Palmar Amarillo

Revisión del 07:46 19 mar 2013 de Sanluis2 jc (discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Palmar Amarillo
Información sobre la plantilla
Palmar amarillo1.jpg
Ubicación Geográfica:Se encuentra en la zona de Tirado aproximadamente a 10 Km al suroeste del municipio de San Luís en la provincia de Pinar del Río, Cuba.

Palmar Amarillo. Situado en Tirado municipio de San Luís donde ocurrió un combate entre las tropas de la columna invasora bajo el mando del lugarteniente general Antonio Maceo y una columna española dirigida por el Gral Luque el 19 de enero de 1896

Situación geográfica

El Palmar Amarillo se encuentra en la zona de Tirado aproximadamente a 10 Km al suroeste del municipio de San Luís en la provincia de Pinar del Río, Cuba.

Antecedentes del combate

Partiendo de Mangos de Baraguá, Antonio Maceo y Máximo Gómez comienzan en 1895 la histórica invasión a occidente, entablando combates con las tropas españolas a lo largo de todo el territorio nacional. A principios de 1896 Antonio Maceo entra en tierras de Pinar del Río continuando esta contienda y venciendo al enemigo en desiguales enfrentamientos.

Después del segundo combate de las Taironas efectuado en las primeras horas del 18 de enero de 1896 se dividió la columna de Maceo en dos fracciones y emprendieron la búsqueda de un hospital seguro para los heridos; sin detener la marcha se realizaron algunas escaramuzas en Río Seco al sudoeste de Pinar del Río y continuaron su marcha hasta un lugar nombrado por los campesinos Palmar Amarillo, en la zona de Tirado en el municipio de San Luís, donde pernoctó el cuartel general.

Tropas en marcha









Crónicas del combate

Campesinos de la comarca informaron de la presencia de las tropas españolas en las cercanías por lo que, el general Antonio Maceo envió una tropa exploradora para que avisaran de su acercamiento, la descubierta no cumplió su cometido y los insurrectos fueron sorprendidos por el estrépito de la fusilería cuyos proyectiles cruzaban en todas direcciones, no pudo mantenerse firme ningún escuadrón, fue necesario desplegarse a la izquierda de la pradera para repeler el ataque impetuoso de los españoles, la posición de los invasores no era adecuada para lidiar con gallardía y muy pronto el ala derecha del adversario la dominó echando sobre ella una lluvia copiosa de balas.

El propósito del jefe de la columna era envolverlos bajo un círculo de plomo ya que conocía la posición del campamento. Maceo aunque no conocía el territorio, de una sola ojeada abarcó todo el campo de la disputa y viendo una cerca viva en la margen del río sobre la cual los españoles no dirigían el fuego, sitúo un buen número de jinetes sobre un yerbazo del potrero para que amenazaran las dos compañías delanteras del adversario, dando tiempo a que se emboscaran los tiradores de Sotomayor al pie de la cerca que ofrecía un buen parapeto, desde donde hicieron fuego certero sobre los españoles más envalentonados del ala derecha.

Maceo ganó una altura a galope tendido y arreció desde allí la hostilidad contra una o dos compañías que avanzaban con marcial continente. Un comandante a caballo se irguió con la espada desnuda en el centro de una sección de tiradores y el cornete de órdenes de Maceo, el intrépido Congo, le encañonó la Tercerola , poniéndose de rodillas sobre la montura del caballo y cayó herido o muerto, el arrogante oficial.

Continuaban las descargas, el fuego era intenso, atronador, toda la columna española disparaba a granel, las posiciones que ocupaban los insurrectos no podían defenderse por más tiempo, sino con pérdida de muchos hombres y agotamiento de las municiones, circunstancias que pesaron en el ánimo del general Maceo para disponer la retirada, mientras la tropa española seguía la tarea con el mismo vigor.

Un platanar quedó destrozado al pasar los soldados insurrectos por la guardarraya más próxima al sembrado, y allí cayeron cinco jinetes al tratar de cubrirse con las hojas del plátano. A unos km del sitio de la acción se hizo alto para observar los movimientos del enemigo; pero este se mantuvo en aquel lugar que conquistó, por la superioridad de sus elementos y buena dirección de la acometida. Las tropas insurrectas siguieron su camino hacia Galafre.

Resultados del combate

No hay en el avisador comercial una sola línea que haga referencia a este combate victorioso para el partido español, por lo que no se conocen sus bajas. Contando las bajas del ejército libertador fueron 18, hubo 6 muertos y 12 heridos, entre ellos de mucha gravedad el oficial Arcadio Cabrera ayudante del estado mayor y el teniente coronel Jesús Monteagudo que mandaba uno de los escuadrones de Las Villas. Este número de bajas cifra se considera exigua tomando en consideración la intensidad del fuego, la distancia entre unos y otros combatientes durante la crisis y la sorpresa por la prontitud del ataque dentro de los retenes avanzados del cuartel general.

Actividades alegóricas del pueblo

Archivo:Palmaramarillo4.jpg
Actividades escolares, recordando los hechos históricos del lugar
Actividades alegóricas del pueblo

En 1953 fue erigido un monumento en el lugar que se realizaron las escaramuzas del combate entre las tropas insurrectas invasoras dirigidas por Antonio Maceo y las españolas el 19 de enero de 1896.

En 1968 en el año del centenario del levantamiento en armas, el 10 de octubre de 1868 en “La Damajagua” liderado por Carlos Manuel de Céspedes quien dio libertad a sus esclavos, fue colocada en ese mismo lugar una tarja que simboliza la continuación de los ideales revolucionarios en la juventud cubana. Cada año; niños, jóvenes y adultos rinden tributo a los acontecimientos del lugar y los ocurridos en todo el territorio nacional, en los que cayeron gran número de hombres luchando por la independencia de Cuba.

Fuente