Saltar a: navegación, buscar

Archipiélago de San Pedro y San Pablo

Archipiélago
Información  sobre la plantilla
(Archipiélago de San Pedro y San Pablo)
Archipiélago
País(es)Brasil

Archipiélago de San Pedro y San Pablo: Es un conjunto de pequeñas islas rocosas que se sitúan en la parte central del océano Atlántico Ecuatorial de la ciudad de Natal, en el estado de Río Grande do Norte, Brasil.

Situación Geográfica

Se encuentra a 870 km de las islas Fernando de Noronha y 1010 kilómetros de la ciudad de Natal, en el estado de Río Grande do Norte, Brasil. Un área total de aproximadamente 1,2 hectáreas (0,012 km²) y una altitud máxima de 18 m. Todo el archipiélago esta deshabitado.

Historia

Este paraíso natural fue descubierto en 1511 por navegantes portugueses, cuando la nave de nombre São Pedro que tripulaban para llegar a India naufragó en estas costas. Tan sólo dos de sus embarcaciones llegaron a destino. Navegando en mar abierto y noche cerrada, se oyó de súbito el rugir de las olas, y antes que fuera posible tomar cualquier providencia, la nave São Pedro, bajo el mando del capitán Manuel de Castro Alcoforado, se encontraba encallada sobre unos arrecifes, con su fondo destruido. En 1930 se comenzó la construcción del primer faro que se puso en marcha en 1931, pero que fue destruido por un terremoto en 1933. El siguiente faro, el actual, no se puso en marcha hasta 1995.

El actual faro se localiza en la Roca Sudoeste. Es automático y construido en fibra de vidrio, con sección cilíndrica de un metro de diámetro con seis metros de altura. Para reducir la incidencia de naufragios en aquellas aguas, causadas por la poca visibilidad de los arrecifes, que presentan altitud máxima de 18 metros y que son batidos permanentemente por las olas.

Características

Fue declarado como parte del territorio brasileño, perteneciente al estado de Pernambuco. En 1998 fue inaugurada la Estación Científica en la Isla Belmonte, dando inicio al "Programa Archipiélago San Pedro y San Pablo" (Pro-Archipiélago) bajo administración de la Secretaria de la Comisión Interministerial para los Recursos del Mar (SECIRM, por sus siglas en portugués). La presencia permanente de 4 científicos en la Estación Científica justifica la permanencia de humanos en el Archipiélago, que es fundamental para obtener el reconocimiento internacional como territorio brasileño.

La roca expuesta es peridotita serpentinado, siendo la única exposición mundial de manto abisal por encima del nivel del mar. En una edificación de madera de 45 metros cuadrados, equipos de científicos e investigadores se intercambian cada 15 días, con el apoyo de la Marina de Brasil. Las instalaciones se componen de una cocina, un comedor, centro de comunicaciones, habitación para cuatro personas, baño y balcón. El tejado cuenta con paneles fotovoltaicos para generación de energía eléctrica. A pequeña distancia se levanta un abrigo para los generadores y baterías, un equipo de desalinización de agua de mar y otro abrigo para cilindros de oxígeno y gas. Una pasarela une la base al punto de embarque. Entre los equipos científicos cuentan con un mareógrafo.

Flora y fauna

Con vegetación, que es rastrera y escasa. Ninguno de estos cayos posee agua potable Las demás rocas no poseen ningún tipo de flora. Los roqueríos están habitados por aves marinas, cangrejos e insectos, a quienes sirven de abrigo. habitados por aves marinas de las especies (Sula leucogaster, Anous stolidus, Anous minutus), cangrejos (Grapsus grapsus), insectos y arañas, también cuyas oquedades quedan cubiertas por el excremento de las aves que da lugar al guano, un tipo de pago orgánico natural. Su tema de estudio es el Collembola, un insecto minúsculo que se alimenta de algas, hongos y animales en descomposición.

Islas

Está constituida por 5 islas mayores y numerosos cayos rocosos, siendo uno de los lugares más inhóspitos del país. Muy alejado del continente, aunque pertenece al estado de Pernambuco Brasil.

Galeria


Fuente