Saltar a: navegación, buscar

Alfiler

Para otros usos de este término, véase Alfiler (desambiguación).
Alfiler
Información sobre la plantilla
Alfiler1.jpeg
Concepto:Clavillo que usualmente es de metal con punta por uno de sus extremos y una cabecilla por el otro.

Alfiler. Tiene múltiples funciones, entre ellas sujetar ciertos objetos o materiales entre sí. En el oficio de la sastrería es de mucha utilidad.

Historia

El alfiler es una espiguilla ordinariamente de metal destinada a sujetar; termina a su extremo inferior en punta y en el superior en una cabeza cuyo objeto es evitar que el alfiler pase por el orificio abierto. Existen alfileres desde la más remota antigüedad; de la Edad Prehistórica se encuentran muchos ejemplares.

La fabricación de la primera clase de alfileres, aunque muy antigua, no constituyó artículo de verdadera importancia hasta el s. XV de la era. La materia de que se construían era muy variada, predominando los de hierro y bronce. La forma de los modernos alfileres data de los tiempos de Roma.

Su fabricación era muy sencilla, consistiendo solamente en afilar por la punta una varilla delgada de metal y retorcerla por el otro extremo para formar la cabeza. Con el invento del estirado de alambre y sus aplicaciones en los siglos XIII y XIV, entró la industria de los alfileres en un nuevo periodo de desarrollo.

Francia fue la primera en construir los alfileres industrialmente, proveyendo sola a las demás naciones de Europa. Inglaterra la estableció en 1.626, aventajando muy pronto a la industria francesa. En el s. XVI había empezado la fabricación de la cabeza por el método, aún hoy en uso, de las torsiones helicoidales, que se martelaban sólidamente en forma esférica, y hacia 1.680 se inventó el estampador basculante que elevó tanto el rendimiento, que un operario unía diariamente 10.000 cabezas de alfileres.

Los alfileres de adorno se usaban ya en las antiguas civilizaciones de Egipto, Babilonia, Siria y Persia; los indostanos y chinos hablan de ellos como de objetos conocidos de antiquísimas épocas.

En Egipto, a juzgar por el número de alfileres hallados en los sepulcros, su industria y uso debió alcanzar un gran desarrollo, no sólo por la variedad de las formas, sino por el material que era oro, plata, marfil, hueso, entre otros. Pero donde llegó a su máximo esplendor fue en Grecia y Roma. Se les llamaba acus. La mayor parte estaban destinados a ser complementos del peinado. Lo que más ha variado a lo largo de los siglos ha sido la forma de la cabeza del alfiler, siendo esta de formas geométricas, zoomórficas o representando a las divinidades.

Tipos

Se distinguen diferentes tipos de alfileres:

  • Alfiler de cabeza de gota de sebo. El que presenta su cabeza acopada y no plana como los comunes.
  • Alfiler de cabeza perdida. El que casi no tiene cabeza sino una especie de rebaba pudiendo introducirse totalmente en la madera.
  • Alfiler de mina. Aguja.
  • Alfiler de monja. Es sumamente delgado y pequeño.
  • Alfiler de París. Clavo de cabeza y punta prismática hecho con alambre de hierro.
  • Alfiler de toca de monja. El más pequeño que los comunes. Sirve regularmente para prender cosas muy delicadas.

Expresiones relacionadas

  • Pegado, cogido con alfileres. Se da a entender que una cosa tiene poca estabilidad y firmeza.
  • No caber, no haber donde echar un alfiler. Se usa para ponderar la gran aglomeración de personas en alguna parte.

Fuentes