Watchman Nee

Watchman Nee
Información sobre la plantilla
Nee1.jpg
Escritor evangélico chino
NombreNi Tuosheng,
倪柝声 (en escritura china);
Ní Tuòshēng (en escritura pinyin) 
Nacimiento4 de noviembre de 1903
ciudad de Shantou,
distrito Jinping,
provincia de Guangdong,
China Manchú Bandera de la República Popular China
Fallecimiento30 de mayo de 1972 (68 años) 
campo agrícola de trabajo,
provincia de Anjuei,
República Popular China Bandera de la República Popular China
Nacionalidadchina
Ciudadaníachina
Ocupaciónensayista religioso, conferencista y líder de secta

Watchman Nee (Shantou, 4 de noviembre de 1903 - Anjuei, 30 de mayo de 1972), conferencista y ensayista cristiano chino. Debido a sus relaciones con misioneros británicos y estadounidenses ―de los que recibía dinero― fue considerado «enemigo del pueblo». A pesar de que se le ofreció libertad si abandonaba China, Nee se negó y fue encarcelado en una granja de trabajo durante 19 años hasta su muerte a los 68 años de edad.[1]

Su nombre se pronuncia [uách man ní].

Síntesis biográfica

Sus inicios

Ni Tuo-Sheng (Watchman Nee) nació en la ciudad de Shantou, de unos 50 000 habitantes, a orillas del río Rongjiang, y a 5 km de la costa del mar de China (a 450 km al este de la ciudad de Cantón y 400 km al oeste de la isla de Taiwán).

El abuelo de Watchman Nee ―Nga U-Cheng (1840-1890)― había sido «predicador congregacional» de la American Supplies Commission y recibió toda su vida un abultado salario desde Nueva York (Estados Unidos), que le permitió amasar una pequeña fortuna y tener nueve hijos.

Sin embargo el padre de Watchman Nee ―Ni Weng-Sioe (W. S. Ni, 1877-1941)― no se dedicó al activismo religioso inglés sino que fue oficial del Servicio Imperial de Aduanas. La madre de Watchman Nee fue Lin Gwo Ping (Peace Lin, 1880-1950).

En 1916, a los 13 años de edad, Ni ingresó a la escuela media Church Missionary Society Vernacular Middle School, en la ciudad de Fuzhou (provincia de Fujian), donde comenzó su educación al estilo occidental, y en inglés. Después ingresó en la escuela secundaria en el Trinity College (en la misma ciudad de Fuzhou).

En abril de 1920, cuando tenía 16 años de edad y todavía era un estudiante, su madre asistió a un retiro de diez días con una evangelista china ―asalariada de la iglesia anglicana británica― llamada Dora Yu (1873–1931), quien predicaba en inglés para las clases altas de China. Al regresar de esa experiencia, su madre Peace Lin le pidió disculpas a su hijo por un incidente previo en que lo había castigado injustamente. Esta acción impresionó tanto a Nee que se sintió atraído a concurrir a una de esas reuniones.

Muchos años después afirmaría que esa misma noche había tenido una revelación del dios cristiano Jesús:

En la noche del 28 de abril de 1920, yo estaba solo en mi habitación, luchando por decidir si creer o no en el Señor. Al principio estaba reacio, pero cuando traté de orar, vi la magnitud de mis pecados y la realidad y eficacia de Jesús como el Salvador. Cuando visualicé las manos del Señor tendidas en la cruz, parecían darme la bienvenida y el Señor estaba diciendo: «Estoy esperando aquí para recibirte». Al darme cuenta de la efectividad de la sangre de Cristo para limpiar mis pecados y al sentirme abrumado por ese amor, lo acepté allí mismo. Anteriormente me había reído de las personas que habían aceptado a Jesús, pero esa noche la experiencia se hizo real para mí, y lloré y confesé mis pecados, buscando el perdón del Señor. Cuando hice mi primera oración, conocí una alegría y una paz como nunca antes había experimentado. La luz pareció inundar la habitación y le dije al Señor: «Oh, Señor, de verdad me has mostrado misericordia».
Watchman Nee

Desde 1921 hubo un desembarco de misioneros y misioneras anglicanos en las principales ciudades de China. En pocos años se multiplicaron las iglesias locales: llegaron a existir más de 700 iglesias locales en todo el país, con una asistencia total de más de 70 000 personas (a razón de 100 personas por iglesia).

