Heinrich Mann

Revisión del 14:42 9 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Heinrich Mann
Información  sobre la plantilla
Heinrich Mann.jpg
Nacimiento27 de marzo de 1871
Lübeck, Bandera de Alemania Alemania
Defunción11 de marzo de 1950
Santa Mónica, California, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
OcupaciónEscritor
Nacionalidadalemán
Lengua de producción literariaalemán
Lengua maternaalemán
GéneroNovelas y ensayos

Heinrich Mann. Ensayista, novelista y dramaturgo alemán. Hermano de Thomas Mann. Defensor de la República de Weimar, luchó contra el nacionalismo y el militarismo. Al subir Hitler al poder se expatrió primero a Checoslovaquia y a Francia y luego a Estados Unidos.

Síntesis biográfica

Heinrich Mann creció en el seno de una importante familia de comerciantes y senadores de Lübeck; no llegó a concluir sus estudios de bachillerato y tampoco su formación como librero y el voluntariado en la editorial S. Fischer. Tras un acceso de tuberculosis en 1892, se retiró para dedicarse exclusivamente a la literatura. En 1894 comenzó a publicar novelas, obras de teatro y ensayos, y desarrolló una actividad político-cultural altamente comprometida. Se dio a conocer como escritor, dentro del ámbito narrativo, con la publicación de la novela In einer Familie (1894), a la que siguió otra narración titulada Die Jagd nach Liebe (1905).

Exilio

Influido por el movimiento expresionista y demócrata convencido, utilizó la palabra como arma política para combatir la Alemania fascista e imperial a favor de la República de Weimar. En 1931 fue nombrado presidente de la sección literaria de la Academia prusiana de las Artes.

Los nacionalsocialistas lo persiguieron y lo desnaturalizaron, tras lo cual, ya en el exilio, se convirtió en una figura simbólica para el resto de los exilados antifascistas y, por tanto, en un ideólogo de la democracia para muchos. Ciertamente este cosmos ideológico se recoge ya en la primera de sus novelas, Professor Unrat (El profesor Basura, 1905), en la cual, superando todo esteticismo, expone el que se convertirá en uno de sus temas más productivos: el conflicto entre amor y poder con su idea de la democracia.

Preocupado desde sus orígenes por las diversas clases sociales alemanas y la búsqueda con que los miembros de cada una de ellas persiguen su propia realización individual, Heinrich Mann reflejó en Professor Unrat la patética degradación de un intelectual que, enamorado de una actriz de revista, acaba convertido en payaso de feria. Esta obra sirvió de base al cineasta austríaco-estadounidense Josef von Sternberg para rodar su célebre película Der blaue engel (El ángel azul, 1929), primera cinta sonora del cine alemán.

Maestro de la sátira y de lo grotesco, Mann pone estas características aún más de manifiesto en la novela Der Untertan (El súbdito, 1918, escrita entre 1906 y 1914), un análisis destructivo del Estado guillermino que demuestra cómo, en una sociedad formada sobre las bases de un Estado opresivo, el amor y el espíritu democrático perecen. El polo opuesto a esta trágica novela lo representa Die kleine Stadt (La pequeña ciudad, 1909), en la que el arte y el amor, llevados a la práctica en el orden social, dan como resultado la democracia.

En 1917 apareció la primera entrega de su famosa trilogía narrativa conocida como Der Untertan (El Imperio, 1917-1925), a la que siguieron otras novelas como Eugenie oder die Bürgerzeit (1928) y Der Atem (1949). En líneas generales, Heinrich Mann se caracterizó por esgrimir en todas sus novelas una clara censura contra los aspectos más autoritarios de las clases dirigentes de su país, especialmente tras el estallido del fervor nacionalsocialista, tendencia con la que se mostró muy crítico el escritor de Lübeck.

Con la llegada al poder de sus enemigos políticos, fue despojado de su nacionalidad alemana; en 1933 se vio obligado a pedir asilo político en Checoslovaquia, país del que pasó a Francia y, más tarde, a los Estados Unidos de América, en donde permaneció hasta el fin de sus días.

Tras sus novelas sobre el imperio, Heinrich Mann escribió en el exilio francés sus novelas más importantes: Die Jugend des Königs Henri Quatre (La juventud del rey Enrique IV, 1935), continuada en Die Vollendung des Königs Henri Quatre (La perfección del rey Enrique IV, 1938), una parábola histórica en la que el escritor continúa en su convicción de que el poder de la bondad es capaz de vencer al fascismo e incluso a la dictadura de Hitler.

De entre su obra ensayística, compuesta también durante estos años, cabe destacar los estudios Geist und Tat. Franzosen 1780-1930 (Espíritu y obra. Franceses 1780-1930, 1931), Das öffentliche Leben (La vida pública, 1932) y Der Haß (El odio, 1933).

Muerte

Heinrich Mann falleció en Santa Mónica, California, el 11 de marzo de 1950.

Crítica contemporánea

Mientras que Heinrich Mann gozó siempre de gran admiración en la República Democrática de Alemania, que poco antes de su muerte lo nombró presidente de la recién creada Academia de las Artes, su inmensa obra fue recibida con dudas en la República Federal, acompañada siempre de fuertes controversias, en especial en lo referente a la relación postulada por el escritor entre estética y política. Su firme compromiso en defensa de la verdadera democratización de Alemania le convirtió en un escritor duro y, en ocasiones, demasiado tajante a la hora de plasmar en su obra de ficción sus postulados ideológicos. Tal vez por ello fue considerado por la crítica contemporánea como un escritor mediocre, opinión que en la actualidad está siendo revisada por los nuevos acercamientos filológicos a su obra, que ponen de relieve una interesante evolución estilística desde sus inicios naturalistas hasta el expresionismo que triunfó en su época de madurez.

Fuente