Saltar a: navegación, buscar

Trípode

Trípode
Información sobre la plantilla
Trípode.jpg
Un trípode es un aparato de tres partes que permite la estabilización de una cámara en su parte superior.
Trípode. Es un aparato de tres partes que permite la estabilización de una cámara en su parte superior. Se usa para poder evitar el movimiento propio de la mano al tomar una Foto. También se usa para crear Fotografías panorámicas y donde sea necesario movimiento, cuando se desea un recorrido específico de la cámara. En Química y en Laboratorios, se utiliza cuando no se tiene el soporte universal, con el fin de sostener objetos firmemente. En muchas situaciones, para obtener un resultado decente hay que usar un trípode. En otras muchas, aunque se pueda prescindir de él, será mucho más cómodo usarlo y obtendremos también inmovilizar la cámara para poder obtener una fotografía o imagen de mejor calidad. Además, en Televisión y Fotografía se utiliza para generar tanto tomas con mejores resultados.

Trípodes

La función de un trípode es sostener la cámara de la forma más estable y fija posible, transmitiendo las mínimas vibraciones. Ha de ser rígido, sólido, resistente a la torsión, ligero, que absorba vibraciones y fuerte para soportar peso. Uno de los mejores materiales para absorber las vibraciones es la Madera pero pesa demasiado. El Aluminio es otro material muy usado por su ligereza, precio y resistencia a la corrosión. La Fibra de carbono posiblemente es el mejor material para un trípode de campo. Resistente, casi tres veces menos pesada que el aluminio, soporta peso y amortigua bien las vibraciones. Es el más caro. Es interesante que la rótula pueda montarse prescindiendo de la columna central: ahorras peso, ganas estabilidad y rigidez y puedes hacer tomas a ras de suelo. La columna central en exteriores no es muy útil, pero sí lo es para interiores, bodegones y macro. Por tanto el trípode, si es el único que se tiene, debe tener la posibilidad de montar también una columna central. También los hay con la columna central abatible. Las fijaciones de las secciones de las patas deben ir selladas en lo posible y ser fácilmente desmontables. Así se pueden usar en arena, nieve, barro o sumergidas en agua del mar o ríos y es muy simple limpiarlas y relubricarlas en caso de necesidad. Las que tienen mecanismo antirrotación puede que sean algo más cómodas pero, probablemente, añadan inestabilidad.

Estabilidad. Influyen varios factores:

  • Peso: por lo general, cuanto más peso mayor estabilidad y menor portabilidad.

A un trípode ligero de campo siempre se le puede añadir peso en el gancho inferior colgando una bolsa con piedras, arena o la del equipo. Así se situa lo más bajo posible el centro de gravedad y se gana mucha estabilidad, especialmente en situaciones con viento, etc. Un trípode de estudio, cuanto más pesado mejor. Pero la cosa cambia mucho si se ha de llevar a cuestas durante mucho tiempo. Trípodes ligeros, estables, resistentes a la torsión y flexión y que aguanten peso, suelen ser bastante caros. Pero considerando que un buen trípode es para toda la vida y no hay que estar comprando uno cada poco tiempo, como sucede con la basurilla tecnológico-digital que queda obsoleta en el preciso instante en que se adquiere, merece la pena comprar uno bueno.

  • Diámetro de las patas: un diámetro muy fino tiene poca resistencia a la flexión y a la torsión. Entre 28 y 38 mm es el diámetro adecuado del tubo mayor para soportar equipos medios.

Cuanto más largo y pesado sea el objetivo que se use, más críticas serán las exigencias del trípode en este aspecto, especialmente debe ser muy resistente a la torsión. Un tele de 500mm con su parasol opone una gran resistencia a un viento lateral, y como el trípode no sea bastante bueno resultará imposible obtener una foto medianamente nítida.

