Saltar a: navegación, buscar

Rudy Mora

Rudy Mora
Información sobre la plantilla
Rudy Mora.jpg
Con dos filmes en su haber cinematográfico Y, sin embargo.. y Leontina, Rudy Mora reconoce el cine como un destino, aunque pretende seguir manteniéndose en la televisión.
NombreRudy Mora
NacimientoBandera de Cuba Cuba
ResidenciaCiudad de la Habana
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana

Rudy Mora. Destacado director cubano de televisión, videoclips y cine.

Trayectoria Artística

Rudy Mora es un reconocido realizador de series televisivas exitosas y polémicas como Diana, Doble juego y La otra cara, además de disímiles videoclips (de cuyo movimiento en Cuba es uno de los pioneros) y que en su mayoría ha realizado con Orlando Cruzata. Su trabajo se destaca por presentar una poética discursiva inusual en el panorama de la televisión nacional. Rudy Mora ha dirigido dos filmes: Y, sin embargo... realizado en el año 2012 y su último filme Leontina, ambos sumados al cine cubano protagonizado por niños, ya con tres cintas vinculadas a La Colmenita: Viva Cuba (Juan Carlos Cremata, 2005), Habanastation (Ian Padrón, 2011), Y, sin embargo… (Rudy Mora, 2012). Como realizador cinematográfico Rudy Mora se destaca por la solidez y dominio de su lenguaje cinematográfico, su dinámica por las habilidades narrativas, de dirección actoral y artística, fotográficas, sentido del ritmo así como la precisión de sus puestas en escena y la habilidad en el montaje.

Leontina

La historia relata las aventuras de cinco niños que salen de un campamento internacional y llegan a un pueblo en donde nadie sonríe, estando allí comienzan a revertir el estado de las cosas con sus pinturas. En la película se rompen las barreras idiomáticas y culturales, es un canto a la alegría, a la diversidad y a la amistad.Leontina también se adentra en lo fantástico y crea un mundo de alegorías. Con guión del propio Rudy, el equipo de dirección cuenta con Ernesto Calzado en la fotografía, Aramís Balebona como Director de Arte, Octavio Crespo en la edición y Juan Carlos Rivero en la música con el diseño sonoro de Osmani Olivares. Para la selección de los protagonistas el director realizó un casting de más de 300 niños. Uno de ello es Olo Tamayo, de La Colmenita, que hizo de Lapatún en Y, sin embargo..., pero como Leontina se desarrolla en un campamento internacional hay pequeños de todas partes, incluida una niña haitiana.

Y, sin embargo...

El filme está basado en la puesta homónima, llevada a escena por Carlos Alberto Cremata con La Colmenita sobre el original del dramaturgo ruso Alexander Jmélik, adaptada por Rudy, quien ubica la historia desde códigos y herramientas de distintos géneros audiovisuales. Lapatún es el niño protagonista de este filme que resulta alegoría de la constancia humana en pos de defender los sueños. Como él, el director tuvo la tenacidad de esperar el momento justo para pasar de la pequeña pantalla a la creación del séptimo arte, en una producción que contó con la participación de la Compañía de Teatro Infantil La Colmenita. Este niño cree en lo imposible, no importa si nadie ha visto lo que él cuenta, si a su alrededor todos dudan de su palabra, él sabe que incluso en la más disparatada de las figuraciones puede albergarse un poquitico de verdad. Las excelentes interpretaciones de los niños en roles protagónicos, la banda sonora elaborada sobre obras del cantautor cubano Silvio Rodríguez, un interesante trabajo con la visualidad tanto desde la fotografía, como la dirección de arte, el vestuario y maquillaje, y la participación de reconocidas figuras de la actuación en Cuba en roles secundarios, se unen a un argumento pleno de connotaciones acerca de la capacidad humana para luchar contra intolerancias e incomprensiones.

Confesiones de Rudy Mora

Rudy Mora durante la filmación de Leontina, su segundo filme, que en verdad debió ser su ópera prima, pero se le dió la oportunidad y la aprovechó con Y, sin embargo.
  • Televisión Cubana- Hay algo que siempre he dicho con respecto a la Televisión Cubana: a pesar de sus dificultades, permite hacer una televisión de autor que en otros lugares del mundo no se puede. Me he apropiado mucho de esta posibilidad y he hecho una propuesta muy personal, intentando probar nuevos caminos, buscando nuevas formas. Pero mi visión ha estado siempre en el cine, un medio que me ha interesado por su lenguaje, por la posibilidad de la permanencia en el tiempo y la laboriosidad que implica. Te diría, sin quererlo, que desde hace muchos años me he estado ejercitando para ese momento.
  • Cine- El cine lo he visto como un destino, aunque pretendo seguir manteniéndome en la televisión. Me interesa la impronta que tiene el medio televisivo, la capacidad de comunicarse con muchas personas inmediatamente, solo que intento cultivar un tipo de televisión distinta a la que por lo general se realiza. Quizá sea desde ahí donde se ha generado más polémica por mis últimos proyectos, porque se han ubicado en horarios donde las personas están acostumbradas a otro tipo de productos. Ese tipo de televisión que implica búsqueda, una propuesta formal movilizadora, es lo que quiero seguir haciendo, aunque los medios cambien.
  • Ópera Prima- Lo que nunca pensé fue que mi ópera prima sería una película para niños. Tengo varios proyectos a la vez, he manejado la posibilidad de realizarlos y, sin embargo, el que se abre camino es este. No asumí el proyecto como una película infantil, sino como una película. De hecho, lo que quiero es que sea una historia que llegue a todas las edades. Ahora, que los niños sean los protagonistas, ha sido puro azar. Que la próxima película que voy a hacer sea con niños también es coincidencia. De hecho, Leontina es un proyecto anterior, mas por determinadas situaciones no se hizo en tiempo.
  • Conexión con la realidad- Los cubanos somos unos soñadores. Hay muchas generaciones de cubanos soñando. Algunos los han visto hechos realidad, otros han fallecido antes de disfrutarlos. Por tanto, quisiera que la película fuera un canto para Cuba, una alusión e impulso para seguir soñando, para que sigamos confiando y creyendo en algo. Soy yo mismo, alguien que siempre sueña, porque creo en cosas a veces irrealizables, que los deseos de lograr algo son los que te conducen a ellas. Me interesa que la conexión con la realidad se produzca en la intención de los seres humanos porque, aunque existan contratiempos, uno tiene que seguir. Por eso, termina con la frase: no al mal de la inconstancia. Eso lo aplico a todas las facetas de la vida.

Fuentes