Después de su conversión, Nee deseaba ser entrenado como un trabajador cristiano. Primero asistió al Instituto Bíblico de Dora Yu en Shanghái, aunque todavía era un estudiante de secundaria. Sin embargo, fue despedido debido a sus malos hábitos, como dormir demasiado, y a su tendencia a exagerar o directamente inventar experiencias espirituales. Ese año (1921) conoció a una misionera británica ―de las decenas que habían ingresado a China para difundir la religión cristiana― llamada Margaret E. Barber, quien sería una gran influencia para él. Nee no tuvo ningún estudio teológico formal ―más bien toda su vida despreció a quienes estudiaban la Biblia― sino que a través de Margaret Barber, recibió muchísimos libros sobre cristianismo que influyeron profundamente en sus creencias.

Margaret Barber, una misionera británica, se convirtió en su maestra y su mentor mientras Nee aún estaba en la universidad. Barber adoptó a Nee como su estudiante bajo una estricta disciplina. Barber falleció en 1930 dejando todas sus pertenencias a Watchman Nee. Desde ese día se consagró completamente a esa iglesia, y al proselitismo del mensaje británico en China.

Activista religioso probritánico

Un año después (1922) Nee comenzó su «ministerio»: dictaba semanalmente conferencias sobre temas cristianos, por lo que percibía un salario de «pastor», que le llegaba a través de la Oficina de Asuntos Comerciales de la embajada de Gran Bretaña.

Cuando empezó a recibir un salario, se gastaba un tercio en sus necesidades personales y la manutención de su familia, otro tercio en asistir económicamente a algunos de sus discípulos, y la tercera parte restante en comprarse carísimos libros en inglés, importados desde Inglaterra. En pocos años logró reunir una inmensa biblioteca en inglés, con 3000 volúmenes, en la que había gastado una fortuna.

Watchman (en español: ‘sereno’, ‘vigilante nocturno’, ‘guardián’) no era su nombre de nacimiento, sino que era como él mismo se autobautizó después de su ordenación al ministerio pastoral. Su abuelo había sido pastor evangélico, y Nee se vio a sí mismo como un guardián de la verdad de la iglesia cristiana en China, lo cual principalmente hizo a través de sus enseñanzas orales.[1]

Watchman Nee se estableció en la ciudad de Shanghái en 1928, donde basó su trabajo editorial produciendo tanto libros de su propia autoría como de otros autores cristianos, incluyendo traducciones de obras del inglés al chino.

En 1933 realizó la primera de sus varias visitas a Reino Unido, y en 1935 realizó una exitosa gira por varias ciudades de Estados Unidos.

En 1934 se casó con la cristiana Charity Chang (quien había sido su amor de la adolescencia, y a quien había abandonado debido a que se había burlado de su incipiente cristianismo).

Fueron notables las traducciones de los libros del escritor y profesor cristiano Theodore Austin-Sparks, con quien Nee mantuvo una estrecha amistad iniciada durante su estadía en 1938 en el Honor Oak Christian Fellowship Centre, en Londres (Reino Unido).

Algunos de sus compañeros en esta obra también llegaron a ser conocidos fuera de China (por ejemplo, Witness Lee, Stephen Kaung, Faithful Luke y Simon Meek).

Estigmas de Cristo

En esa época de gran fama en Londres, Watchman Nee repentinamente mostró dos grandes cicatrices, que afirmó que se trataba de las marcas de los estigmas de la corona de espinas de Cristo. Omitió explicar si habían aparecido espontáneamente, si se las había autoinfligido o si simplemente eran el resultado de algún accidente ―ya que no parecían marcas de espinas puntiagudas sino dos largos rayones en la parte superior de su frente―. Su sobrina nieta las mencionó en su best seller Watchman Nee: un vidente de la Revelación divina en la edad presente.

Críticas contra otros líderes cristianos

Watchman Nee deseaba que hubiera una iglesia británica en cada ciudad y pueblo de China. Nee afirmaba que los límites geográficos eran el único motivo legítimo para tener iglesias separadas, siendo de gran importancia conservar la unidad del «cuerpo de Cristo» (la Iglesia) en la Tierra. Declaró con firmeza que todo argumento para tener iglesias separadas ―ya sea por tener diferentes apóstoles o ministerios, por tener o no dones espirituales, por características raciales o sociales, o por tener diferentes doctrinas y misiones― era condenado por la palabra de Dios considerándolo causa de division, de pecado, y obra de la carne. Watchman Nee sufrió dificultades a causa de su creencia de que las diversas denominaciones cristianas (los católicos, los anglicanos, los pentecostales, los evangélicos, los presbiterianos, los luteranos, los protestantes, los baptistas) eran «pecaminosas» porque dividían y debilitaban a la Iglesia (el «cuerpo» de Cristo). A causa de este ataque contra las múltiples iglesias, los líderes de estas lo rechazaron y despreciaron sus sorprendentes ideas:

La justicia, el perdón de nuestros pecados y la paz con Dios son nuestras en la fe, y sin fe en la obra terminada de Cristo Jesús no puede poseerlas [?].
Watchman Nee, en su libro La vida cristiana normal[1]

En general, Watchman Nee aceptaba las refutaciones teológicas que se publicaban en contra de sus libros:

«Yo también condenaría al Watchman Nee que ellos describen».

