Saltar a: navegación, buscar

Refrán

Refrán
Información sobre la plantilla
260px
Concepto:Dicho popular agudo y sentencioso que suele contener un consejo o una moraleja.

Refrán es la frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza.

Los refranes son frases breves que encierran en ellos una experiencia vivida, un sentido común, pasando a formar parte de la sabiduría popular. Es parte de la tradición oral de una comunidad hablante.

Se encuentran presentes en casi todas las culturas. Las culturas de habla hispana, poseen una mayor riqueza, en cuanto a su elaboración y cantidad. De la misma forma, los refranes o proverbios de origen chino, gozan de gran reputación.

Etimología

Del occitano antiguo refranh y éste a su vez de la voz refranhe (modular), que viene de franher (romper, del latín frangere). En el siglo XIII, este término tenía la acepción de lo que conocemos hoy como estribillo de una canción. En el francés actual, refrain tiene ese significado (estribillo). María Moliner dice que un refrán es cualquier sentencia popular dicha en una frase que tenga un cierto ritmo o incluso en verso asonante o consonante, siempre fácil de retener.

Origen y temas

El origen de los refranes es muy antiguo. Ellos han existido siempre y en todas las culturas, transmitiéndose oralmente de generación en generación; se consideran provenientes de la sabiduría del pueblo, expresada de manera simple, dando algún consejo o simplemente haciendo resumen de hechos y situaciones ya conocidas.

Los refranes sobreviven porque son atemporales y de temas muy diversos. Hay refranes sobre el tiempo, las faenas del campo, la mujer, el hombre, refranes religiosos, anticlericales, sobre la vida y la sociedad, etc.

Es así que, en el mundo rural el refranero muestra la más ancestral sabiduría de los pueblos y villas, aludiendo constantemente a la vida, al trabajo y a las costumbres del mundo rural. Sin que por ello deje de ser reflejo de la realidad de la vida de las grandes urbes. En ocasiones, refleja el refranero antiguas creencias y formas de pensar, hoy obsoletas. Otras veces refleja hechos y situaciones totalmente aplicables en nuestros días.

El refranero tradicional muestra generalmente toda su dureza en la forma y el fondo de sus dictados, lo cual es reflejo de sentimientos populares. Esto se hace más visible cuando muestran rivalidades entre poblaciones, oficios, creencias e incluso sexos.

Estructura de los refranes y estilo

La estructura que da forma a los refranes, por lo general, es pareada. En los refranes, es frecuente recurrir a la rima y otras figuras literarias, para que de esta manera, tenga una mejor interiorización en la memoria individual, que luego devendrá en memoria colectiva. Su estructura suele ser pareada, pues en el primer verso se da una condición y en el segundo una consecuencia. Recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismos) para facilitar su perpetuación oral.

Génesis de los refranes en la Literatura

Los primeros refranes escritos y recogidos de la tradición popular se remontan a la Edad Media:

Entre los autores clásicos quizás el más interesante sea Miguel de Cervantes, sobre todo en su obra El Quijote, donde pone en boca de Sancho una gran variedad de refranes, hasta el punto que el Hidalgo tiene que reprender a su escudero más de una vez por abusar de ellos.

Pero fue en el Siglo de Oro español y en el siglo XIX cuando el refrán alcanzó su plenitud. Francisco Rodríguez Marín (1855-1943), escritor y erudito, ilustre cervantista y Director de la Real Academia Española, dedicó al tema de los refranes su discurso leído en la Academia Sevillana de Letras, el 8 de diciembre de 1895.

Paremiología e importancia de su estudio

La paremiología es la ciencia que estudia exhaustivamente los refranes o todo juicio sentencioso (aforismos, adagios, proverbios, máximas, apotegmas), pues muchos creen que los refranes son meras expresiones sin ningún valor, y ella deja al descubierto que, por el contrario, los refranes son medios muy expresivos de la lengua que reflejan la lógica «artística» de cada pueblo, su manera de ver, percibir e interpretar el mundo. Son unidades lingüísticas muy complejas, pluriaspectuales, que generalizan y modelan los hechos de la realidad extralingüística y sirven de directrices tanto universales como nacionales en la actividad de la vida diaria del hombre.

Los refranes también son abordables desde la Lingüística, a la cual compete su estudio y análisis, tanto por su especial estructura lingüística como desde el punto de vista de su uso e intertextualización, ya que son de gran interés pragmalingüístico.

Mediante el estudio de refranes y demás fórmulas paremiológicas la lengua tiene un valor incalculable para reflejar, reproducir, conservar y transmitir la cultura de un pueblo, sobre todo aquella parte de la cultura ligada íntimamente al quehacer diario.

El hombre actual puede obtener del estudio y análisis detallado de los refranes, la reconstrucción pormenorizada de las costumbres y la organización social de una comunidad, como la información sobre los valores morales y los códigos de conducta que la han regido a lo largo de los años. De esta manera, la Paremiología hoy es considerada una fuente invaluable de recopilación de información cultural e histórica de los pueblos.

Fuentes