Saltar a: navegación, buscar

Arco

Arco
Información sobre la plantilla
Arcoo.jpeg
Herramienta utilizada en la caza y en el deporte

Arco. Ha sido siempre una herramienta fundamental para la supervivencia de la humanidad. Gracias a ellas el hombre se convirtió en cazador. La caza con arco era bastante más segura que otros métodos utilizados por aquel entonces, ya que permitía mantener cierta distancia de seguridad.

Los materiales con los que estaban construidos aquellos primitivos arcos nos revelan muchos secretos sobre la zona en la que vivían los antepasados, las herramientas que tenían a su disposición y cómo utilizaban los mismos.

Historia

Según algunos arqueólogos se trata tal ves de la primera maquina inventada por el hombre cuya fuera motriz es en rigor la fuera muscular humana. Llegó a alcanzar amplia generalización en el mundo entero; escenas de arqueros frecuentes en la spinturas rupestres del paleolítico europeo prueban su antigüedad de uno de unos veinte mil años. Grandes imperios se han establecido y caído teniendo como arma el arco y la flecha. Los primeros en utilizarlo fueron los egipcios alrededor del año 3500 a.C. Sus arcos eran tan altos como ellos mismos y las flechas tenían puntas de piedra o de bronce. Hacia 1800 a.C., los asirios introdujeron un nuevo diseño: un arco construido con cuero, marfil y madera con lo que conseguían un perfil recurvo. Estos arcos eran mucho más potentes que los utilizados por los egipcios y, además, contaban con la gran ventaja de poder de dispararlos desde un caballo, siendo una pieza clave que les permitió expandir su imperio. Otros pueblos crearon impresionantes máquinas de guerra al hacer que los caballos tirasen de carros en los que iban los arqueros.

La superioridad en el manejo de esta arma que tenían los pueblos del Medio Este duró varios siglos. Los mongoles conquistaron gran parte de Europa y los turcos demostraron su valía en las cruzadas, en parte debido a la superioridad de sus arcos recurvos y en otra a una mejor técnica de tiro.

En el siglo XI, los normandos desarrollaron un arco grande (conocido com longbow) que utilizaron para defenderse de los ingleses en la batalla de Hastings, en el 1066 d.C. A partir de entonces los ingleses adoptaron el longbow como arma principal reconociendo que su modelo había quedado obsoleto. Muchas de las leyendas que se crearon entre los siglos XIII y XIV, como es el caso de Robin Hood, demuestran que el uso del longbow se había extendido por doquier.

Aunque el valor del arco como arma de guerra declinó después de la aparición de las armas de fuego en el siglo XVI, el reto y la diversión que supone disparar con arco garantizó su existencia.

Historia en el deporte

El rey Enrique VIII promovió el tiro con arco como deporte oficial en Inglaterra y encargó a Sir Christopher Morris, en 1537, la creación de una sociedad de arqueros, a la que se conocería como The Guild of St. George (La hermandad de San Jorge). En 1545 Roger Ascham publicó su libro Toxophilus, en el que se recoge el saber de la arquería de aquel entonces y gracias al cual los ingleses mantuvieron su interés puesto en este deporte. A partir de 1600 se crearon todo tipo de sociedades relacionadas con el tiro con arco.

Las competiciones y los torneos servían para medir la categoría de cada una de ellas y fueron el primer paso en la constitución del deporte del Tiro con Arco. El más importante de todos tuvo lugar en 1673, en Yorkshire, Inglaterra y fue el Ancient Scorton Silver Arrow Contest, que aún persiste en la actualidad. Con el paso del tiempo las mujeres también practicaron este deporte y la primera vez que una de ellas entró a formar parte de una sociedad de arqueros fue en 1787.

Algunas tribus indias en el continente americano hacían campeonatos de caza a lomos de un caballo, y otros practicaban este deporte en la selva. Cuando los europeos llevaron con ellos su conocimiento sobre el desarrollo y la construcción de los arcos, contribuyeron a que en Norteamérica se mantuviese el interés por esta arma. En 1828 se creó el primer club de arqueros en el nuevo continente, exactamente en la ciudad de Filadelfia, y se llamó United Bowmen. Luego en 1879 se creó la Asociación Nacional de Arqueros que fue la que se encargó de crear competiciones a nivel nacional. El entusiasmo creado desde aquel entonces hizo que en 1939 apareciese la Asociación Nacional de Tiro de Caza.

