Havana Country Club

Revisión del 12:34 1 jul 2013 de Iosneisy (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Havana Country Club
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Havana country Club.jpg
Club recreativo de la alta aristocracia habanera antes de 1959.
Siglas o Acrónimo:HCC
Fundación:1911
Tipo de unidad:Exclusivista
País:Bandera de Cuba Cuba
Sede:La Habana
Dirección:5ta Avenida, entre 188 y 192, Marianao, La Habana.
Havana Country Club. Instalación de recreo construida a inicios del siglo XX en La Habana, convertida posteriormente en el Havana Biltmore Yacht and Country Club y más tarde en el Club Havana.

Historia

Los orígenes se remontan a la década de 1910 con la construcción del club de gol Country Club, edificado en 1911. En 1911 un grupo de norteamericanos e ingleses residentes en La Habana y liderados por Frederick Snare, compraron los terrenos de la finca Lola en el municipio Marianao y constituyeron la Sociedad Anónima Country Club Realty Co. Luego es construido el Jaimanitas Club, ubicado en parte de los terrenos e instalaciones que actualmente ocupa el Club Habana, perteneciente al Complejo Palacio de Convenciones al oeste de la capital cubana.

Esta sociedad poco tiempo después edificó una casa club y comenzó la construcción de un campo de golf. Este campo, con períodos de altas y bajas, operó hasta 1959. Estos terrenos fueron utilizados para construir el actual Instituto Superior de Arte. Con la ubicación en las cercanías del antiguo aeropuerto de Ciudad Libertad; este campo contaba inicialmente con 9 hoyos que luego aumentaron a 18.

Instalaciones principales

El club contaba además, entre los deportes principales, el tenis de campo y el hipismo, para lo que contaba con canchas, caballerizas y piscinas; este club también tenía capacidades de alojamiento.

Este club, incluía en las instalaciones una cafetería y campo de golf, posteriormente fue ampliado mediante contribuciones de los asociados. En 1933 es conviertido en el Havana Biltmore Yacht and Country Club, aumentando la membresía en la medida que se incorporaban socios acaudalados de la aristocracia y de la burguesía nacional y extranjera con residencia o negocios en el país.

El club tenía restaurante, cafetería, bar, barbería, enfermería, taqui llas, base náutica y salón de masajes; también disponía de quioscos a lo largo del campo de golf. Este campo de golf tenía 18 hoyos con una dimensión de 36 hectáreas, extendiéndose hasta el fondo del actual poblado de Jaimanitas. El hoyo número 1 se ubicaba en la zona que actualmente ocupa el Centro Comercial Palco y el hoyo número 18 en las inmediaciones del club, en terrenos cercanos a la dársena, de manera que al finalizar la ronda los jugadores podían acceder directamente al club.

Ubicación

Estaba ubicado en 5ta Avenida, entre 188 y 192, Marianao, La Habana.

Construcción

La primera piedra de este centro fue colocada por el presidente Gerardo Machado el 1 de febrero de 1927. La construcción estuvo a cargo de la firma Moenck y Quintana.

Asociados

El club en 1958 llegó a contar con 3 940 asociados; los extranjeros en la gran mayoría eran estadounidenses. En el libro de socios se encuentran nombres que van desde la más rancia aristocracia hasta personajes que ocuparon altos puestos en los diferentes gobiernos de la república mediatizada, entre los que se destacan, por ejemplo, Fulgencio Batista Zaldívar, con el número de socio 1018 con categoría de “socio honorario”.

Sobre asociado, expresa Benigno Hernández Valdés;

"Aunque Batista era presidente de la República y socio honorario del club, no le permitían entrar porque era negro, que para poder inaugurar en 1953 las obras de la dársena aledaña al club, a Batista se le habilitó un acceso especial al costado del mismo; esta dársena o marina utilizada fundamentalmente por norteamericanos socios del club, contaba con servicios de atraque con calado para yates de gran porte, así como otros servicios complementarios de agua y energía eléctrica, también era utilizada por criollos acaudalados del club, como es el caso de “los Arellano”, que poseían uno de los espigones o atraques".

Cuota

La cuota básica de membresía ascendía a unos 2500 pesos anuales, aunque los socios debían pagar todos los servicios que recibían; cuando se decidía emprender cualquier obra en beneficio de las instalaciones, se emitían acciones con preferencia para los socios que formaban el Comité de Casa o grupo de dirección del club, que realizaban lógicamente los mayores aportes.

Fuente

  • Artículo: Havana Biltmore Yacht and Country Club. Disponible en: Cidtur Eaeht Tur.
  • El Gol en Cuba. Capitulo II.