Saltar a: navegación, buscar

Roberto Roena

Roberto Roena
Información sobre la plantilla
Robert roena.jpg
Músico bongosero , Coreógrafo y bailarín
Nacimiento16 de enero de 1940
Puerto Rico, Bandera de Puerto Rico Puerto Rico
NacionalidadPuertorriqueña
Otros nombresEl Gran Bailarín
Ocupación. Músico bongosero, Coreógrafo y bailarín

Roberto Roena. Músico bongosero y uno de los directores de orquesta más cotizados del pentagrama musical salsero durante más de 30 años. Empezó su carrera musical como bailarín en Puerto Rico, llegando a ser conocido como El Gran Bailarín.

Síntesis biográfica

Nació el 16 de enero 1940, en el barrio Dulces Labios de Mayagüez, Puerto Rico. Residente en Santurce, junto a su madre Raquel María Vázquez Plaza y su padre Francisco Roena se destacó en el deporte como jugador de béisbol, integrando la selección de la Liga de Béisbol Aficionado de Puerto Rico. Roena da sus primeros pasos en el arte del espectáculo montando rutinas de baile con su hermano Francisco “Cuqui” Roena en su ciudad natal.

Vida y Obras

Cuando Roberto contaba con nueve años de edad, su familia se radica en Santurce, donde los hermanos continúan puliendo sus rutinas de mambo y cha cha chá, deleitando al público asistente a los concursos de talento y programas de variedad. Guiados por las enseñanzas en los pasos de baile que les afinaba su tío el bailarín Aníbal “Andy” Vázquez –quien por los años 50 había actuado en los salones de baile más prestigiosos de Puerto Rico y Nueva York– en 1954 compitieron en el show de televisión de Myrta Silva donde resultaron ganadores con el primer lugar, esto les brindó la oportunidad a los hermanos Roena para ser contratados por un año en el famoso programa de espectáculos “La Taberna India” que se transmitía todos los miércoles y donde conoció a Rafael Cortijo y su Combo. Trabajó entre los años 1954 a 1955 en televisión en el espacio semanal “El Show de Cortijo y Su Combo” al lado de su cantante estrella Ismael Rivera, deleitando a los seguidores del combo con algunos pasos de baile casi acrobáticos. Este es el inicio de diferentes competencias y contratos de baile para actuar en los mejores salones de baile de Puerto Rico.

Corría 1956, Roena era entonces un adolescente de 16 años, pero gracias a su indiscutible talento se le cumpliría el sueño de su vida, en ese momento, tocar con el Combo de Rafael Cortijo. Aconteció que Cortijo tenía un contrato para tocar en Nueva York, de inmediato visita a los padres de Roberto y les pide permiso para llevarse al joven bailarín; Doña Raquel le preguntó: “¿Por qué quieres llevártelo, si Roberto no es músico?” Cortijo le contestó que el muchacho tenía mucho talento y que le enseñaría a tocar los bongoes. Viajó con el Combo de Cortijo a Nueva York que realizó varias presentaciones en el famoso salón de baile El Palladium y en el Teatro Puerto Rico. Cuando se desempeñaba como bailarín y corista con el Combo de Cortijo, el director de la agrupación Rafael Cortijo vio la facilidad e interés de Roena por la percusión, dándole sus primeras lecciones de percusión y encontrando en él un percusionista innato especialista en el toque de la bomba y la plena. Un día faltó el bongosero y Roena fue colocado en su lugar, se aseguró en el puesto; dando inicio a su imparable carrera musical, se integró como miembro del combo de Cortijo entre 1957 a 1962. Con la agrupación, recorrieron toda la Isla del Encanto, participando en fiestas patronales y los principales escenarios de Estados Unidos, Europa y Sur América. En 1959, cuando Rafael Cortijo y su Combo cambiaron al sello Gema, Roberto Roena participó en la grabación de los álbumes: “Cortijo En New York” (1959), “Fiesta Boricua”, cerca de 1960, “Bueno, Y Qué…? (1960), “Quítate de la Vía Perico” y “Danger” –en cual se acoplaron las voces de Ismael Rivera y Rolando La Serie–, estos dos últimos en 1961 (todos reeditados en el sello Rumba). En 1962, Cortijo y su Combo después de haberse ganado el codiciado “Momo de Oro” en los carnavales de Caracas, Venezuela, partieron rumbo a Panamá donde también hicieron una apoteósica presentación. Al regresar, en marzo de ese año, en el aeropuerto de Puerto Rico, Ismael y Cortijo fueron detenidos por posesión de sustancias controladas. Pero todo el peso recayó sobre Ismael Rivera a quien le cobraban su irreverencia y su orgullo nacionalista, fue tratado como el peor de los traficantes como si la cantidad de droga hubiera sido una cantidad importante. En este año comenzó a desintegrarse el combo de Cortijo, por el “forzoso” retiro de su cantante estrella Ismael Rivera, el pianista Rafael Ithier junto con seis músicos se retiraron buscando nuevas oportunidades, Roberto permaneció junto a su maestro. Rafael sustituyó a los siete músicos que se fueron y continuó tocando durante nueve meses, hasta que decidió viajar a Nueva York. Roberto se queda en Puerto Rico, uniéndose a la All Stars Band de Mario Ortiz que por ese tiempo hacía presentaciones en el radio teatro de la emisora WIAC. Después de cinco meses se le presentó la oportunidad de unirse a sus excompañeros, que liderados Rafael Ithier desertaron del Combo de Cortijo en mayo de 1962 para conformar El Gran Combo de Puerto Rico, y que también lo integraban Quito Vélez, Eddie Pérez “La Bala”, Martín Quiñónez Miguel Cruz y Héctor Santos. Con la experiencia acumulada en El Gran Combo y la dedicación al estudio de la percusión en todas sus formas, Roena decidió formar su propia agrupación convocando a músicos de la talla de los trompetistas Mario Álvarez Cora, excompañero del combo de Cortijo y Elías López, el trombonista Osvaldo “Cuchón” Núñez, Al Albreu y Piro Mantilla, entre otros; la mayoría de los cuales habían grabado con Roena en el álbum de Los Megatones, “Se Pone Bueno / It Gets Better”. Con el nombre de El Apollo Sound el fallecido Al Albreu bautizó la orquesta; así el nombre de la banda tiene su historia: lo de Apollo porque el 29 de junio de 1969 el Apollo 11 fue lanzado a la luna y ese día fue el primer ensayo de la orquesta, Roberto no lo pensó dos veces y aceptó el bautizo de su agrupación con ese nombre; lo de Sound cobraría luego fuerza en ese empeño de hacer algo diferente, con un sonido distinto y progresivo. El ensayo se efectuó en un club llamado La Rue en los Borinquen Towers en Puerto Nuevo. El Apollo Sound impactó con un sonido musical versátil, inspirado principalmente por los arreglos del grupo americano Chicago.

