Saltar a: navegación, buscar

Pintor

Pintor
Información sobre la plantilla
Pintor -Machuty .JPG
Concepto:Persona que ejercita el arte de la pintura como profesión.

Pintor. Persona que practica el arte de la pintura, consistente en crear cuadros, frescos y en general en decorar superficies de un modo artístico.

Otras definiciones

  • Persona que se dedica a la pintura artística. Picasso fue un pintor genial.
  • Persona que se dedica a pintar puertas, paredes, casas y superficies en general. Los pintores vendrán mañana a pintar la cocina.
  • Persona que ejercita el arte de la pintura como profesión. Magritte fue un pintor surrealista.
  • Persona que se dedica a pintar paredes y otras superficies. Buscamos un pintor para el pórtico.

Pintor de brocha gorda

  • Pintor artístico que se considera malo.
  • Persona que se dedica a pintar paredes y otras superficies.

Época romana y griega

En la época romana y griega el pintor también se ocupaba de decorar las estatuas, que eran pintadas para ser lo más similar posible a la estructura real. Aparte de esta ocupación que los relevaba a un segundo plano por detrás de los escultores, era común la pintura sobre tabla (mediante la técnica del temple o la encáustica) y el mural, cuya función era, básicamente, la decoración de los hogares de las familias adineradas, siendo los más solicitados, los retratos.

Edad Media

El pintor, considerado como artesano, se limitaba a plasmar escenas religiosas en el ábside, las bóvedas o los muros laterales. En el románico, la pintura era, sobre todo, mural, mientras que en el gótico se retomó la pintura sobre tabla para ser situada en los retablos.

Renacimiento

Hasta el Renacimiento el pintor era sobre todo un artesano, pagado principalmente para contar los eventos a través de imágenes, ya sean sacros o celebraciones de la iglesia o de los ciudadanos (los nobles y/o ricos de la burguesía). La práctica del retrato precisamente se afirma en el renacimiento y continuará con éxito hasta el siglo XIX.

Arte moderno

A partir del siglo XIX, con las nuevas técnicas fotográficas que permitió retratos inmediatos y mucho más fieles, el pintor de profesión se convirtió en un fotógrafo, o «recicló» como ilustrador, gráfico, bocetista o caricaturista y el pintor artista se basaba en su inspiración personal y no en la comisión de un cliente.

Porque hoy también existe un mercado de la pintura, con galerías de arte y subastas de pinturas, hay una convicción común, difundida a lo largo y a lo ancho, pero sin una base histórica, que afirma que muchos pintores «artistas» pintan en realidad por el dinero y por este motivo no son verdaderos artistas: la realidad es que aunque los clientes impongan el tema, la obras siempre deben considerarse como creaciones autónomas. El pintor que pinta por dinero no puede ser considerado como un mero artesano, porque no obstante el tema impuesto, sigue dependiendo de su individual «caligrafía» (comprendida en sentido pictórico) realiza, impone (y pretende) una «firma» de su puño (reconocimiento) al final de su trabajo, cosa que no hace el artesano, por lo tanto, por todos estos motivos el pintor que pinta en comisión es considerado a todos los efectos un artista, un profesional del arte.

Fuentes