Saltar a: navegación, buscar

Ateísmo

(Redirigido desde «Ateo»)
Ateísmo
Información sobre la plantilla
Simbolo-ateismo.jpg
Concepto:Sistema de opiniones que rechaza las opiniones religiosas (creencia en dios, inmortalidad del alma, existencia de otro mundo, resurrección de los muertos, etc.) y la religión en su conjunto.
Ateísmo.(del griego aqeoç: sin Dios, que niega a Dios). Sistema de ideas que niega la fe en lo sobrenatural (espíritus, dioses, vida de ultratumba, etc.). El objeto del ateísmo es explicar las fuentes y causas del origen y existencia de la religión, criticar las creencias religiosas desde el punto de vista de la visión científica del mundo, aclarar el papel social de la religión, señalar de qué manera pueden superarse los prejuicios religiosos.

El Ateísmo constituye uno de los aspectos más importantes de la concepción materialista del mundo. Afirma una visión científica de la naturaleza y la sociedad y libera al hombre de errores y prejuicios.

Origen

El ateísmo surgió en los tiempos más antiguos sobre la base del desarrollo de las relaciones socio-económicas y clasista, los éxitos de las ciencias y de la filosofía materialista. Como regla expresaba, los intereses de las fuerzas sociales y las ideologías religiosas que siempre los glorificaban. La amplitud y el contenido del concepto ateísmo se ha ido modificando con los cambios de épocas. En cada época histórica, el ateísmo ha reflejado el nivel de conocimientos alcanzados y los intereses de las clases que lo utilizan como arma ideológica.

Base filosófica

  • Su base filosófica es el materialismo.
  • Rechaza todo lo que esté fuera del constexto científico.
  • La forma superior y consecuente hasta el fin del ateísmo es el Ateísmo Marxista.
El contenido positivo y las insuficiencias de tal o cual forma de ateísmo se hallan condicionados por las circunstancias económico-sociales concretas de cada período determinado, por el grado de desarrollo de la ciencia y de la filosofía materialista.

Criterios de algunos filósofos

La primera forma de ateísmo fue el de la antigua sociedad esclavista. Alcanzó su mayor desarrollo en Roma y en Grecia. Los filósofos materialistas griegos Tales, Anaxímenes, Anaximandro, Parménides y Heráclito consideraban que el fundamento del mundo lo constituye un principio material, que el mundo es infinito, no creado por ninguno de los dioses, pues no necesita de creador alguno. Heráclito rechazó las concepciones religiosas. Sobre la inmutabilidad del mundo y Jenofánes, la idea divina de la creación. Subrayaba que no fue dios quien creó al hombre, sino que el hombre creó a dios a su imagen y semejanza.
El ateísmo antiguo alcanzó su máximo florecimiento en las doctrinas de Demócrito, Epicuro y Lucrecio. Demócrito y Epicuro partían de las concepciones atomísticas y consideraban que en el mundo no hay nada más que átomos y vacío. El movimiento de los átomos es provocado por causas naturales y se realiza sin ninguna intervención divina. Negaban la inmortalidad del alma. Demócrito veía la causa del surgimiento de la religión en el miedo de los hombres ante los fenómenos celestes: los rayos y truenos, los eclipses, etc. Epicuro consideraba que la causa fundamental de la manifestación de creencias en dios es el miedo a la muerte. Las tradiciones ateístas de los materialistas de los griegos recibieron mayor ulterior desarrollo en el poema de Lucrecio ¨ De la naturaleza de las cosas. En esta obra se defendía la existencia objetiva del mundo material. El ateísmo antiguo constituye un grandioso aporte a la historia del pensamiento social. A pesar de la ingenuidad, las limitaciones, las limitaciones y la inconsecuencia del mismo, ejerció gran influencia sobre el ulterior desarrollo de las ideas ateístas.

El ateísmo a través del los tiempos

En el período del medioevo feudal, la religión se convirtió en la forma dominante de la ideología. El dogma eclesiástico, según palabras de Engels, constituía el punto de partida y el fundamento de todo pensamiento. La Iglesia utilizaba cualesquiera medios para la lucha contra el ateísmo y el libre pensamiento, pero no estaba en sus fuerzas detener el desarrollo del pensamiento científico. Las posiciones de la religión y la Iglesia se vieron sofocadas por los movimientos anticlericales y heréticos. El nacimiento y desarrollo del modo capitalista de producción y la lucha de las masas populares y la burguesía contra el feudalismo se vieron acompañadas por manifestaciones contra la ideología feudal.
Los teólogos de la burguesía en ascenso convierten en centro de sus doctrinas la liberación del individuo de la dictadura espiritual de la Iglesia. El humanista italiano Pietro Pomponazzi (1462-1524) proclamó que la teología era un medio para engañar a los hombres simples y puso en duda los dogmas cristianos sobre la inmortalidad del alma y las recompensas en el ¨ más allá ¨. El relevante pensador Giordano Bruno (1548- 1600) mostró la inutilidad de la creencia en la trinidad de dios, en los misterios cristianos y en las 2 naturalezas de Cristo. En el siglo XVII, la crítica de la ideología cristiana se elevó un nuevo peldaño con las doctrinas materialistas de Hobbes, Locke, Spinoza y A. Beyle. La cumbre del ateísmo y el materialismo de Feuerbach.

Los materialistas franceses revelaron el papel reaccionario de la iglesia y el clero en la lucha contra la ciencia, la educación y el movimiento liberador. Su crítica de la religión continúa teniendo validez en la actualidad. V. I.Lenin recomendó la propaganda ateísta ágil, viva y talentosa de los materialistas franceses.

Un ulterior paso adelante en el desarrollo del ateísmo burgués se debe al filósofo alemán Ludwig Feuerbach. Descubrió el fundamento terrenal de las creencias religiosas, surgidas como resultado e la enajenación de las cualidades humanas y su traslado al otro mundo. El sentimiento de dependencia del hombre respecto a la naturaleza era considerado por él como causa de la bifurcación del mundo y el surgimiento de la religión como auto-conciencia inconsciente. Sobre las bases de un inmenso material fáctico, Feuerbach señaló las condiciones históricas del surgimiento de la religión, lo contradictorio de las demostraciones teológicas de la existencia de dios y del carácter divino de la religión.
En el ateísmo pre-marxista ocupa un lugar especial el de los demócratas rusos, Belinski, Herzen, Chernichevski, Dobroliubov y Pisarev. Los demócratas revolucionarios revelan convincente y brillantemente el papel reaccionario de la religión en la sociedad, la esencia del fideísmo y defendieron la idea de liberar a las masas populares de la religión. A pesar de sus innegables méritos el ateísmo pre-marxista no pudo mostrar lo fundamental: las causas sociales del nacimiento de la religión. Por ello proponía medios utópicos para superar las creencias religiosas. El ateísmo pre-marxista era ilustrado. Al considerar la religión como un resultado de la ignorancia y el engaño consideraba liberarse del equívoco por medio de la difusión de la cultura y la educación. Algunos ateístas pre-marxistas proponían sustituir la vieja religión por la religión de las relaciones humanas.

Enlace externo

Fuentes