En los años ochentas

Roena cambió para el sello Fania y grabó cuatro álbumes (incluyendo una recopilación) para este sello entre 1980 y 1982. En 1980, lanza el decimoprimero trabajo musical titulado “Que Suerte He Tenido De Nacer” (con éste se pierde el conteo numérico), del cual sonaron temas como “Trago Amargo”, “Yo Soy De Ley” (vocalizados por Carlos Santos), “El Aplauso” y “Algún Día” (cantados por Tito Cruz); pero la gran sorpresa fue el debut de Roberto Roena como cantante del tema “Sigo Buscando Un Amor”, del álbum también se produjo un video clip del tema “Mi Alegría Y Mi Tristeza”, a finales de los 70s. La penúltima grabación para el sello Fania en 1981 fue “Looking Out For ‘Número Uno’” que contenía el tema de una amarga dulzura “Se Esconde Porque Me Debe”, extraordinariamente arreglado por Louis García, y tres interpretaciones de temas escritos por el compositor y director de orquesta cubano Adalberto Álvarez: “Tal Vez Vuelvas A Llamarme”, “Vamos, Háblame Ahora” y “Son De la Madrugada”, vocalizados por Carlos Santos y Tito Cruz. Santos salió de la orquesta y debutó como solista en el álbum “Lo Mío” en 1982. Este mismo año, Roberto se asoció con el vocalista Adalberto Santiago para su última grabación en el sello Fania, “Super Apollo 47:50” del cual se escucharon fuertemente los temas éxitos “Vigilándote”, “Campanera” y “Sabroso Cantando”. También en 1982, Roena participó de nuevo en una reunión de algunos ex-miembros de El Gran Combo en “El Combo Del Ayer”, y de nuevo en 1983 en “Aquel Gran Encuentro”.

Roena reapareció con el Apollo Sound en 1985 en el trabajo discográfico “Afuera y Contento” en el sello Pa’ Lante Records. El vocalista fundador del Apollo Sound, Piro Mantilla, y Sammy González, otro exvocalista, junto con Junior Reynoso, conformaron el trío de cantantes del álbum. Incluyó una magnífica y, aún incomprendida, versión con mucho sabor, de la composición de Adalberto Álvarez “A Ver”. El álbum también ofreció una muestra del novedoso y efímero baile puertorriqueño llamado zuky; el tema en cuestión, “Apolo Zuky”, fue una latinizada copia del éxito de soca de 1981 “Soca Rhumba” de Montserrat’s Arrow. Después de un breve tiempo de silencio, Roena grabó, el acertadamente titulado álbum “Regreso” en 1987 en la etiqueta Up Records. La grabación también marcó el regreso al Apollo Sound de José “Papo” Sánchez quien compartió la vocalización con Rubén La Hoz y dos vocalistas femeninas: Johanie Robles y Aracelis Beltrán. El álbum fue de una excelente calidad que se sirvió de sofisticados arreglos salseros, presentó exitosos temas como “Reflexiones Mías”, composición de Adalberto Álvarez, vocalizado por Tito Rivera y “Estás Equivocado”. En el trabajo de 1990, “New Decade” en el sello Sonostar, Papo Sánchez fue el único cantante líder.

