Porfirio Manuel Rizo Cabrera

Revisión del 17:31 21 jun 2019 de Javiermartin jc (discusión | contribuciones) (Texto reemplazado: «<div align="justify">» por «»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Porfirio Manuel Rizo Cabrera
Información sobre la plantilla
Porfirio manuel rizo cabrera.jpg
Nacimiento4 de mayo de 1923
Poblado Máximo Gómez, MatanzasBandera de Cuba Cuba
Fallecimiento8 de mayo de 1958
NacionalidadCubana

Porfirio Manuel Rizo Cabrera. Revolucionario cubano, natural dePerico. Fue miembro del partido Unión Revolucionaria Comunista, dirigente sindical y líder de los trabajadores. Dedicó su vida a la lucha por el bienestar de obreros y campesinos. Por su condición de incansable revolucionario y agitador fue perseguido y hostigado por los esbirros del batistato quienes lo torturan y asesinan con tan solo 35 años.

Síntesis biográfica

Porfirio Manuel Rizo Cabrera nació el 4 de mayo de 1923, en Máximo Gómez, provincia de Matanzas, fueron sus padres Juana Laudelina Rizo Amat y León Cabrera; aunque solamente llevaba el apellido de su madre, por ser hijo natural.

Su infancia se desarrolló rodeado de una gran pobreza, por lo que no pudo asistir a la escuela, hasta los 14 años en que comenzó la enseñanza primaria, teniéndola que abandonar, para trabajar en la zafra azucarera ayudando así al padre en el sostén de sus hermanos, pues había perdido su madre a la edad de 8 años.Porfirio era un joven de carácter alegre, jovial; pero impregnado de firmeza y exigencia. También gustaba de escribir poesía.

Matrimonio

En el año 1948 contrae matrimonio con Evelia García a pesar de existir cierta oposición al mismo, por parte de la familia de la novia, a quien dedicó unas décimas de amor.

Labor revolucionaria

Se distinguió siempre por sus ideas justas, a los 20 años integra en el Partido Unión Revolucionaria Comunista en Máximo Gómez, por esta época era trabajador de la Colonia Capitolio del Central España y delegado de la Sección Sindical.

Muy pronto se destacó por su entusiasmo revolucionario y dinamismo. En 1944 es elegido para pasar la Escuela de Marxismo que existió en la Provincia de Matanzas. Después de su permanencia en la escuela, se convierte en un líder entre los trabajadores, desarrollando una amplia labor. Ayudó a la creación de los sindicatos en las colonias donde no existían y fortaleció algunos aún débiles.

Ya en estos momentos la lucha obrera se recrudece, los mujalistas se apoderaban de los sindicatos y decretaban la sustitución de Porfirio impidiéndole la airada protesta de los obreros, quienes planteaban que no permitirían que les impusieran otro dirigente.

Porfirio continúa con sus ideas y el cuartelazo del 10 de marzo sirve para aumentar en él las ansias de defender a los obreros, de luchar por lo justo, por el Partido, y comienza así la lucha contra la tiranía.

Clandestinidad

Ya en la clandestinidad hace contacto con jóvenes de Cárdenas, desarrolla múltiples tareas dentro de la organización, recibe y distribuye la Carta Semanal se reúne con sus compañeros, orienta, chequea y exige el cumplimiento de cada acción revolucionaria.

Exortaba al sus compañeros a cumplir las tareas y acciones asignadas al precio que fuera necesario. Por su labor revolucionaria era perseguido y hostigado por los esbirros de Batista.

Su familia vivió siempre llena de inquietudes y zozobra por él. Fue encarcelado y acusado de candelero, revoltoso y hasta de asesino, el régimen no vacilaba en tratar inútilmente de culpar de delitos inventados a quien sólo vivió para luchar por el bienestar de obreros y campesinos.

Muchas fueron las oportunidades en que escapó de las garras de la tiranía, unas por su agilidad y coraje, otras por la resistencia de obreros y campesinos que hacían a los guardias actuar con cautela al quererlo apresar.

En abril de 1958 vuelve a la zona de Capitolio con algunas armas y pertrechos, organiza el apoyo a la huelga revolucionaria contra la tiranía, el movimiento en la región no se produce; por lo que regresa a Cárdenas a casa de Pablo Ramos, lugar donde permanece oculto y a donde en ocasiones su esposa le llevaba los hijos, a pesar de la estrecha vigilancia a la que estaba sometida por la guardia rural.

Muerte

El 7 de mayo de 1958 los esbirros rodean la casa sita en Pinillos, No. 263 en Cárdenas y obligan a Porfirio a acompañarlos.

Al día siguiente, el 8 de mayo de 1958, aparece su cadáver lleno de horribles torturas en la carretera entre Máximo Gómez y Cárdenas, donde la Revolución levantó un obelisco perpetuando la memoria de quien fuera ejemplo de patriotismo y valor.

Fuentes

  • Colectivo de autores(2007). Capítulo I. En Historia Local de Perico. Versión publicable.