Encarcelamiento

Después del ascenso del Partido Comunista Chino en 1949, los cristianos que recibían apoyo económico desde el exterior comenzaron a sufrir una gran persecución. También se presentaron cargos y arrestos contra muchos misioneros británicos y estadounidenses. A través de intensas campañas de propaganda y amenazas de encarcelamiento, los creyentes fueron influenciados para acusarse unos a otros.

Al momento de su primer arresto, en 1952, en China se habían levantado aproximadamente 700 iglesias locales, sostenidas por donantes británicos y estadounidenses.

Watchman Nee fue arrestado por primera vez en marzo de 1952 por su relación con activistas británicos y estadounidenses, que le enviaban dinero para sus actividades proselitistas.

El 10 de abril de 1952, Watchman Nee fue arrestado en Shanghái por agentes de seguridad pública. Fue acusado de sobornos para conseguir propiedades estatales, y fraude en contratos con el Gobierno.

El 11 de enero de 1956 hubo un barrido nacional dirigido contra los líderes de las iglesias locales de toda China.

El 18 de enero de 1956, la Oficina de Asuntos Religiosos comenzó doce días de reuniones de acusación en el salón de asambleas de la iglesia en Nanyang Road (en Shanghái), en el que se presentaron muchas acusaciones contra Nee en grandes reuniones de acusación.

El 29 de enero de 1956, la Seguridad Pública se hizo cargo del millonario edificio de Nanyang Road, y muchos de los colaboradores de Nee fueron arrestados, puestos en aislamiento y obligados a repudiar a Watchman Nee. Algunos compañeros de trabajo se unieron a la acusación de Watchman Nee, mientras que otros ―como Peace Wang, Ruth Lee y Yu Chenghua― guardaron silencio y fueron castigados con varios años de prisión por complicidad. Después de esto, se llevaron a cabo reuniones de acusación masiva en todo el país para condenar a la «secta antirrevolucionaria de Watchman Nee». [24] [25]

El 21 de junio de 1956, Nee compareció ante el Tribunal Supremo de Shanghái, donde se le anunció que había sido excomulgado por los ancianos de la iglesia evangélica china en Shanghái y declarado culpable de todos los cargos de soborno, robo de propiedades estatales, evasión de impuestos, fraude en contratos con el Gobierno, y robo de información económica del Gobierno. Fue sentenciado a quince años de prisión con una reforma laboral. Inicialmente, fue detenido en la prisión de Tilanqiao (en la misma ciudad de Shanghái, pero luego fue trasladado a una granja de trabajo en la lejana provincia de Anjuei. Durante todo su tiempo en prisión solo se le permitieron visitas de su esposa, Charity Chang. Se le ofreció la salida del país a través de la embajada británica en Pekín, pero Watchman Nee decidió permanecer en China, quizá porque fue convencido de que era más útil preso, lo que permitiría a los mejores escritores religiosos británicos escribir sus libros ―que en las congregaciones evangélicas en Reino Unido y Estados Unidos habían hecho más daño que bien― en lugar de él.

Fallecimiento

Un año antes de la muerte de Watchman Nee (en 1972), su esposa, Charity, murió debido a un accidente y a la presión arterial alta. No se le permitió a Watchman Nee asistir a su funeral. La hermana mayor de Charity asumió la responsabilidad de cuidar a Nee en prisión.

Watchman Nee murió en la sala sanitaria de la granja en la provincia de Anjuei, el 30 de mayo de 1972.

No hubo ningún anuncio de su muerte ni ningún funeral. Sus restos fueron cremados el 1 de junio de 1972.