La escasa producción en los noventa

En 1995, Roberto Roena se presentó en el Poliedro de Venezuela en un apoteósico concierto con lleno total, quedando fuera del mismo cerca de 5000 fanático, en un hecho sin precedentes en la historia del escenario. También se presentó con un éxito arrollador en Colombia, donde sus seguidores lo recibieron con los brazos abiertos y un respaldo total. Conquistando otros lugares se presentó con sorprendente éxito en Los Ángeles y en San Francisco, California, demostrando su indiscutible dominio del espectáculo y su derroche de energía y dinamismo al bailar. Entre sus presentaciones se destacan dos espectáculos realizados en la importante sala de festivales del Centro de Bellas Artes, Luis A. Farré de Puerto Rico. En el primero de sus conciertos en tan reconocido centro de espectáculos, se convirtió en el primer director de orquesta en lograr reunir, luego de 25 años de éxitos, a sus cantantes y músicos originales en un mismo espectáculo; quedando recopilado en dos discos compactos grabado en su totalidad en vivo. Su segundo concierto se caracterizó por presentar una fusión de salsa con latin jazz, destacando la participación del cubano, ejecutantes de las pailas, Orestes Vilató, LuisPerico Ortíz, David Sánchez y Anthony Carrillo, entre otros.

Discografía

  1. Roberto Roena y Sus Megatones - Se Pone Bueno / It Gets Better. Alegre Records A-8510; 1966.
  2. Roberto Roena y su Apollo Sound. Fania Internacional SLP 383; 1969.
  3. Roberto Roena y su Apollo Sound 2. Fania Internacional SLP 393; 1970.
  4. Roberto Roena y su Apollo Sound 3. Fania Internacional SLP 413; 1971.
  5. Roberto Roena y su Apollo Sound 4. Fania Internacional; SLP 423; 1972.
  6. Roberto Roena y su Apollo Sound 5. Fania Internacional; SLP 443; 1973.
  7. Recopilación: Roberto Roena y su Apollo Sound - Pa’ Fuera. Fania Internacional SLP 467; 1974.
  8. Roberto Roena y su Apollo Sound 6. Fania Internacional SLP 473; 1974.
  9. Roberto Roena y su Apollo Sound - Lucky 7. Fania Internacional INT 907; 1976.
  10. Roberto Roena y su Apollo Sound - La Octava Maravilla. Fania Internacional INT 914; 1977.
  11. Roberto Roena y su Apollo Sound 9. Fania Internacional INT 924; 1977.
  12. Roberto Roena y su Apollo Sound X - El Progreso. Fania Internacional INT 934; 1978.
  13. Roberto Roena y su Apollo Sound - Que Suerte He Tenido De Nacer. Fania Internacional LP 557; 1980.
  14. Recopilación: Roberto Roena - Gold. Fania 568; 1980.
  15. Roberto Roena y su Apollo Sound - Looking Out For ‘Número Uno’. Fania LP 588; 1980.
  16. Roberto Roena y su Apollo Sound - Super Apollo 47:50. Fania LP 609; 1982.
  17. Roberto Roena y su Apollo Sound - Afuera Y Contento. Pa’ Lante Records 225; 1985.
  18. Roberto Roena y su Apollo Sound - Regreso. UP Records 001; 1987.
  19. New Decade. Sonostar LL22; 1990.
  20. Roberto Roena y su Apollo Sound - El Pueblo Pide Que Toquen. 1994.
  21. Roberto Roena y su Apollo Sound - En Vivo Desde Bellas Artes. 1995.
  22. Roberto Roena y su Apollo Sound - Mi Música Mil Novecientos Noventa y Siete. Musical Productions Inc. 6211; 1996.

Biografía

  • DIAZ Ayala, Cristóbal. La Marcha de los Jíbaros. Editado por el Instituto de Cultura Puertorriqueña. Puerto Rico, 1998.
  • DOMINGUEZ, Gary. El Cuaderno Latino de la Salsa. Ediciones Salsa Latina. Cali, Colombia, 2005
  • MÉNDEZ, Angel. Swing Latino. Gente Caribe. La Biblia de la Salsa. El Palacio de la Música S.A. Caracas, Venezuela. 1985.
  • PADILLA, Roberto. Roberto Roena. The Fania “Legends Of Salsa” Collection. Volumen 4. Folleto: La Trayectoria De Roberto Roena. New Jersey, EE. UU., 1995.
  • PÉREZ, Hiram Guadalupe. Historia De La Salsa. Editorial Primera Hora. San Juan, Puerto Rico, 2005
  • RONDÓN, César Miguel. Salsa. Crónica de la música del caribe urbano. Oscar Todtmann Editores C.A. Caracas, Venezuela, 1979.

Fuentes