La primera vez que el tiro con arco apareció en unas Olimpiadas fue en París, en 1900, como homenaje al guerrero mítico Hércules, al que se consideraba el primer arquero de la Historia. En los Juegos Olímpicos de San Luis (1904) y los de Inglaterra (1908) se tomaron en serio esta modalidad, aunque luego cayó en el olvido. Tuvieron una representación fugaz en Bélgica (1920).

El problema existente con las primeras competiciones de tiro con arco era que no había unas reglas universales. Si el país encargado de realizar los Juegos Olímpicos tenía asociaciones de arqueros, entonces ese año sí que existía esta modalidad.

Por eso, cuando los Juegos Olímpicos recaían en algún país sin tradición arquera, en esos Juegos no se disputaría la prueba de tiro. Fue gracias a los polacos que en 1930 trabajaron duramente para crear un reglamento internacional. Como resultado surgió la Federación Internacional de Tiro con Arco, o FITA. Fue encargada de regular las reglas por las que se regían las competiciones internacionales, entre las que se incluían las Olimpiadas.

Gracias a este movimiento se consiguió aumentar el interés del público de todo el mundo por el tiro con arco y en 1972 reapareció definitivamente como modalidad olímpica.

Actualidad

El avance de la técnica también se ha notado en los diseños de estos instrumentos, ya que al disponer de nuevos materiales se consiguió aumentar la calidad del tiro y, por consiguiente, el interés del público. Pero dos hechos tuvieron un impacto muy importante. El primero corrió a cargo de Doug Easton (1946) cuando utilizó el aluminio para construir las flechas.

La uniformidad y ligereza de este material mejoró notablemente los resultados de los arqueros. El segundo tuvo lugar en 1966, cuando H.W. Allen inventó el arco compuesto. Este arco utiliza dos poleas decentradas (es decir, que no están sujetas al cuerpo del arco por su eje central) que van colocadas en los extremos del cuerpo, y gracias a las cuales se pude reducir la tensión de la apertura y el peso del arco. Estos arcos se han hecho muy populares tanto en la modalidad de tiro olímpico como en la caza.

Últimamente han aparecido nuevos materiales como el carbono que permite la construcción de flechas mucho más rápidas y ligeras, a la vez que más consistentes y flexibles y la aparición de accesorios intercambiables. Los arqueros hoy en día pueden disfrutar del tiro con arco gracias a todo este moderno equipamiento.

Tipos de Arcos

Un arco tradicional de una solo pieza de madera, se podría dividir en 3 partes: las palas y el mango o agarre. Cada pala en su extremo posee una muesca en donde se acomoda la cuerda y se le llama Tip.

  1. El arco longbow (arco largo de origen inglés, el típico de las películas y de Robin Hood). Este arco no es muy ancho, es más bien grueso y es más, es algo redondeado. El problema está, en que sólo algunas maderas son capaces de resistir la flexión y la compresión de las palas, sin que ocurra una ruptura. La ventaja es que utiliza menos madera, pero requiere un proceso especial y una madera que resista la flexión y la compresión a la vez (como lo es el Tejo o el Fresno).
  2. El Flatbow (Utilizado por los Siuox (Lakota), otros amerindios y algunos pueblos prehistóricos de Europa). La ventaja del flatbow (aunque se utiliza más madera) es que dura más y a la vez se puede utilizar casi cualquier madera. Pero requiere palas más anchas y menos gruesas: es equivaler el grosor y la anchura con el longbow, para obtener una potencia considerable. Al tener palas más anchas, distribuyen mejor la fuerza que ejerce el arco al estar tensado (al existir una superficie mayor), aunque el disparo es más lento, puesto que la energía recorre más superficie. Aunque al igual que el longbow, requiere un largo considerable, digamos unos 180 cms de alto, esto es por lo mismo: al ser más ancho y largo, distribuye mejor la fuerza que almacena y se reduce la probabilidad de ruptura.

Fuentes