Saltar a: navegación, buscar

Tratado Alfaro-Kellogg

Tratado Alfaro-Kellogg
Información sobre la plantilla
Creación28 de julio de 1926
PaísBandera de Panamá Panamá, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
SignatariosRicardo Joaquín Alfaro, Frank Billings Kellogg
Tratado Alfaro-Kellogg. Se le conoce también como Tratado Kellog-Alfaro. Fue sucrito entre los gobiernos de Panamá y de los Estados Unidos el 28 de julio de 1926. El tratado regulaba el procedimiento para la expropiación de tierras para el funcionamiento del Canal; el establecimiento de empresas; el otorgamiento de facilidades de aduana para Panamá; el uso de las monedas, entre otros. Finalmente fue rechazado por la Asamblea Nacional de Panamá.

Antecedentes

Pasado un tiempo de la firma del Convenio Taft, este causó muchas protestas entre los panameños, al no resolver aspectos comerciales de importancia. El problema radicaba en que dicha abrogación pondría en vigencia el tratado de 1903, que era perjudicial para el pueblo panameño. Surgió entonces la necesidad de crear un documento que resolviera este problema.

Ricardo Joaquín Alfaro

El panameño Ricardo Joaquín Alfaro fue nombrado ministro plenipotenciario en Washington, y en 1924 transmite al gobierno norteamericano una nota en la cual se plantean una serie de puntos que Panamá deseaba que sirvieran como base para un nuevo tratado que reemplazara al Convenio Taft. El presidente de Estados Unidos estuvo de acuerdo, por lo que se iniciaron negociaciones para un nuevo tratado.

El pueblo panameño permaneció a la espectativa durante los dos años que duraron las negociaciones mencionadas

El tratado

Puntos principales

  • Primero. Que la zona del canal sea ocupada y controlada exclusivamente para los fines de mantener, hacer funcionar y proteger el canal ya construido, y saneado y que en consecuencia, no sea abierta al comercio del mundo como una colonia.
  • Segundo. Que la República de Panamá quede en capacidad de asegurar para su propio desarrollo, las ventajas comerciales inherentes a la situación geográfica de su territorio, sin estorbar, en manera alguna, el funcionamiento y explotación del canal por los Estados Unidos y su completa jurisdicción policiva y administrativa en la zona del canal.
  • Tercero. Que las estipulaciones del nuevo tratado se inspiren en estos propósitos: No perjudicar la prosperidad de Panamá. No reducir las rentas de su gobierno; no disminuir su prestigio como nación.[1]
El Secretario de Estado norteamericano Frank Billings Kellogg

Firma

El Tratado Alfaro-Kellogg fue firmado en Washington el 28 de julio de 1926 por Ricardo J Alfaro, quien encabezaba la parte panameña y por el secretario de estado de Estados Unidos, Frank Billings Kellogg . Dicho tratado reemplazó el Convenio Taft.

Repercusiones en Panamá

El nuevo pacto no ofrecía más ventajas económico-fiscales para Panamá que las ya planteadas en el Convenio Taft, pero sí entrañaba serios compromisos para la república, pues la obligaban a permitir el control de las estaciones radiográficas por parte de los Estados Unidos y a hacer peligrosas concesiones en el plano militar, convirtiendo a Panamá en aliado de guerra de Washington.

Surgieron grupos opositores como “Acción Comunal”, el “Sindicato General de Trabajadores” y la “Liga de Inquilinarios” quienes lucharon en contra de la firma de este tratado, ya que sentían que anulaban la soberanía del país. Por todo lo anterior, este tratado fue rechazado por la Asamblea Nacional, que lo consideró inadecuado al propósito de mejorar las condiciones deprimentes del Istmo. Sin embargo, la asamblea aprueba un a resolución donde decía que se suspendía los suscrito en el tratado pero manteniendo las relaciones con los Estados Unidos que satisfagan las aspiraciones de Panamá.

La resolución redactada por la asamblea logró el objetivo deseado pues las relaciones entre ambos países se mantuvieron estables. En la redacción de la misma intervinieron,además del propio alfaro, Harmodio Arias Madrid, Domingo H. Turner y Eduardo Chiari .

Referencias

  1. Capítulo XVI: Volar por los aires hecho añicos

Fuentes