Tartufo

Tartufo
Información sobre la plantilla
Tartufo-moliere.jpg
Título originalTartufo o El Impostor
Autor(a)(es)(as)Moliere

Tartufo es una obra costumbrista que se centra en los problemas de la época, aunque la finalidad última del autor Moliere es plantearnos un personaje, caricaturizado, centrado en la hipocresía.

Fecha de presentación

El Tartufo de Moliere fue representado por primera vez en 1664, cuando la corte se encontraba reunida para ver Los placeres de la isla encantada. Moliere sabía que a esta representación acudirían los devotos (objetos de burla del rey Luis XIV por las críticas que estos hacían a su política y en particular, a su vida privada). Al parecer la obra fue de gusto para la gran mayoría, pero un reducido grupo discrepaba en esta opinión, tachando los versos de Moliere como una crítica hacia ellos y es por esto que pidieron al rey que la comedia quedase prohibida. El rey ofreció unas palabras a Moliere, que los devotos interpretaron como una censura para tal obra, pero el rey las mencionó sin intención alguna de prohibirla, eso si, de un modo particular, ya que éste no podía desligar la religión del poder, pues sin religión no hay Estado, y entonces su reinado se vería en peligro. En un período de viaje del monarca, el sacerdocio aprovecha para atacar contra Moliere, éste se defiende y el jefe de Estado suprime la obra del sacerdote. Moliere no se rinde y sigue representando y leyendo su obra prohibida que tanto furor causa tanto para los espectadores como para los oyentes, es por eso que sigue trabajando y terminándola para las posteriores representaciones. Finalmente en 1669 se presenta autorizadamente y libre de toda prohibición. Así, destacamos tres fechas claves de esta obra: la primera en 1664 cuando se representó por primera vez y quedó prohibida, tres años después aprovechando el ausentismo del rey, Moliere la vuelve a poner en escena en el teatro del Palacio-Real, y por último y con autorización para ofrecerla al público, se representa en 1669.

Argumento

La obra se centra en el vínculo entre Orgón, un burgués adinerado y autoritario con su familia; y Tartufo, un falso devoto y manipulador, huésped en su casa. Tartufo logra convertirse en el director espiritual de Orgón y pretende casarse con Mariana, su hija, quien está enamorada de Valerio. A la vez, Tartufo intenta seducir a Elmira, la segunda esposa de Orgón, más joven que su marido. Cuando Tartufo es enmascarado, intenta echar a Orgón de su casa a través de donaciones que él le ha firmado. Cuando se presenta ante el rey, éste devuelve antiguos favores a Orgón y anula las donaciones, deteniendo a Tartufo.

Personajes

  • Orgón: Personaje complejo, Gran burgués de París con buena situación económica y social, persona autoritaria que lleva las riendas de su casa. Al mismo tiempo, bajo la influencia de Tartufo es un ser idiota e intratable, carece de autoridad, voluntad y sentido común. Es además un hombre fuera de toda mesura. Es un muñeco en manos de Tartufo, cuando sale de su engaño pasa al otro extremo: hombre colérico, exagerado, no exento de comicidad.

Madame Pernelle: Educada, devota, lleva las riendas de su casa, autoritaria y tonta, se convierte en un juguete en manos de Tartufo, santurrona insoportable, con una salud de hierro, a la que es imposible callar, es obstinada.

  • Tartufo:Tiene un aspecto bufón que hace reír, su físico es importantísimo: el verdadero Tartufo es un hombre rebosante de salud, “gordo y rollizo”, del contraste burlesco entre el hombre real y el hipócrita nace la profunda comicidad del personaje. Resulta odioso por su impostura, lo que es ridículo en Tartufo es la situación en la que se ha metido y que le obliga a violentar su manera de ser para adaptarse a las circunstancias.
  • M. Leal: Alguacil que aparece en el acto quinto, escena IV. Es el alguacil que es mandado por Tartufo para decir a Orgón que Tartufo era el dueño de su casa y por lo tanto él debía desalojar el lugar. Se caracteriza por ser una persona muy educada y correcta para hablar.
  • Dorina: No es tonta ni se deja engañar, es inteligente y perspicaz, la primera en descubrir al impostor, la primera en darse cuenta de que Tartufo está enamorado de Elmira y la primera en comprender que Damis va a echar todo a perder. Pertenece al pueblo y conserva ese modo de hablar, lo que provoca la risa, Moliere nos la presenta como “una doncella un tanto entrometida”.Sus cualidades morales la hacen simpática, es valiente y portavoz del sentido común, condena la falta de mesura, muestra gran fidelidad por sus amos, todo ello hace que nunca sea ridícula. Es el personaje más agradable y simpático de toda la obra, porque su sentido común vence siempre a la hipocresía y a la estupidez. Es la imagen del humor sano y atrevido.
  • Damis: el hijo de Orgón. Es un personaje que dice todo lo que piensa, muy apasionado, a veces resultando excesivo (Dorina teme que pueda echar a perder todo el plan ideado para desenmascarar a Tartufo), pero ante todo leal a su familia, y de buen corazón. Su padre, dejándose llevar por la ira, echa de casa a Damis, porque piensa que su hijo lo ha traicionado al ultrajar a Tartufo. Se da a entender que pueda estar enamorado de la hermana de Valerio y que por ello apoya la relación entre éste y Mariana.
  • Mariana: la hija de Orgón. Es joven y bella, por ello su padre decide casarla con Tartufo, a pesar de que ella estaba previamente comprometida con Valerio, el verdadero amor de su vida. Es muy obediente, sobre todo con los mandatos de su padre, y en ningún momento se rebela con firmeza sobre la idea de casarse con el falso beato, pues desobedecería la orden de su amado padre Orgón. De hecho, es Dorina y su madre Elmira las que se manifiestan más en desacuerdo con el imperativo de Orgón. No participa demasiado en la obra.
  • Valerio: el novio de Mariana. Cuando se entera de que Orgón planea casarla con Tartufo se ofende y decide dejarla, pero Dorina logra poner paz entre ambos.
  • Cleanto: Es el cuñado de Orgón, hermano de la primera esposa de éste. Es soltero, o por lo menos en la obra no se menciona lo contrario. Es muy calmado, al contrario que Damis, y por sus comentarios es de extremada inteligencia. Tiene una mentalidad muy analítica, racionalista y metódica. Sus consejos son muy apreciados por la familia, en todos los ámbitos, tanto en política y economía con Orgón, como con otro tipo de consejos. Junto a Dorina, es de los personajes más inteligentes y sensatos de la obra. Aun así, gracias a la ceguera de Orgón, llega a pelearse con él porque no quiere ver la realidad tal y como es. Por otra parte, es quizás el personaje menos cómico o gracioso de la obra, pues siempre actúa con gestos calmados y con comentarios largos y exentos de pasión.

Trasfondo de la obra

En el fondo "Tartufo" es la trágica historia de quienes gozan de la mas absoluta impunidad, a través del poder, la mentira, las apariencias y la falsa moral. Dice Tartufo: "quien peca en silencio, no peca, es el escándalo lo que vuelve pecaminosa a la acción".

Enlaces externos