Saltar a: navegación, buscar

Plaza de la Constitución

Plaza de la Constitución
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Plaza)
Plazadelaconstitucion.jpg
Descripción
Tipo:Plaza
Estilo:Regionalista
Localización:Oviedo Bandera de España España
Datos de su construcción
Inicio:1659
Otros datos
Arquitecto(s):Marcos de Velasco Agüero

Plaza de la Constitución. Es la plaza donde se encuentra el edificio del Ayuntamiento de Oviedo. Su nombre ha ido cambiando en función de la situación política llamándose sucesivamente Plaza de la Ciudad, Plaza Mayor, Plaza de la Constitución, Plaza Real, Plaza de la República, Plaza Mayor y nuevamente Plaza de la Constitución.

Historia

El 11 de febrero de 1937 el Ayuntamiento cambió el nombre de Plaza de la Constitución, que recibió entre 1833 y 1937 salvo durante un intervalo de meses correspondiente a la I República en que se llamó Plaza de la República, por el de Plaza Mayor, denominación que tenía en el siglo XVIII y que al parecer recibía desde el XVI.

El 28 de diciembre de 1981 el Pleno del Ayuntamiento de Oviedo resolvió volver a llamarla, Plaza de la Constitución. En este lugar estuvo la picota y es posible que sea el cadafalso que aparece mencionado en los documentos del siglo XIII. Fue también emplazamiento del mercado y escenario de las romerías. Por un documento fechado en el 11 de agosto de 1600 se sabe que hubo aquí un horno.

A finales del siglo XVI existía en la Plaza una fuente de cuatro caños de notable factura que fue demolida a mediados del siglo XIX y de la que nos ha llegado un león de mármol (tallado en 1803) a modo de remate que hoy puede admirarse a la puerta del Ayuntamiento de Oviedo, obra de Gabriel Antonio Fernández, «Tonín».

Construcción

El gobernador Lorenzo Santos de San Pedro fue el que sugirió la construcción de la plaza en 1659, iniciándose las obras en abril de este mismo año. El diseño de la plaza fue obra del arquitecto Marcos de Velasco Agüero, con un presupuesto inicial para su construcción de 3500 feudos. El 8 de abril de 1659 se escritura la plaza, figurando en dicho documento Antonio de Villa Hevia y Pedro Suárez Leyguarda como representantes de la ciudad y Marcos de Velasco cómo arquitecto. Compitió por el remate de la obra Juan de Celis, lo que obligó a Marcos Velasco a rebajar el presupuesto. De esta plaza arrancan en dirección Norte la Calle Cimadevilla y la Calle del Peso, en dirección Sur la Calle Fierro y la Calle Magdalena, hacia el Oeste discurre la Calle Jesús y hacia el Este la Calle Sol. En la plaza, de forma casi rectangular destacan las Casas Consistoriales, que ocupan uno de los lados mayores por la parte norte, y la Iglesia de San Isidoro que ocupa uno de los menores por la parte oeste.

El edificio del Ayuntamiento fue construido en tiempos de Felipe III, en 1622, según reza la inscripción del frontón que se alza sobre el Arco de Cimadevilla. Originalmente la obra consistía en el cuerpo central y en el ala occidental debidos a Pedro Tresaguas y a Juan de Naveda; el ala este la edificó Marcos Velasco en 1659. Durante el sitio de Oviedo en la Guerra Civil, el Ayuntamiento quedó arrasado, modificándose durante la reconstrucción el diseño del torreón que se asienta sobre el Arco de Cima de villa; en esta intervención se realizó además la Cruz de los Ángeles de su portada y la inscripción que puede leerse encima del arco lateral que da hacia la Calle Jesús: «Muy Noble, Muy Leal, Benemérita, Invicta, Heroica y Buena Ciudad de Oviedo».

Antes de que las Casas Municipales fuesen fundadas el Consejo se reunía según parece en un edificio situado también en la actual Plaza de la Constitución que había sido construido en 1495 al comienzo de la Calle del Carpio. Por su parte el Concejo tenía sus reuniones en otra casa que hacía esquina de la Calle del Peso y la Calle Jesús. Se tiene constancia de que en los siglos anteriores el lugar de reunión era el atrio de la Iglesia de San Tirso.

Diversos nombres de la Plaza

  • Plaza de la Ciudad: Se cree que comenzó a llamarse así tras la construcción de la primitiva casa para el Ayuntamiento de la Calle del Carpio; se insinúa a ella con esta denominación por primera vez en un acta de una sesión del Ayuntamiento de julio de 1505.
  • Plaza Mayor: Nombre de la plaza desde finales del siglo XVI hasta 1812, que fue recuperado por el Ayuntamiento el 11 de febrero de 1937.
  • Plaza de la Constitución: Esta denominación procede de las Cortes de Cádiz donde el diputado Antonio de Capmany y de Montpalau propuso que la plaza principal de todos los pueblos de España donde se procediese a la ceremonia de publicar la Constitución de 1812 recibiese el nombre de Plaza de la Constitución. En atención a esta disposición el Ayuntamiento de Oviedo bautizó así a la plaza el 16 de agosto de 1812. Este nombre sería recuperado tras la Ominosa Década, que concluye con la muerte de Fernando VII en septiembre de 1833, y estaría vigente hasta 1937, salvo el breve intervalo de la I República, siendo recuperado por acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Oviedo en la sesión de 28 de diciembre de 1981.
  • Tras la abolición de la Constitución de 1812 por Fernando VII a través del Decreto del 4 de mayo de 1814 el nombre de Plaza de la Constitución fue sustituido por el de Plaza Real para enfatizar la contraposición a la ideología liberal. Restablecida la Constitución tras el pronunciamiento de Rafael de Riego en Cabezas de San Juan se le restituye el nombre dispuesto por las Cortes de Cádiz. El 7 de abril las fuerzas enviadas por las potencias absolutistas al mando del duque de Angulema penetran en España por Irún ocupando el país a primeros de octubre y derogando nuevamente la Constitución; las plazas reciben otra vez la denominación Plaza Real que se mantendrá hasta la muerte de Fernando VII, el 29 de septiembre de 1833.
  • Plaza de la República: tras la renuncia de Amadeo I a la corona de España el 11 de febrero de 1873 y la ulterior proclamación de la I República la plaza es bautizada como Plaza de República. El golpe de Estado del general Pavía del 3 de enero de 1974 puso fin a la exigua experiencia republicana restituyendo la Constitución de 1869, con lo que plaza recuperó oficialmente el nombre de Plaza de la Constitución; curiosamente el Ayuntamiento de Oviedo no sustituyó la placa con el nombre hasta que el 12 de junio le fue ordenado por el gobernador civil, habiendo tratado previamente de crear, infructuosamente, la denominación Plaza Municipal.

Rehabilitación de la Plaza

El 13 de abril de 1992 el Área Técnica del Ayuntamiento de Oviedo aprueba el proyecto de rehabilitación presentado por Francisco Pol. Las actuaciones que se realizaron en la plaza, a partir de este proyecto (Plan de obras de 1992) consistieron en sustituir el pavimento, cambiando el asfalto de la plaza por enlosado de piedra que subrayará el carácter peatonal de la plaza, dejando dos zonas escalonadas hacia la Plaza del Sol.

Fuente

tesorodeoviedo.es