Saltar a: navegación, buscar

Antonio Hernández Pérez

Antonio Hernández
Información sobre la plantilla
Antonio Ñico Hernández.jpg
NombreAntonio Hernández
NacimientoCiudad de la Habana, Bandera de Cuba Cuba
ResidenciaCiudad de La Habana
Otros nombresÑico y Bejuco
OcupaciónActor y director de la radio y la televisión.

Antonio Hernández Pérez. Destacado actor y director de la radio y la televisión cubana. Antonio, Ñico o Bejuco dieron su aporte a la gran victoria de Cuba en Playa Girón y en otras acciones patrióticas.

Trayectoria artística

Antonio Hernández Ñico dedicó su vida profesional a actuar y dirigir programas de la radio y la televisión. Se desempeñó como director de programación y de relaciones internacionales del ICRT. Poseía un lenguaje sencillo y nunca dejó de hacer chistes e historietas sobre sus vivencias y cosas que les pasaban a otras personas, sin embargo cuando asumía una responsabilidad y orientaba una tarea era la persona más formal, responsable y exigente. Durante años integró el colectivo del programa Alegrías de sobremesa con su personaje de Sarría.

En 1975, se desempeña como Director de Relaciones Internacionales del ICR y como Director de Programación, cargo que desempeña hasta 1985, cuando de nuevo vuelve a los estudios como actor y director.

Actuaciones

  • Tuvo un trabajo brillante en la caracterización de Bejuco. Por vez primera, a principios de MIL 1960.
  • Brillante en el personaje de Esopo, al lado de la excelentísima Gina Cabrera, en la obra La Zorra y las Uvas, junto a otras puestas del espacio Teatro ICR en Televisión.
  • Protagonista de El Inspector, espacio policiaco, que sustituye a Sherlock Holmes, a principios de 1968, en el horario de las 10 y 30 de la noche del miércoles. Este programa lo escribe Carlos Más, y lo dirige el experimentado Erich Kaupp y cuenta, además, con las actuaciones de Fela Jar, Raúl Selis, Rolando Leyva, Miguel Sanabria y Humberto García Espinosa
  • En 1997 Radio Rebelde transmitió una producción de Radio Arte titulada: La pantera de monte escondido, y Ñico Hernández, interpretó otra vez, a Bejuco Ramírez, personaje creado para él, años atrás, por Enrique Núñez Rodríguez.

Deberes patriotas

A principios de enero de 1960, marcha a la trinchera a cumplir con sus deberes patrióticos, ante la amenaza estadounidense.

Participó en la limpia de bandidos en las montañas villaclareñas del Escambray. A Ñico le consiguen un mulo, al que nombra también Hilarión, como el caballo de las aventuras de Moncada. Sobre él recorre las lomas para llevar las cartillas de la alfabetización y los periódicos a las casas de los campesinos.

En ocasión del ataque mercenario a Playa Girón, Manuel Andrés Mazorra es su compañero de trinchera como miembros del batallón 120 de las Milicias Nacionales Revolucionarias. Se encuentran con otros trabajadores de la Radio, entre ellos: el escritor Eliseo Iglesias Novoa; el técnico René Martínez y los actores Rafael Díaz y Virildo Quiñonez. Allí los milicianos no lo llamaban Antonio, ni siquiera Ñico, sencillamente era Bejuco. Hasta ese punto impregnó en el corazón del pueblo el personaje que difundió la radio. No interesa el nombre. Para la historia, Antonio, Ñico o Bejuco dieron su aporte a la gran victoria de Cuba en Playa Girón.

Fuentes