La sobrina nieta de Nee relató el momento en que se enteró de la muerte de Watchman Nee:

En la siguiente visita que le hicimos con mi tía abuela, en junio de 1972, nos enteramos de que mi tío abuelo había fallecido, y ya había sido incinerado. Solo pudimos ver sus cenizas. Un empleado de la granja nos mostró un trozo de papel que había encontrado debajo de la almohada de Nee, que tenía varias líneas de grandes palabras en inglés escritas con mano temblorosa. Quería dar testimonio de la verdad que tenía incluso hasta su muerte, con su experiencia de toda la vida. Había escrito:
«Christ is the Son of God who died for the redemption of sinners and resurrected after three days. This is the greatest truth in the universe. I die because of my belief in Christ. Watchman Nee»
[‘Cristo es el hijo de Dios que murió por la redención de los pecadores y resucitó después de tres días. Esta es la verdad más grande del universo. Muero por mi creencia en Cristo. Watchman Nee’].
Cuando el oficial de la granja nos mostró este papel, recé para que el Señor me permitiera recordarlo de memoria para siempre. Mi tío había fallecido. Él fue fiel hasta la muerte. Con su corona manchada de sangre en la frente, fue a estar con el Señor. Aunque Watchman Nee no cumplió su último deseo ―salir vivo para unirse a su esposa―, el Señor preparó algo aún mejor: se reunieron ambos ante el Señor.
La sobrina nieta de Watchman Nee, en su libro superventas Watchman Nee: un vidente de la Revelación divina en la edad presente

Influencia

El punto de vista escatológico de los primeros libros de Watchman Nee fue influenciado por autores como Robert Govett y David Morrieson Panton. El libro de Watchman Nee Ven, señor Jesús, sobre el libro del Apocalipsis cita el trabajo de Robert Govett en numerosas ocasiones.

Watchman Nee afirmaba que todas las iglesias cristianas eran pecaminosas, y con frecuencia en sus escritos de juventud (los únicos de los que no hay duda que fueron escritos por él) llamaba a otros a seguirlo únicamente a él:

Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie podrá volver a Dios Padre si no es a través de mí.

Las iglesias estadounidenses lo etiquetaban como un «místico cristiano confundido»:

Hace unos años yo estaba enfermo. Durante seis noches tuve fiebre alta y no podía conciliar el sueño. Entonces por fin Dios me dio de la Escritura una palabra personal de sanidad, y por eso yo supuse que todos los síntomas de la enfermedad desaparecerían de inmediato. En vez de eso, no podía dormir, y no solo tenía insomnio, sino que estaba más inquieto que nunca. La temperatura se elevó más, mi pulso latió más rápido y me dolía la cabeza con más gravedad que antes. El Enemigo preguntó: «¿Dónde está la promesa de Dios? ¿Dónde está tu fe? ¿Qué pasa con todas tus oraciones?». Así que tuve la tentación de discutir todo el asunto en oración otra vez, pero fui reprendido por el Señor, y me vino a la mente esta Escritura: «Tu palabra es verdad» (Evangelio de san Juan 17:17).
«Si la Palabra de Dios es verdad ―pensé―, ¿cuáles son los síntomas? ¡Los síntomas deben ser mentira!». Por lo tanto, declaré al Enemigo: «Esta falta de sueño es una mentira, este dolor de cabeza es una mentira, esta fiebre es una mentira, este pulso alto es una mentira. A la vista de lo que Dios me ha dicho, todos estos síntomas de la enfermedad son tus mentiras, y la Palabra de Dios para mí es la verdad».
En cinco minutos estaba dormido y me desperté a la mañana siguiente, muy bien.
Watchman Nee, en el libro La vida cristiana normal, págs. 33-34

Es muy difícil saber con certeza lo que realmente escribió. Uno puede leer sus obras y legítimamente concluir que ellos fueron escritos por diferentes autores, no solo rara vez Watchman Nee tiene un pensamiento no expresado, pero se dice que muchos de sus libros fueron integrados en realidad por sus discípulos de su enseñanza oral.[1]

Al igual que gran parte de su vida, es muy difícil distinguir la realidad de la ficción con Watchman Nee. Después de su muerte, las historias comenzaron a circular afirmando que las autoridades comunistas le habían cortado las manos para evitar que escribiera sus libros ―considerando que después de la supuesta pérdida de sus manos en Londres se publicaron varias decenas de libros supuestamente escritos por Watchman Nee, posiblemente hubiera sido más efectivo simplemente quitarle los medios de escritura (el papel y el lápiz)―. Pero sus tácticas fueron inútiles. Watchman Nee supuestamente escribió libro tras libro desde la granja donde utilizaba diariamente el pico y la pala (a pesar de la falta de manos).[1]

Esas historias añadieron al misterio y la intriga que rodearon su vida y aumentaron el interés en sus enseñanzas, de por sí teológicamente muy pobres.[1]

Tras su muerte, se levantaron cientos de «iglesias locales» en Filipinas, Singapur, Malasia, Tailandia e Indonesia. A fines de 2008 existían en todo el mundo más de 2300 de estas iglesias que se apoyan en los libros de Watchman Nee.