  • Secciones de las patas: demasiadas secciones (más de tres) influyen muy negativamente en la rigidez y estabilidad. También hacen incómodo el montaje y plegado del trípode y el tubo de la última sección será demasiado fino. En cambio queda más pequeño plegado, lo que puede ser útil para quien viaje mucho y necesite guardarlo en la bolsa del equipo.
  • Materiales: la calidad, rigidez y dureza de materiales y precisión del acabado y uniones de las distintas partes son decisivas para evitar trepidaciones y holguras que transmitirán vibraciones. Especialmente si se usa con viento, etc.
  • Columna central: normalmente añade mucha inestabilidad cuando se extiende mucho o se usa en posiciones que no sean la vertical. La posibilidad de montar la rótula directamente en el trípode prescindiendo de la columna central es algo que todos los trípodes deberían permitir y que muy pocos lo permiten.

En fotografía de arquitectura, nocturna, deportes, paisaje y de fauna salvaje o aves, la columna central es totalmente inútil e indeseable. La rótula montada directamente sobre el trípode, sin columna central, es la mejor garantía de vibraciones mínimas y estabilidad máxima.

  • Clavijas. Es importante que los topes de goma de las patas se puedan sustitir por clavos para uso en terrenos blandos, tales como tierra, césped o arena de las playas, especialmente si el trípode se sumerje y está sometido al movimiento del agua.

Rótulas

Rótula

Elemento casi más importante que las patas del trípode. Algunos ensayos demuestran que la mayor parte de vibraciones son aumentadas y transmitidas por la rótula más que por las patas. Es aconsejable, por cuestiones de estabilidad, que pese en torno a la mitad de las patas del trípode. Conviene tener una de buena calidad, proporcionada a las patas sobre las que va montada y al peso que deba manejar en todas las posiciones.

Tipos de Rótulas

Rótula de bola

Son cómodas, rápidas y versátiles para casi todos los usos. Una buena rótula de bola es más cara que las otras, pero la diferencia merece la pena. Su rapidez de uso, facilidad de nivelación, capacidad de soportar peso, rigidez y firmeza de bloqueo, estabilidad, facilidad para seguir objetos en movimiento, etc., las convierten en las mejores con gran diferencia. Arca Swiss, Really Right Stuff (RRS), Linhoff, Markins, Acratech, Kirk y Feisol son algunas de las marcas que no defraudarán. Los sistemas de bola Gitzo y, especialmente, los de Manfrotto no me gustan nada ni me parecen buenos. Son incompatibles con el diseño universalmente admitido de Arca e incluso con distintas zapatas y rótulas de la propia marca.

Rótula 1D para monopié

Con 1 eje de giro. Las más adecuadas para monopiés. La de la imagen es una Manfrotto, a la que le he quitado el tornillo para fijar la cámara y le he puesto una zapata rápida tipo Arca. Otra buena opción es prescindir por completo de la rótula y fijar directa y firmemente la zapata rápida al monopié. Si se usa tele con collar el cambio de posición horizontal/vertical no es problema, y se gana algo en peso y muchísimo en seguridad.

Rótula 2D

Con 2 ejes de giro. Son una solución económica a las rótulas hidráulicas profesionales para video.

Rótulas 3D

Con 3 ejes de giro. Son las mejores para trabajos relajados o de estudio, macro y arquitectura, y en los que se requieran movimientos muy suaves y encuadres muy precisos y ajustados. Especialmente las de cremallera. A cambio de esa mayor precisión hay que manipular tres apretadores en vez de uno, los mangos sobresalen y hacen incómodo el transporte del trípode, son bastante más pesadas que las de bola y su relación carga/peso suele ser inferior.

Rótula Wimberley

Diseñadas especialmente para fotografía de acción y de fauna en movimiento cuando se usan superteles y artillería pesada. Pueden resultar útiles en fotografía de deportes, especialmente si uno está en lugar fijo y con espacio. Las Wimberley son la referencia de estas rótulas y la elección obligada para los profesionales de foto de naturaleza.

Rótulas panorámicas

Son circulares, solo giran alrededor de un eje, y se usan para fotografía panorámica y reproducciones de altísima resolución obtenidas mediante la unión de muchas tomas. En la imagen un sistema válido también para panorámicas multifila y esféricas de Really Right Stuff.

Enlaces externos