Pedro Raúl Sánchez Rodríguez (Pinar del Río)

Revisión del 17:37 16 abr 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Reparto Pedro Raúl Sánchez
Información sobre la plantilla
Asentamiento de Cuba
EntidadAsentamiento
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaPinar del Río
 • Consejo PopularCeferino Fernández Viña
Población 
 • Total6 245 hab.

Reparto Pedro Raúl Sánchez. Pertenece al Consejo Popular Ceferino Fernández Viña; llamado popularmente "Llamazares", lleva su actual nombre como un homenaje al mártir de la revolución cubana, miembro del Movimiento 26 de Julio luchador de la clandestinidad en Pinar del Río, que cae asesinado en uno de los inmuebles pertenecientes a la barriada.

Historia

El nombre de Llamazares procede de la familia que fue dueña de sus tierras hace más de cincuenta años y desde mucho tiempo atrás les perteneció. Pero, en honor a la verdad el reparto que hoy se conoce con ese nombre, de manera popular, es mucho mayor que la vega que les pertenecía, la cual tenía su entrada por la Calle Colón y a ambos lados de la portada que cerraban cada tarde sus dueños.

Había un cedro y del uno al otro tendían una cadena con un enorme candado que los mayores de ochenta años recuerdan aún. La casa de los Llamazares existe todavía ahí en la Calle Sol, frente a la portada de entonces.

En esa franja que hoy ocuparían las construcciones entre Sol 140 y la calle Isabel Rubio Díaz, hasta el Arroyo Galiano, estaría esa vega de los Llamazares, la cual cede la parte frontal para la construcción de lo que hoy se conoce como la clínica dental y antes fue el Centro Médico y surgió el 3 de diciembre de 1952.

Cuando se inaugura con el nombre de Clínica de Marimón y Sotolongo y cede también una franja para las calles primera y segunda donde Aguilar mandó construir casas urbanizando ese espacio. El resto seguiría siendo vega tabacalera y ese tabaco era a partes con Desiderio Saludes, con quien compartían negocio los Llamazares.

Límites

Esta vega lindaba con otras tierras, las de los descendientes de los Arias, hasta que Manuel Ferro compra a Bernardo Arias parte de esas tierras y llama a esa Vega Buena Vista, eso de un lado y del otro limitaba con los Arronte, los cuales tenían su vega en toda esa zona que va entre las calles Isabel Rubio Díaz y prolongación de Ormani Arenado, dejando al centro la calle Gerardo Medina, tierra que realmente siempre tuvo otros dueños pues los Arronte eran arrendatarios.

Entre esos dueños estuvo Alipio Cabanzón; pero desde mucho antes la finca existió y daba inicio con su portada por la actual calle Gerardo Medina y la casa hacienda estuvo donde hoy está la iglesia Bautista, aproximadamente, era una lujosa mansión colonial conocida como Santa Herminia y había pertenecido desde antes de 1900 a un señor de apellido Camacho y posteriormente a Donato García cuando alcanzó su mayor esplendor.

Datos de interés

Otro elemento de interés histórico estaría dado por el hecho de que en tierras pertenecientes a este reparto de hoy, existirían unos pozos que al final de la década del cuarenta estarían en explotación aunque no satisfizo su agua ni por la calidad ni por la cantidad.

Entre las figuras que aquí vivieron y se destacaron en la ciudad, se encuentra Manuel Fírvida, conocido como el laboratorista de los pobres, condueño de la clínica que se conoció por el nombre de los dos doctores Marimón y Sotolongo y creador del Banco de Sangre y primero de los estudiosos de la genética en Pinar del Río; por una recurrencia histórica, totalmente fortuita hoy se encuentra en la que fue su casa el Laboratorio Provincial de Genética, donde más de medio siglo atrás realizaba él sus primeros estudios. En la esquina de las calles Isabel Rubio Díaz y Segunda.

El reparto actual, llamado popular y erróneamente "Llamazares", es pues, mayor que aquella vega, generalizó ese nombre sobre todo a partir de la década del 60 cuando se construyeron los primeros edificios y sus aceras, comenzando precisamente por los laterales de la calle Isabel Rubio Díaz, en tierras realmente de la vega de los Llamazares, pero luego, los restantes edificios, construidos ya fuera de sus límites siguieron llamándose los edificios del Llamazares y ello decidió la extensión de tal nombre.

Fuente

Enlaces externos