Bahía de La Habana

Revisión del 11:33 25 feb 2010 de Yanisel pal.jovenclub (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

Bahía de La Habana


Bahía de La Habana

Bahia de la Habana
Información sobre la plantilla


Una de las bahías más grandes y seguras de América y del mundo. Es una bahía en forma de bolsa lo que le confiere seguridad a los barcos que acoge. Tiene una situación estratégica tanto geográfica como económica. En su interior estalló el acorazado estadounidense Acorazado Maine el 15 de febrero de 1898, hecho que significó el ingreso de los Estados Unidos en la Guerra del 95, también conocida como Guerra Necesaria.

La bahía es considerada una de las más contaminadas del mundo, debido a que a ella van a parar gran cantidad de desechos de la ciudad, actualmente existen varios proyectos de recuperación ambiental para la Bahía de La Habana, que incluyen recogida de desechos sólidos, dragado del fondo, una planta de tratamiento de residuales y el uso de bacterias especializadas en la descomposición del petróleo, uno de los más importantes contaminantes

El puerto de La Habana es considerado uno de los más importantes de la región y durante la época colonial uno de los centros estratégicos para la España, es por ello que la bahía se protegió con una red de fortificaciones muy importante, que incluyen al Torreón de San Lázaro, el El Morro de La Habana, la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, El Castillo de Atarés y otros elementos dedicados a la protección del puerto y la ciudad.

Uno de los elementos distintivos asociados a la bahía es el faro situado en la fortaleza de El Morro, cuya construcción data del siglo XVIII, y que actualmente funciona con las ópticas de procedencia francesa, que fueron instaladas al momento de su construcción, incluyendo los mecanismos originales de contrapeso y palancas para su operación, siendo el sistema de iluminación actualmente eléctrico, el único cambio significativo realizado a esta obra.

Clima
El clima de la ciudad es tropical como en el resto de la isla. Sin embargo recibe una mayor influencia continental en invierno, lo que hace que las temperaturas sean más frescas en estos meses. El récord de temperatura mínima registrada es de 0.6  °C en Bainoa, en la provincia de La Habana, el 18 de febrero de 1996. Además existe una gran influencia oceánica en el clima, debido a que la Corriente del Golfo pasa frente a las costas del occidente cubano. Las precipitaciones son abundantes en Octubre y Septiembre y bastante escasas en Abril y Marzo. Los huracanes que azotan la isla, casi siempre no impactan directamente a la ciudad, haciendo que los daños sean menores en la mayoría de las ocasiones.

Debido a todas esas bondades climáticas la ciudad es visitada durante todo el año. En verano y Navidad se llena de visitantes de otras provincias del país que vienen a pasar las vacaciones con sus familiares en la ciudad y hacer compras, en invierno y primavera es invadida por turistas extranjeros que se, además de visitar museos y recorrer la ciudad. Hay muchas tradiciones según la estación del año, por ejemplo es de buena suerte bañarse en el primer aguacero del mes de mayo, y las embarazadas no pueden salir del cuarto si hay eclipse.



Referencias