Saltar a: navegación, buscar

Romance

Romancero
Información sobre la plantilla
Romancero.JPG
Concepto:El romance es un poema característico de la tradición literaria española, ibérica e hispanoamericana compuesto usando la combinación métrica homónima. No debe confundirse con el subgénero narrativo de igual denominación.

Romance. Definición, origen, clasificación y estilo de los romances.

Definición

El romancero es la agrupación de romances. A medidos del siglo XV, la palabra romance significa composición poética de tipo tradicional y tono narrativo, constituida por versos de dieciséis sílabas que riman entre sí. Aunque muy pronto se adoptó la costumbre de partir los versos de dieciséis sílabas en octosílabos, todavía en el siglo XVI había quién era partidario de transcribir los romances con el primitivo verso largo. La costumbre de escribir los romances en versos de ocho sílabas introducía la siguiente modificación lógica: los versos pares rimaban entre sí, mientras los impares quedaban libres. El octosílabo, base del romance, es el verso genuino de Castilla. Su ritmo vivo lo hace especialmente apto para expresar la gracia leve, la agudeza de los conceptos y el dinamismo de los diálogos.

Origen de los romances

Los romances son poemas cargados de historia o de leyenda que surgieron como consecuencia de la fragmentación de los cantares de gesta hecha por los juglares. Como dichos cantares eran muy extensos, los juglares necesitaban dos o tres sesiones para dar a conocer, pongamos por caso, las hazañas del Cid o de otros héroes épicos. Pero, cuando el público se familiarizó ya con los héroes cantados, los juglares adquirieron la costumbre de fijar su atención sólo en los episodios significativos; y estos pasajes, desligados del poema, dieron lugar a los romances.

Clasificación de los romances

Desde sus orígenes, el romance ha sido cultivado con mayor o menor intensidad a lo largo de toda la historia de la literatura española. Este hecho da pie a una clasificación cronológica de los romances en cuatro grupos: • Romancero viejo. Está formado por los romances escritos hasta el siglo XVI. De ellos, algunos derivaron directamente de los cantares de gesta: son los romances primitivos; otros, en cambio, fueron compuestos por los juglares, a partir, generalmente, de hechos históricos o de temas literarios: son los romances juglarescos. • Romancero medio. Está formado por los romances escritos en el siglo XVI, a partir de las crónicas históricas. • Romancero nuevo. Está formado por los romances escritos en el siglo XVI, por autores cultos que imitaban el estilo tradicional. Se denomina también romancero artístico. • Romancero moderno. Está formado por los romances escritos en el siglo XVIII, siguiendo el estilo tradicional.

Estilo

El estilo de los romances es sencillo y sugerente. Frecuentemente, la acción queda interrumpida para que el misterio sea mayor. Abundan las fórmulas repetitivas y los paralelismos. Los temas de mayor prestigio en los romances son el amor y la rebelión del vasallo frente a su señor.

Fuente

  • José Mas Sancho, María Teresa Mateu y Enrique Ferro San Vicente, BUP 2, Santillana, S. A, 1988.