Saltar a: navegación, buscar

Ascaridiasis

Ascaridiasis
Información sobre la plantilla
Ascaris lumbricoides hembra macho intestino.jpg
Concepto:Infección intestinal causada por un gusano redondo (áscaris); por lo general no presenta síntomas, o son vagos, como ligero malestar abdominal e inquietud

Ascaridiasis. Por lo general no presenta síntomas, o son vagos, como ligero malestar abdominal e inquietud. Parte del ciclo del helminto se realiza en los pulmones, pudiendo ocasionar tos e incluso neumonitis en los niños. A veces se vomitan los gusanos en los accesos de tos. La localización habitual es el intestino, pero con relativa frecuencia se pueden encontrar los áscaris en otros puntos, ocasionando complicaciones graves.

Causa

Un gusano redondo o nematodo llamado Ascaris lumbricoides.

Distribución

Esta infección se encuentra distribuida por todo el mundo, especialmente en los países cálidos y húmedos, donde la prevalencia supera el 50 por ciento de la población.

Significado

Es la infección parasitaria más frecuente, afectando a unos 1.000 millones de personas. Desde el punto de vista clínico no suele revestir trascendencia.

Transmisión

Los huevos del gusano son depositados en el suelo con las heces de los individuos infectados. Al ser utilizadas las heces voluntaria o involuntariamente como estiércol, o al entrar en contacto con aguas de regadío, contaminan las verduras. Estas son ingeridas sin garantías higiénicas, pasando los huevos al intestino humano, donde las larvas eclosionan y circulan primero por el hígado y los pulmones, y después alcanzan su destino final en el intestino, donde logran la madurez sexual y depositan los huevos en la luz intestinal; con esto se cierra el ciclo.

Riesgo

Los niños que juegan con tierra infectada, y los adultos al ingerir verduras contaminadas con huevos de áscaris.

Profilaxis

No ingerir verduras ni otras hortalizas sin garantías sanitarias, o tratarlas con desinfectantes.

Signos y síntomas

La ascaridiasis es una infección intestinal causada el gusano parasitario Ascaris lumbricoides. La ascaridiasis es la infección humana más común en el mundo causada por gusanos. Los gusanos machos adultos miden de 5,9 a 9,8 pulgadas (15 a 24,89 cm) y las hembras adultas miden de 9,8 a 13,8 pulgadas (25 a 35,05 cm). Los gusanos pueden crecer y llegar a ser tan gruesos como un lápiz y pueden vivir de uno a dos años.

La ascaridiasis no es una infección común. Tiene una prevalencia variable en todo el mundo, con una frecuencia mayor en áreas con condiciones sanitarias deficientes o en zonas afectadas por la superpoblación. La ascaridiasis se produce cuando se ingieren los huevos del gusano que se encuentran frecuentemente en la tierra y en las heces humanas. Los huevos se pueden transmitir a través de la comida contaminada, las bebidas o la tierra.

Aunque probablemente no se produzcan síntomas, cuando mayor es el número de gusanos que forman la infestación, más graves son los síntomas que padece el niño. Los niños tienen mayor probabilidad que los adultos de desarrollar síntomas gastrointestinales porque sus intestinos son más pequeños y corren mayor riesgo de desarrollar obstrucción intestinal. Los síntomas de una infestación leve incluyen:

  • Gusanos en las deposiciones
  • Tos con la que se expulsan gusanos
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Respiración sibilante

Las infestaciones más graves pueden provocar señales y síntomas más serios, que incluyen:

  • Vómitos
  • Falta de aire
  • distensión abdominal (hinchazón del abdomen)
  • intenso dolor estomacal o abdominal
  • Obstrucción intestinal
  • Obstrucción de las vías biliares (incluyendo el hígado y la vesícula biliar) Descripción:

La ascaridiasis se encuentra frecuentemente en países en vías de desarrollo donde las condiciones sanitarias son deficientes y o en áreas en las que las heces humanas se usan como fertilizantes. Cuando los huevos se ingieren y pasan al intestino, se convierten en larvas. Las larvas empiezan entonces a trasladarse por todo el cuerpo.

