Abidos (Egipto)

(Redirigido desde «Abidos»)
Abidos
Información sobre la plantilla
Ciudad Antigua de Egipto
EntidadCiudad Antigua
 • PaísBandera de Egipto Egipto
 • RegiónAlto Egipto
 • NomoAbidos
 • CapitalTinis / Abidos
Abidos.jpg

Abidos. Antigua ciudad capital del nomo tinita de Ta-ur (tȝ-wr) en el Alto Egipto. Abidos (ȝbḏw), al sur del país (26º 11'N 31º 55º E), se encuentra situado en la orilla occidental del Nilo (a 15 quilómetros) y los límites del desierto. Se expande unos 8 km2 y posee restos arqueológicos de todos los períodos históricos del antiguo Egipto. En tiempos históricos fue el centro principal de culto de Osiris, por lo que en sus predios se localizan monumentos dedicados a esta divinidad, así como tumbas y monumentos conmemorativos.

Historia

Desde época predinástica y durante el Período Arcaico, Abidos constituyó no más que un centro funerario de la prístina capital del nomo, Tinis (también This), al noroeste. Con el tiempo su importancia eclipsó a la de la vecina ciudad. En ella fueron enterrados los reyes de las dos primeras dinastías, y durante los subsiguientes Reino Antiguo y medio evolucionó en un centro religioso de gran importancia en el culto osiríaco.

Desarrollo del culto a Osiris

El sitio de enterramiento de los primeros reyes en Umm el-Qaab fue de vital importancia para el desarrollo posterior de Abidos. Ya durante el Reino Antiguo se creía que Abidos era el lugar de enterramiento de Osiris, gobernante del inframundo y la personificación del faraón muerto renacido como gobernante de la otra vida. Ya en el Reino Medio Umm el-Qaab era considerado el lugar exacto de enterramiento de la divinidad, en particular la tumba del rey Dyer. Una procesión anual desde el templo de Osiris-Jentiamentiu en Kom es-Sultan recordaba el mito del asesinato de Osiris por Seth, su entierro y resurrección como rey de los muertos. Esta procesión, en la que la imagen del dios era transportada en una barca sagrada (neshmet), avanzaba desde el templo hasta el cementerio. Las ofrendas presentadas a Osiris por los peregrinos, especialmente durante el Imperio Nuevo y posteriormente, consistentes en numerosas vasijas con alimentos, creó por acumulación los montículos que le dieron nombre al atual sitio de Umm el-Qaab.

Sitios arqueológicos

Entre los edificios más significativos de esta área arqueológica se encuentra el habitáculo funerario del rey Jasejemuy (dinastía II), vestigios de los muros de la antigua ciudad y templo de Osiris en el sitio de Kom es-Sultan, y los bien preservados templos de Seti I y Ramsés II (dinastía XVIII). Para su estudio la región puede ser dividida en Abidos norte, medio y bajo.

Abidos norte

Incluye el precinto del templo de Osiris en Kom es-Sultan y los recintos funerarios y cementerios de Umm el-Qaab.

Precinto de Osiris Jentiamentiu

La zona norte de Abidos fue el punto fundamental de actividad desde época prehistórica y el lugar de establecimiento de la primigenia población y templo local, en los bordes del desierto, hoy Kom es-Sultan ("montículo del gobernante", en árabe). Exiguos restos presinásticos y arcaicos fueron excavados a inicios del siglo XX por W. M. Flinders Petrie, sin embargo la mayoría se encuentra cubierto por capas de períodos posteriores y de aguas subterráneas.

Las evidencias obtenidas por Petrie apuntan a la existencia de un culto estructurado alrededor de la deidad cánida Jentiamentiu ("El primero de los occidentales") durante el período dinástico temprano, cuyo centro pudo haberse edificado desde época predinástica. Durante el Reino Antiguo se produjo la sincretización entre Jentiamentiu y Osiris, divinidad funeraria que había alcanzado mayor relevancia en el período. De finales del reino antiguo procede un templo dedicado a Osiris-Jentiamentiu, así como estelas y objetos votivos de diversa naturaleza; también los complejos funerarios de varios reyes en las proximidades del templo.

