Saltar a: navegación, buscar

Sha Yaján

Shah Jahan I
Información sobre la plantilla
Emperor-Shah3.jpg
NombreA'la Azad Abul Muzaffar Shahab ud-Din Mohammad Khurram
Nacimiento1592
Lahore, Bandera de Pakistán Pakistán
Fallecimiento1666
NacionalidadPakistaní
Conocido porShah Jahan
TítuloEmperador
PredecesorJahangir
SucesorAurangzeb

Shah Jahan I. Literalmente Rey del Mundo (1592-1666), fue el quinto emperador de la dinastía Mogol de India. Gobernó entre el año 1627 y el 1658. Fue el constructor del Taj Mahal.

Síntesis Biográfica

Nació en enero de 1592 en la ciudad de Lahore, cuando aún reinaba su abuelo Akbar, a cuya esposa Ruqaiya Begum, princesa mogola y prima hermana de su esposo, se le encargó el cuidado del niño, aunque se sabe poco de su vida en el harén. De cualquier forma debe tenerse en cuenta que su padre Jahangir logró el trono 1605, a la muerte de Akbar, en parte apoyado por las mujeres del harén: las viudas de Akbar, Ruqaiya y Salima, y su abuela Hamida, madre de Akbar.

En 1607, a los dieciséis años fue prometido a la futura Mumtaz Mahal, hija de Asaf Khan y sobrina de la esposa favorita de su padre, Nur Jahan, quien con este matrimonio esperaba hacerse con la lealtad del príncipe Khurram, que poco después fue heredero del imperio; sin embargo el casamiento no se realizó hasta 1612. Durante el reinado de Jahangir Nur Jahan se convertirá en el poder detrás del trono y los cargos y fortuna que había conseguido para su padre y hermano fueron objeto de fuertes críticas entre la nobleza cortesana.

Según la costumbre Khurram fue tomando otras esposas, primero una princesa persa safávida, Kandahari Begum; luego de la boda con Mumtaz Mahal, se casó con otra noble musulmana, Izz un-Nisa Begum, y finalmente parece haber contraído matrimonio con alguna princesa rajput pero no hay datos seguros al respecto. De hecho es importante subrayar que Mumtaz Mahal (1593-1631) fue la madre de todos sus hijos e hijas históricamente destacados y sin duda su esposa favorita.

En 1615 Khurram encabezó el ejercito mogol en una campaña contra el levantisco Raja Amar de Mewar, del clan rajput de Sisodia, y logró una destacada victoria; Amar es considerado el último Marajá libre de Mewar y el día siguiente a la derrota se suicidó dejando la pretensión al trono a su hijo Karan. Entre los hindúes corrió la voz de que Khurram estaba maldito por haber empujado al suicidio quien era un pariente político, pues por sus venas corría abundante sangre rajput. A poco de la victoria el Emperador Jahangir otorgó a Khurram el título de Sha Jahan y lo elevó al rango más alto de la nobleza del reino.

Nur Jahan, su madrastra, va a cometer un paso en falso en 1620, cuando propicia el casamiento de su propia hija de un matrimonio previo al imperial con Shahryar, el más joven de los hermanastros de Khurram. Se atribuye en parte a esta boda el que Khurram se rebele contra su padre en 1622, temiendo ser desplazado de la primogenitura, que por otra parte distaba de ser una costumbre mogola.

Sin embargo Jahangir no se mostró demasiado riguroso con su hijo, limitándose a alejarlo de la corte, posiblemente el emperador sabia que sus otros hijos distaban de la brillantez de Shah Jahan.

Gobierno

Fue coronado en febrero de 1628, con el apoyo de suegro Asaf Khan, quien mantuvo a raya las aspiraciones de su propia hermana y emperatriz viuda Nur Jahan. Durante su reinado se produjo un cierto retorno a la ortodoxia musulmana, incluso prohibió que se levantaran o restauraran templos hindúes de acuerdo a la Sharia, florecieron las sectas sufies y los festivales musulmanes se convirtieron en los eventos más importantes de la corte; dos veces por año la corte pagaba peregrinaciones a la Meca.

En 1629 aplastó la última revuelta de los nobles afganos, liderada por Khan Jahan Lodi gobernador de Malwa, y aunque ésta no logró conmover los cimientos del poder imperial, la frontera del Deccan continuará siendo conflictiva y el emperador volverá allí reiteradamente para lograr la sumisión de los sultanatos de Bijapur y Golconda.

Luego se dedicó a asegurar otras fronteras internas del imperio. El caso del pequeño reino rajput de Baglana es un ejemplo de la política imperial; puerta del Deccan, pagaba tributo a los mogoles, pero él lo anexó completamente y en este caso su Raja se convirtió al islamismo, algo absolutamente inusual hasta entonces. En territorios del Sind estableció un mayor control sobre la diversidad de tribus. Después se ocupó de los rajputs Bundela de Orchha; pagaban tributo desde la época de Akbar, con Jahangir fueron importantes nobles del imperio; el nuevo heredero de Orchha subió al trono contemporáneamente con Shah Jahan y se distanció de él por las presiones religiosas imperiales. Shah Jahan asoló la ciudad, obtuvo un enorme tesoro y los Bundela se sometieron. Pero después y sin permiso imperial, los Bundela atacaron Gond; Shah Jahan invadió Orchha nuevamente en 1635 y eligió el mismo un nuevo Raja. Continuó la campaña y ocupó Chanda, el fuerte de los Gond, imponiendo un mayor control mogol en toda esta frontera sur.