Dios no te dejará a voluntad, pero exigirá una decisión tuya. Él no te ignorará. Hay muchos libros que puedes ignorar, pero no este que yo he escrito. Entonces Dios tampoco te ignorará.
Watchman Nee, en el libro El sentido de la vida (página 37), 1994. 219 páginas

En los libros que aparecieron después de su muerte, se afirmaba que el propio Watchman Nee había afirmado que para que no siguiera entregándole manuscritos a su esposa, Charity Chang, en cada visita, el Gobierno chino le había cortado la lengua, y como siguió escribiendo le cortaron las manos, para que solo pudiera realizar los trabajos agrícolas a los que estaba condenado. Omitió explicar cómo conseguía papel y lápiz para escribir.

Obra literaria

En general en el estilo de Watchman Nee se deduce que utilizaba el lenguaje oral: sus libros son transcripciones de discursos, no siempre con lógica interna o coherencia alguna. Los únicos textos que tienen sentido lógico son sus traducciones (al idioma chino) de autores evangélicos estadounidenses. En los periódicos en inglés que se publicaban en China se reproducían muchas veces secciones de sus conferencias, a partir de los cuales se compilaron sus primeros libros.

Probablemente el más conocido de los libros de Watchman Nee es La vida cristiana normal. Está basado en charlas dictadas por Watchman Nee durante su viaje a Londres (Reino Unido) en 1938 y 1939. El libro explica su punto de vista teológico acerca de lo que debe ser la vida de un varón cristiano, basándose en los primeros capítulos de la Carta de san Pablo a los romanos (del Nuevo testamento). Generalmente los textos de esta época de Watchman Nee omiten explicar los nuevos conceptos que presentan (por ejemplo, qué significa una «vida más profunda» o «experiencia de valor para Dios» o «descubrimiento del significado de la persona del Sr. Jesús» o qué es una «prueba crucial»):

El hecho es que mientras que los creyentes puedan entrar en la vida más profunda por varios conductos, no es necesario que consideremos las experiencias o las doctrinas que presenta cada uno como en pugna entre sí, sino más bien como complementos una de la otra. Una cosa es cierta: que toda experiencia de valor para Dios tiene que haber sido alcanzada por medio de un nuevo descubrimiento del significado de la persona y de la obra del Señor Jesús. Esta es una prueba crucial y segura.
Watchman Nee, en el libro La vida cristiana normal, págs. 25

Desde 1956 (el comienzo del cautiverio de Watchman Nee), en Londres y Nueva York se publicaron muchísimos libros y artículos de revista que lucraban con su nombre, y que afirmaban que habían sido escritos por él, y extraídos de la cárcel por su esposa, Charity Chang, burlando la estricta vigilancia del Gobierno chino.

Después de su muerte, el Ministerio Living Stream ―ubicado en la ciudad de Anaheim (California)― publicó numerosos libros, atribuyéndoselos a Watchman Nee. Muchos de estos nuevos libros fueron traducidos por ese ministerio a muchos idiomas (como el español) y desde los años 2000 se difunden gratuitamente en internet, lo que ha favorecido la fama de este autor.

El primer resultado de la redención es la separación, es decir, el alejarse, el irse. Después de que Dios redime a una persona, nunca la deja en la posición anterior para que continúe viviendo normalmente en el mundo.
Watchman Nee, en el libro Separación del mundo (pág. 3)
El mandamiento de Dios es que los que le sirven deben separarse del mundo.
Watchman Nee, en el libro Separación del mundo (pág. 4)
Solo confesar nuestra creencia en el Señor con la boca, y decir: «Hoy he creído bastante en el Señor» no es suficiente como testimonio: debemos salir del mundo y separarnos para siempre de todo.
Watchman Nee, en el libro Separación del mundo (pág. 4)
Como el Señor sufrió humillaciones en la Tierra, no es aquí que debemos buscar una vida.
Watchman Nee, en el libro Separación del mundo (pág. 8

Tras su muerte se publicó su última carta, escrita el propio día de su muerte, que supuestamente su esposa, Charity Chang, había logrado extraer de la cárcel:

«En mi enfermedad, aún conservo gozo en mi corazón».

Sin embargo, su esposa, Charity Chang había muerto un año antes.

Fuentes