Combate de Bacunagua Arriba (1896)

Revisión del 13:52 15 feb 2019 de Rosarino (discusión | contribuciones) (Fuente)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Combate en Bacunagua Arriba
Información sobre la plantilla
Parte de la Guerra Necesaria
7658.jpeg
Fecha 16 y 18 de agosto de 1896
Beligerantes
Ejército Libertador Ejército español
Comandantes
Antonio Maceo Capitán Balbuena
Bajas
13 muertos y 52 heridos 9 muertos y 36 heridos

El Combate de Bacunagua Arriba sucedió entre los días 16 y 18 de agosto. Fuerzas del Ejército Libertador bajo el mando del lugarteniente general Antonio Maceo, descarrilaron y atacaron un tren español de tropas procedentes de Pinar del Río. En este mismo lugar días atrás habían intentado una acción similar (Combate de Bacunagua).

Descarrile y ataque al tren español

En esta ocasión se logró el descarrilamiento de la locomotora a las 06:00 horas, e inmediatamente las fuerzas del Teniente Coronel Federico Bacallao, que actuaban en las avanzadas, atacaron a la escolta del tren, integrada por una compañía del Regimiento América y voluntarios, hasta un total de 150 hombres dirigidos por el Capitán Balbuena, el mismo que dirigía las tropas enemigas en el intento anterior.

Las tropas coloniales respondieron con rigor al ataque de los insurgentes desde los propios vagones, que les proporcionaban eficaz protección, mientras que los cubanos estaban obligados a pelear a pecho descubierto. Todo el día 16 y parte de la noche se mantuvo el combate, el cual se reanudó al amanecer del 17 sin que flaquearan los sitiados, y se prolongó hasta entrada la noche. Durante esta los insurrectos trataron de colocar nuevos explosivos debajo del tren, lo que no lograron porque el terreno era muy descubierto y los centinelas españoles estaban alertas.

Reinicio del combate

El 18 por la mañana se reanudó la pelea, la cual se extendió hasta las 12 horas en que llegó una columna enemiga de refuerzo, integrada por un batallón del Regimiento de Arapiles, dos compañías de Barbasto, un escuadrón del Regimiento Caballería de Treviño, la guerrilla de San Cristóbal y dos piezas de artillería. Esta tropa, mandada por el Coronel Joaquín Arjona, llegó en otro tren; pero este no pudo arribar al sitio exacto del combate porque otra explosión destruyó la alcantarilla y las tropas tuvieron que desmontarse para atacar.

La infantería insurrecta tomó posiciones a lo largo de una cerca de piedras paralela a la vía férrea. Dos escuadrones de caballería avanzaron y abrieron fuego. Maceo dislocó su escolta en un palmar cercano para que decidiera el lance, al tiempo que él personalmente, con los oficiales de su estado mayor y algunas fuerzas de caballería, atacó la vanguardia del refuerzo enemigo.

Retirada de los españoles hacia San Cristóbal

Este combate duró aproximadamente una hora durante la cual los soldados del tren descarrilado, viendo que el refuerzo no llegaba hasta ellos, aprovecharon un momento oportuno y salieron a los vagones, salvaron el tramo más peligroso y se unieron a las tropas de Arjona, quien inmediatamente ordenó la retirada hacia San Cristóbal, con el tren a la retaguardia, siendo hostilizados hasta Taco-Taco.

Bajas

Las bajas del enemigo fueron 9 muertos y 36 heridos, según su parte oficial; la de los cubanos, 13 muertos y 52 heridos.

Destrucción del tren y las alcantarillas por los cubanos

El tren quedó en Bacunagua y fue destruido por los insurrectos, al igual que las alcantarillas de la vía férrea de Pinar del Río.

Fuente