Enterramientos de Umm el-Qaab

Sitio de Umm el-Qaab.

En el sitio de Umm el-Qaab ("la madre de las ollas", en árabe) fue encontrado un extenso cementerio predinástico y arcaico por Émile Amélineau (1895-1898) y luego por Petrie (1899-1900). El posterior descubrimiento de tumbas reales de las primeras dos dinastías en Saqqara permitió concluir que los de Abidos se trataban de cenotafios, o entierros simbólicos motivados por razones religiosas. Recientemente se ha concluido que Abidos fue el lugar de enterramiento de los primeros reyes egipcios con raices tinitas.

El trabajo arqueológico en Abidos desarrollado por el Instituto de Arqueología Alemán, dirido por Günther Dreyer desde la década de 1970, ha arrojado detalles sobre un cementerio real iniciado durante el período Naqada I. Las evidencias aportadas demuestran el florecimiento del poder político que culminaría con la instauración de la realeza y el estado centralizado de la posterior época dinástica. Posteriormente se encontraron evidencias de la primera muestra de escritura egipcia conocida en la tumba conocida como U-j, lo que demuestra la escritura apareció primero en Egipto y no en Mesopotamia como se creía hasta hace poco.

Abidos medio

Incluye el templo de Seti I y el Osireón.

Templo de Seti I

Lista de reyes en el templo se Seti I.

Un kilómetro al sur de Kom es-Sultan y en los límites meridionales del área llamada Abidos medio se encuentra este templo, el mayor entre los templos preservados del Imperio Nuevo en Abidos. Con forma de L, el templo fue nombrado "La mansión de los millones de años del rey Menmaatra, el que está satisfecho en Abidos", y contiene santuarios dedicados a las divinidades Ptah, Ra-Horajti, Amón-Ra, Osiris, Isis, Horus y el propio Seti. En una de sus paredes se encuentra una importante lista de los reyes predecesores de este faraón.

Osireón

Detrás del templo de Seti I se esconde una estructura subterránea conocida como el Osireón, la cual funcionaba como la tumba simbólica (cenotafio) de Osiris. Otros elementos estructurales y bloques con inscripciones de períodos posteriores sugieren la existencia de otros edificios de culto al sur del templo aún por descubrir.

Abidos sur

Comprende unos 2 km2 de superficie entre las tierras cultivables y las colinas del desierto. En épocas tempranas fue una zona de habitación y enterramiento, sin embargo su crecimiento se produce entrado en Reino Medio, cuando fueron construidos una serie de complejos de culto real de Sesostris III.

Complejo de Sesostris III

Entre las colinas y la tierra arable se extiende el complejo mortuorio de Sesostris III, consistente en una masiva tumba subterránea adjunta a un templo mortuorio en la superficie. El nombre de este templo es "Perdurables son los lugares de Jakaura (Sesostris III), justificado en Abidos". Su construcción se realizó en conmemoración de la unificación entre el rey difunto y Osiris. Un asentamiento aplanado ubicado al sur de este complejo es similar en escala y organización al poblado de Illahun, adyacente al complejo piramidal de Sesostris II.

Complejo de Amosis I

Quilómetro y medio al sur del complejo de Sesostris III se hallan las ruinas de una serie de monumentos reigidos por el rey de la dinastía XVIII Amosis I. Una pequeña pirámide y un templo ubicados en los límites de la zona cultivable están asociados con una tumba subterránea cerca de la sima de las colinas del desierto. Esta fue la última pirámide erigida en Egipto.

Fuentes

  • Redford, Donald. [Ed.] The Oxford Encyclopedia of Ancient Egypt. Vol. I. Oxford: Oxford University Press, 2001.
  • Woods, Christopher [Ed.] Visible Language: Inventions of Writing in the Ancient Middle East and Beyond. Chicago: Oriental Institute Museum Publications, 2010.