinares de piñonero y resinero, se aprovechan piñones y madera. En las dehesas, el hombre ha conseguido armonizar los escasos aprovechamientos agrícolas con los pastos y la ganadería, además de la miel y otras actividades tradicionales extractivas. Por tanto, es obligado deleitar el paladar con los productos del cerdo ibérico, alimentado de bellota en la dehesa, y con los guisos de la caza. También es famosa la leche de las vacas alimentadas en este Valle de los Pedroches.

El Parque Natural ofrece una completa red de senderos que el caminante puede recorrer a pie, a [[caballo○3], en burro o en bici. A través de ellos observará desde las piaras de cerdos en las dehesas hasta vacas pastando o, en función de la estación y la hora, numerosos ciervos y jabalíes.

También es frecuente divisar numerosas rapaces, ya que aquí conviven numerosas especies de águilas (imperial, real, calzada y culebrera), buitres (negro y leonado) y la cigüeña negra junto con la blanca.

El sendero señalizado Aldea del Cerezo-Venta del Charco recorre la única dehesa de roble melojo existente en la provincia. Igualmente, muestra los típicos bloques redondeados de granito, llamados "bolos" por los habitantes de la zona. Al caer la noche se puede descansar en los alojamientos rurales existentes en ambas aldeas.

La visita al Parque Natural puede completarse con una visita al centro de visitantes Venta Nueva, que cuenta con un completo conjunto interpretativo de este espacio y donde el visitante encontrará información de las distintas rutas de senderismo que se pueden realizar; un paseo por el puente gótico-renacentista de la señorial Montoro y por su conjunto histórico artístico, tras el cual, lo mejor es hacer una parada para degustar las típicas logroñesas. Otra opción, esta vez en Cardeña, es saborear los derivados del cerdo ibérico y la carne de caza.

Este Parque es, por tanto, un espacio en el que sus habitantes han sabido vivir en armonía con el medio natural, donde contrasta el paisaje rural de las aldeas con la aristocracia de Montoro y donde los usos tradicionales, la artesanía y, en los últimos años, el creciente turismo rural sustentan la economía de la zona.


Vegetación

La vegetación típica del área mediterránea está compuesta por un bosque de encinas, en algunas zonas mezcladas con acebuches, quejigos y en menor proporción alcornoques. El matorral ocupa áreas de alta densidad en algunos lugares, compuesto por madroños, lentiscos, coscojas, jaras y brezos. El principal punto de interés de la zona corresponde al bosquete de roble melojo, situado en una meseta cercana a Cardeña a 700 m de altitud. Se caracteriza por ser una de los puntos más húmedos de la sierra. Se observa el roble melojo junto a un sotobosque rico en jaras y lavándulas. En el sur del espacio se han realizado repoblaciones de pino marítimo y pino piñonero.

Fauna

La comunidad faunística que habita en el bosque es la más rica y variada, encontrando desde piezas muy apreciadas en la caza mayor como el ciervo, gamo y jabalí, hasta otra serie de mamíferos propios del área mediterránea pero de distribución restringida como el gato montés, zorro, lobo, tejón En cuanto a las aves destacan el azor, gavilán, águila calzada, águila culebrera, búho real, cárabo .

Asimismo, el lince encuentra aquí uno de sus últimos reductos.En el matorral se hallan el conejo, el zorro, el meloncillo, la gineta, el cernícalo vulgar, el cernícalo primilla, la lagartija colilarga,En los eriales y pastizales se localizan especies que realizan aquí su alimentación pero que nidifican en otras zonas, tal es el caso de la liebre, topillo común, aguilucho cenizo, cernícalo vulgar entre las comunidades acuáticas, podemos citar en el río de las Yeguas a insectos acuáticos propios de aguas limpias y bien oxigenadas, así como barbos, bogas, gambusias... En las riberas de los cauces viven la nutria, el mirlo acuático, el martín pescador y el galápago leproso por citar los más importantes.

Cultura

En Montoro se han descubierto restos íberos que discuten el origen supuestamente griego de esta villa. Los numerosos restos romanos señalan la importancia que alcanzó durante esta época; entre ellos destacan varios sepulcros fuera del recinto amurallado que indican el lugar de los enterramientos. También se ha encontrado una estatua dedicada a Constantino. Los castillos de la Mota y Julia, que servían como destacamentos militares, indican la importancia estratégica de esta villa.

Fuentes