En 1632 expulsó a los portugueses de Hugli, Bengala, porque los acusaban de piratería, con lo que los lusitanos desaparecieron de la provincia, pero fueron sin embargo reemplazados por franceses e ingleses, pues los europeos dominaban el comercio marítimo de larga distancia.

En el Deccan enfrentó finalmente a los estados musulmanes subsistentes: Bijapur, que era territorio habitado por marathas y con gobierno musulmán y Golconda, otro Sultanato, era el gran productor de diamantes y que ocupaba aproximadamente el mismo territorio cuya capital será Hyderabad; ambos accedieron en 1636 a que la moneda y la oración del viernes fueran dedicadas a Shah Jahan y a pagar un ingente tributo anual.

En 1640 el emperador decidió recuperar Samarcanda y Bukara, tierra de sus antepasados timuridas, de los uzbekos, cuando una guerra civil entre ellos le dio la oportunidad. Sin embargo la campaña a la larga se demostró un fracaso y la única ganancia concreta fue un cierto dominio sobre la provincia sur de Balkh, dejando las ciudades del antepasado Tamerlan en manos uzbekas.

Otro fracaso fue la reconquista de Qandahar de manos persas; Shah Jahan la obtuvo en 1638 pero los safávidas la reconquistaron en 1648 y a pesar de tres campañas posteriores permaneció en sus manos, con las consiguientes pérdidas para el ejército mogol.

A los pies del Himalaya conquistó Srinagar y Garhwal,ambos reinos rajputs; también en el bajo Tibet, Baltistan, un reino musulmán, debió aceptar que la oración se leyera a nombre de Shah Jahan.

En el Brahmaputra los principados de Kuch Behar y Kamrup vigilaban la frontera noreste, pero el último se alió a los assanos Ahom, lo que llevó a una guerra en contra los últimos. Culminaría con el reconocimiento de la independencia de Assam-Birmania.

El imperio parecía estabilizado hacia 1647, es verdad que había habido hambrunas en 1630/1631 y que los gastos en administración, ejército y corte eran enormes, pero el sistema de recaudación resistía y se decía que la riqueza en metales y piedras preciosas del Emperador era la mayor del mundo. Por otra parte es cierto que se descuidaron las ciencias aplicadas y que el armamento del ejército no se renovó.

Respecto de la nobleza durante su gobierno, parecen haber tenido mayor influencia la musulmana, ya sea de orígenes turcos, afganos, turanios –centro de Asia- o persas, respecto de la hindú, representada por los grandes Maharajas de Jaipur -aún Amber-, Mewar, Jodhpur –aún Marwar-, y Gaur. Se sumaron entonces a la corte algunos nobles de rango menor de origen Deccaní: musulmanes y marathas. Por otra parte se nota cierto relajamiento en la disciplina y la visión endiosada del emperador por parte de estos grupos poderosos; la misma adhesión al Islam tradicional impedía el endiosamiento del Emperador.

Durante sus últimos años se fueron formando entre la nobleza dos partidos, el liberal a la cabeza su primogénito Dara Shikoh y el conservador dirigido por su tercer hijo, Aurengzeb. Las simpatías del primero para con la religión hindú, que decía monoteísta, no le ganó a Dara el favor de la musulmana; por otra parte era un pésimo guerrero.

Aurangzeb no tenía buena relación con su padre y cuando fue enviado a luchar nuevamente al Deccan dispuesto a incorporar Golconda al Imperio, recriminaba a su padre por la falta de apoyo y se distanciaron inevitablemente. Posiblemente el último acto soberano de Sha Jahan fue ordenar a Aurangzeb a volver Delhi.

Final de su vida

En 1657 Shah Jahan enfermó y comenzó la guerra de sucesión entre los hermanos Aurangzeb, Muhammad Shuja, Murad Bakhsh y Dara Shikoh, éste último acusado popularmente de dominar a su padre. Los otros dos hermanos fueron descartados en la lucha. Finalmente Aurangzeb, experimentado general en la guerra del Deccan, avanzó hacia Agra en 1658, donde tomó prisionero a Shah Jahan y se coronó. Sha Jahan terminó su vida preso en Agra junto a su hija favorita Jahanara Begum.Orchha.

Muerte

Muere a la edad de 74 años, después de largos años de enfermedad.

Obra

  • Durante el periodo de Shah Jahan, el arte alcanzó su momento culminante. A este emperador se debe la construcción de grandiosas obras de arquitectura, cuyo protagonista indiscutible es el Taj Mahal, el mausoleo construido para albergar el cenotafio de su mujer.
  • El Fuerte Rojo de Delhi.
  • La Mezquita del Viernes de Delhi.
  • Gran parte del Fuerte Rojo de Agra.
  • El Fuerte de Lahore.
  • La Mezquita del Viernes de Lahore.

Fuentes

  • Biografía de Shah Jahan I. Disponible en:Wikipedia. Consultada el 6 de abril del 2017.
  • Biografía de Shah Jahan I. Disponible en:MCN Biografias. Consultada el 6 de abril del 2017.
  • Biografía de Shah Jahan I. Disponible en:Hola. Consultada el 6 de abril del 2017.