Selenofobia

Revisión del 15:32 21 oct 2019 de Raquel jc.stgo (discusión | contribuciones) (Página creada con «{{Definición |Nombre=Selenofobia |imagen=Selenofobia |concepto= Miedo a la luna }} '''Selenofobia'''. Es el miedo a la luna en todas sus variantes, aunque se suele in…»)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Selenofobia
Información sobre la plantilla
260px
Concepto:Miedo a la luna

Selenofobia. Es el miedo a la luna en todas sus variantes, aunque se suele intensificar durante la luna llena o algún eclipse.

Tener miedo a la luna no es de las fobias más limitantes. Puede resultar relativamente fácil la conducta de evitación, es decir, no mirar al cielo por la noche y mirar para otro lado cuando salen imágenes por la televisión, pero lo cierto es que aunque puedas evitarlo, hay que hacer ciertos esfuerzos para lograrlo y puede que alguna vez tengas que enfrentarte a la situación.

=Síntomas

El principal síntoma de una fobia es el miedo irracional y desmedido que a continuación desencadena todos los síntomas de ansiedad que tan bien conocemos. Dificultad para respirar, mareos, taquicardia, sudoración excesiva, sensación de irrealidad o ataque de pánico. Y, sobre todo, esa imperiosa necesidad de huir de la situación, lo que se conoce como conducta de evitación.

Causas

La luna no supone ningún peligro, aunque puede que la mente de un niño o de una persona con trastorno de ansiedad se vea sugestionada ante las numerosas historias de terror que rodean, por ejemplo, a la luna llena.

Sin embargo, la mayoría de las veces las fobias aparecen después de haber vivido una experiencia traumática con una gran carga emocional. La noche en general es propicia para la aparición de los temores más variados, especialmente en la infancia, por lo que en este caso, el contexto cultural es importante a la hora de encontrar el origen de la fobia.

Tratamiento

Para superar la selenofobia, es necesario un tratamiento o un acompañamiento terapéutico, para ello existen diversas terapias.

Técnicas psicológicas de exposición: en ésta técnica los profesionales enfrentan al paciente con la situación tan temida, en este caso, la luna. La exposición gradual y progresiva hace que las personas poco a poco vayan controlando sus temores, disminuyendo además la sintomatología producida por la ansiedad. A una persona afectada por selenofobía se le puede realizar un tratamiento de exposición gradual, comenzando porque intente salir a la calle en noches de luna menguante o creciente sin tener que observarla para que, posteriormente el último paso de la exposición, pueda enfrentarse a salir una noche de luna llena y poder observarla directamente.

• Desensibilización sistemática: en esta técnica, en lugar de enfrentarse en vivo con la luna, se recurre a la imaginación del paciente o a una exposición gradual, que va proyectando en su mente el estímulo temido. En ambos ejemplos de tratamiento, la exposición o la imaginación del estímulo se detiene cuando el paciente no puede controlar su ansiedad, y se vuelve a retomar cuando los niveles de ansiedad disminuyan. Gradualmente, el sujeto logra resistir períodos cada vez más largos y así se va perdiendo el miedo.

Terapia cognitiva: con esta técnica, se intenta dar al paciente toda la información posible contrastada, con el fin de que anule las creencias que tiene el sujeto sobre aquella situación u objeto al que teme. De esta manera se quiere ir buscando adquirir confianza y gradualmente se vaya familiarizando con él, teniendo como objetivo que la persona no vea este estímulo como algo a lo que se le deba tener miedo y pueda ir confrontando que su miedo es irracional y exagerado.

Métodos de choque: son terapias que se encuentran dentro del enfoque conductual, donde se produce una exposición forzada al estímulo, hasta que disminuya la ansiedad del sujeto y poder controlarla. Se diferencia de la desensibilización sistemática en que en este método se enfrentaría al sujeto directamente a la luna sin ningún tipo de escalado de situaciones.

Programación neurolingüística: hoy en día es un tratamiento que se utiliza mucho ante determinadas fobias, pero los resultados de la misma aún no han sido científicamente comprobados.

Fuente

https://www.lifeder.com/selenofobia/

https://noticias.eltiempo.es/fobia-a-la-luna-se-llama-selenofobia-y-se-debe-a-esto/

https://www.lifeder.com/selenofobia/

https://www.diariofemenino.com/psicologia/fobias/selenofobia-es-posible-tener-miedo-a-la-luna/

https://fobiasraras.com/fobias-especificas/entorno-natural/selenofobia/