Una vez que atraviesan la pared intestinal, las larvas pasan del hígado a los pulmones a través del torrente sanguíneo. Durante esta etapa, pueden presentarse síntomas pulmonares como la tos (incluso se pueden toser gusanos). En los pulmones, las larvas pasan a los bronquios y suben hacia la garganta donde son deglutidos. Las larvas regresan luego al intestino delgado donde crecen, maduran, se reproducen y ponen huevos. Los gusanos alcanzan la madurez aproximadamente 2 meses después de haber ingerido un huevo de la tierra.

Los gusanos adultos viven y permanecen en el intestino delgado. Los gusanos hembra pueden producir hasta 240.000 huevos al día, que se eliminan por los excrementos y se incuban en la tierra durante semanas. Los niños son muy susceptibles a la ascaridiasis porque tienden a ponerse cosas en la boca, incluyendo tierra, y sus hábitos de limpieza son menos apropiados que los de los adultos.

La ascaridiasis es común en climas cálidos o tropicales, sobre todo en países en vías de desarrollo, donde puede afectar a grandes segmentos de la población. La ascaridiasis es infrecuente en los Estados Unidos, debido a las estrictas normas y reglamentaciones de higiene.

Duración

Generalmente, los síntomas desaparecen dentro de 1 semana de iniciado el tratamiento.

Contagio

La ascaridiasis no se contagia directamente de una persona a otra. Para que se infecte, un individuo tiene que consumir los huevos del gusano.

Prevención

La medida de protección más importante contra la ascaridiasis es el desecho seguro e higiénico de los desperdicios humanos, que pueden trasmitir los huevos. Las áreas del mundo que utilizan heces humanas como fertilizante deben cocinar muy bien todos sus alimentos y limpiarlos con una solución de yodo apropiada (particularmente las frutas y los vegetales).

Los niños adoptados procedentes de naciones en vías de desarrollo son sometidos a pruebas de detección de gusanos como medida de precaución. A los niños que viven en áreas subdesarrolladas se les puede recetar medicación preventiva. Se recomiendan las siguientes prácticas para todos los niños:

  • Intente en la medida de lo posible evitar que los niños se pongan cosas en la boca.
  • Enséñele a su hijo a lavarse las manos con frecuencia, especialmente después de usar el baño y antes de comer. Cuándo llamar al pediatra:
  • Si su hijo tiene alguno de los síntomas de la ascaridiasis, debería ponerse en contacto de inmediato con el pediatra. Su doctor necesitará muestras de heces que enviará a un laboratorio para determinar si contienen huevos y gusanos y confirmar el diagnóstico.

Si su hijo tiene ascaridiasis, debe llamar al médico si los síntomas no mejoran con el tratamiento o si, por el contrario, surgen nuevos síntomas.

Tratamiento profesional

El médico de su hijo generalmente recetará medicación antiparasitaria por vía oral: albendazol o mebendazol (lomper, sufil), para eliminar los gusanos intestinales. A veces las heces se volverán a analizar aproximadamente 3 semanas después del tratamiento para determinar si contienen huevos y gusanos. Muy rara vez puede ser necesaria la eliminación quirúrgica de los gusanos (particularmente en casos de obstrucción intestinal, obstrucción relacionada con el hígado, o infección abdominal). Si su hijo tiene ascaridiasis, deberá ser evaluado para determinar si tiene otros parásitos intestinales, como por ejemplo oxiuros.

Tratamiento en el hogar

Si su hijo tiene ascaridiasis, la medicación que sea recetada se administrará según las instrucciones que le haya dado el médico. Recomendamos seguir las siguientes precauciones para prevenir la reinfección.

Fuentes

  • Temas de Medicina General Integral, Tomo II Principales afecciones del individuo en los contextos familiar y social.

Enlaces externos

Enlaces externos

</div">